Jugando World of Warcraft con Kinect

No es ni el primer hack de Kinect y de seguro no va a ser el último; aún así, el crossover logrado por la gente del USC Institute for Creative Technologies es cuanto menos interesante en su concepto: jugar World of Warcraft usando un Kinect.

¿Cómo? No es tan complejo realmente, y su funcionamiento se basa en relacionar movimientos del cuerpo con combinaciones de diferentes teclas para realizar las diferentes acciones exigidas en un juego de reflejos rápidos como World of Warcraft. Según la gente del instituto, aunque los “comandos” por ahora son muy simples, sí pueden llegar a ser muy divertidos. Y en el futuro esperan poder implementar más gestos que se traduzcan en mecánicas de juego mucho más complejas.

El software para lograr esta maravilla recibe el nombre de FAAST (Flexible Action and Articulated Skeleton Toolkit), y es totalmente gratuito, por si alguien ya quiere bajarlo y echar a andar su imaginación. Y como estos días ando reflexivo, me permito la licencia de dejar una perla de sabiduría reflexión nueva: que Microsoft se centre en Kinect y sus juegos flash todo lo que quiera. Al final, el jugo al periférico van a terminar sacándoselo otros. He dicho.

Link: Ahora se puede jugar World of Warcraft con Kinect (FayerWayer)