Un trineo de Porsche puede ser exquisito, pero nunca barato...

Un trineo de Porsche puede ser exquisito, pero nunca barato...

Al verlo, uno se preguntaría: “¿Por qué volver a tirarte en la nieve con el roñoso trineo de madera si puedes hacerlo con el nuevo modelo de Porsche Design de aluminio?” Fácil, porque como buen vehículo del fabricante alemán, cuesta un dineral y me parece que en el rubro del descenso de la nieve sobre un carrito no se aplica esa idea de que no es lo mismo manejar un Ferrari que una Citroneta…

Hace un par de años Porsche ya se había aventurado con un modelo para niños, pero éste “para el papá” es más técnico y veloz, con sus agarraderas, su asiento cóncavo y la leve inclinación de sus patines que aumenta su manejabilidad. Por ello es que tiene el módico valor de US$225.

Por ese precio, esperaría que al menos volara…

Link: Porsche Design goes downhill on another sled (Autoblog)