WTF: Ladrones británicos ubican iglesias con Google Earth para robarles el plomo del techo

WTF: Ladrones británicos ubican iglesias con Google Earth para robarles el plomo del techo

En las imágenes de Google Earth, los techos de plomo son más oscuros que el resto, por lo que es fácil distinguirlos.

Ingeniosos. Ése podría ser el calificativo que le demos a los ladrones de plomo en Gran Bretaña, que valiéndose de las nuevas tecnologías han refinado la selección de sus “víctimas”.

Resulta que los ladrones británicos, los especializados en robar y revender el plomo, han descubierto en Google Earth un cómplice perfecto: Ubican iglesias que tengan techos de este material, van y les roban el plomo y salen con su jugoso botín para revenderlo en el mercado de metales. ¿Práctico no?

¿Cómo distinguen los techos de plomo? Por su color: En las imágenes de Google Earth, los techos de plomo son más oscuros que el resto, por lo que es fácil distinguirlos.

En los últimos tres años unas 8 mil iglesias británicas han reclamado a sus seguros por robo de plomo, por un valor que llega a los 23 millones de libras (unos 36 millones de dólares).

Para los ladrones esta metodología ha resultado un verdadero negocio redondo: Roban. Las iglesias denuncian ante el seguro. El seguro paga el robo. La Iglesia reconstruye el techo. Los ladrones vuelven a detectarla en Google Earth y van y la roban de nuevo.

La información fue suministrada por el comisario patrimonial de la Iglesia Tony Baldry, quién tiene la situación muy clara:

Este es un crimen que hay que tomarse seriamente. Noche tras noche, se está robando plomo de los techos de las iglesias y los ladrones ahora usan Google Earth para identificar sus objetivos”, declaró.

Baldry explica, además, el porqué del aumento de los robos de plomo: Los temores por las deudas de los países de la zona euro ha contribuido a que los inversores abandonen los activos en papel y elijan los metales básicos y preciosos. Esto aumenta el precio del plomo, y en consecuencia aumentan los robos a infraestructuras con techos de este metal, que en Gran Bretaña son en su mayor parte, las iglesias.

El plomo actualmente se puede vender a 2.400 dólares por tonelada métrica en el mercado (unos 1.800 euros).

La petición de Baldry es clara: Quiere que la policía y a las autoridades locales controlen los depósitos de chatarra y los registros… Al menos no pidió a Google Earth que “maquille” las fotografías de su servicio para evitar la detección por parte de los delincuentes.

Yo les recomendaría a las iglesias británicas que le pidan a Google “aclarar” el tono de los techos de plomo en las imágenes de su servicio Earth, para que al menos a los ladrones se les haga más difícil la detección de estas infraestructuras en los mapas… ¿Creen que sea útil?

Link: Ladrones buscan iglesias británicas con Google Earth para robar plomo (PortalTic)