The Undergarden [NB Labs]

The Undergarden [NB Labs]

Un jardín submarino bastante particular

Vitamin G es una división de Artech Studios que se dedica al desarrollo de juegos basados en ideas más experimentales, que por su naturaleza algo alejada de los estereotipos muchas veces tienen poca cabida en otros estudios. Dicho lo anterior, The Undergarden es el nuevo juego de Vitamin G que llegó a Xbox Live y PC (proximamente a Playstation Network) y que tiene algunas características muy particulares que, sin ser rompedoras, si refrescan un poco la oferta de los juegos del estilo.

The Undergarden es un juego que mezcla un poco de puzzles, un poco de exploración, y muchos colores. Situado en un ambiente submarino, hay que controlar a un personaje algo extraño y recorrer los niveles de principio a fin, pasando por algunas pequeñas trampas, y lo más importante: floreciendo todo a nuestro alrededor.

Las mecánicas de juego son bien simples: con el polen que se extrae de unas pequeñas fuentes vamos reverdeciendo las flores, y haciendo crecer frutos u otros elementos que sirven para ir resolviendo los puzzles, que casi siempre se reducen a ir desbloqueando el paso para seguir avanzando. Además, hay unos músicos por aquí y por allá que aparte de colaborar sonoramente al ambiente del juego, en ocasiones ayudan a pasar algunos obstáculos. El mundo en general tiene tonos muy opacos, pero todo se va iluminando y floreciendo al recorrer los niveles y simplemente pasar por donde haya cualquier leve rastro de vida floral.

En total, el jardín submarino consta de 14 niveles que hay que recorrer en un orden preestablecido. Hay una curva de dificultad que no es demasiado marcada ni mucho menos, sino que al contrario: no parece ser que a medida que se desbloquean nuevos niveles, estos sean particularmente más difíciles que los anteriores. Los puzzles tampoco son extremadamente complejos, y de hecho su resolución es siempre relativamente simple, al punto de que es muy difícil quedarse atascado en algún lugar en particular.

Audiovisualmente hay varias cosas que destacar, si bien es el conjunto el que brilla. Las animaciones y el movimiento en general de todos los seres animales y vegetales destaca por su suavidad, y la música que adorna los niveles está a un alto nivel (con un estilo que recuerda mucho a algunas fases acuáticas de Donkey Kong Country 3). Quizás lo único que empaña al conjunto es que algunas transiciones de la cámara son demasiado bruscos y no siempre ofrecen la mejor perspectiva, pero fuera de eso, The Undergarden destaca por lo que se ve y por lo que se escucha.

Dada su complejidad, recorrer The Undergarden es casi como salir a dar un paseo, antes que cualquier otra cosa. No de forma despectiva, sino que sirve el término para ejemplificar lo que significa la experiencia de juego a grandes rasgos. Aquí se trata de observar, y disfrutar, incluso hasta descansar si se quiere; y es que la atmósfera es tan calma, que parece como si la intención de los creadores fuera precisamente esa. The Undergarden podría jugarse hasta por inercia (y por dos jugadores en modo cooperativo), y no por eso pierde su encanto ni mucho menos su intención: avanzar por los niveles es básicamente florecer todo lo posible. En cualquier caso, para los jugadores más competitivos hay recompensa en forma de logros, ya sea por recorrer ciertos niveles en una cantidad de minutos, obtener todos los diamantes secretos, y hasta crecer todas las plantas de todo el juego.

Para cerrar, The Undergarden es difícil de valorar de la forma típica: bueno o malo, excelente o mediocre. Principalmente, porque su propuesta desde el inicio parece buscar otra cosa, lejos de los estándares aplicables incluso hasta en los juegos donde la palabra indie brota por los poros. The Undergarden es una experiencia diferente, quizás sin mucha ambición en lo jugable, pero que gracias a su cuidado estilo audiovisual y sus mecánicas sencillas y relajadas lo hacen apropiado para quienes admiren los juegos como expresiones artísticas, más cercanas a lo segundo que a lo primero.

Disponible en XBLA por 800 MSP, y en PC por USD $9.99.

Lo imperdible:

  • El apartado audiovisual
  • Recorrer los niveles y ver como todo va floreciendo al paso
  • Su propuesta escapa a convencionalismos y ofrece una aventura muy relajada

Lo impresentable:

  • Los puzzles no son muy complejos
Bueno
…recorrer The Undergarden es casi como salir a dar un paseo.”