Maldita autocorrección

Maldita autocorrección

Los correctores automáticos del teléfono a veces ayudan, y a veces son una pesadilla que no nos deja decir lo que queremos. Así, ocurren muchos malentendidos y situaciones graciosas debido a esta función especial cuando chateamos o mandamos mensajes de texto desde nuestro teléfono móvil.

No he probado muchas opciones, pero mis experiencias más odiosas al respecto me ocurrieron con el iPhone. Ahora, hay un sitio en español dedicado a recolectar estos chascarros. Se trata de Nomecorrijas.com, que nace en respuesta a Damn You Auto Correct! un sitio con la misma idea pero en inglés.

Si quieres reírte un rato, puedes darte una vuelta por ahí para leer las desgracias que aparecen por culpa del corrector automático. ¿Te ha pasado algo parecido?

Link: No Me Corrijas (Gracias Marco!)