[metroimage ids=”38-168855,38-168856,38-168857,38-168859,38-168860,38-168861,38-168862,38-168864,38-168865,38-168866,38-168868,38-168870,38-168871,38-168872,38-168874,38-168875,38-168876,38-168877,38-168879,38-168880,38-168882,38-168883,38-168884,38-168885″ imagesize=”large”]

HP Pavilion dm1 [FW Labs]

Un equipo para aquellos que buscan portabilidad y rendimiento aceptable.

Con todo el boom de las netbooks hace unos años por fin cobró importancia el tema del precio y la portabilidad. Durante mucho soportamos dolores de hombro o cuentas de banco con pocos ceros debido a que invertíamos demasiado en una portátil que a final de cuentas ofrecía más de lo que necesitamos.

El problema con las netbooks es que las especificaciones no daban el ancho como para satisfacer nuestro instinto de entretenimiento. De ahí que muchas compañías – como HP – ofrecieran mini-notebooks a precios razonables y con buen rendimiento, ideales para entretenernos mientras estamos en esa aburrida clase de álgebra lineal o en algún café de la ciudad esperando a nuestro cliente.

La Pavilion dm1 es un equipo para aquellos que buscan portabilidad y rendimiento aceptable. Lo hemos puesto a prueba durante unos días realizando tareas básicas como navegación web, productividad con e-mail y Office, así como entretenimiento viendo series, videos en Full HD e incluso jugando una que otra partida de StarCraft II.

El diseño

La dm1 es pequeña, mide 20.4 cm x 28.9 cm x 1.98 cm y cuenta con una pantalla de 11.6” de acabado brillante que refleja todo lo que se le ponga enfrente. La carcasa es color champagne con una cobertura semi-brillante que afortunadamente no es imán de huellas. A los lados tenemos puertos USB 2.0 (3), HDMI, VGA, ethernet, ranura para tarjetas de memoria (SD, MS/Pro, MMC) y conector único para micrófono y bocinas/auriculares.

En el borde frontal encontramos un par de bocinas Altec Lansing ubicadas justo abajo del touchpad. Si gustas de fastidiar al prójimo con tu librería de salsa o merengue, conseguirás uno que otro enemigo ya que el sonido es tan fuerte y claro que se escucha bien en una sala de 6 x 4 m.

Al ser un modelo de 11 pulgadas, la atención se va al teclado y el touchpad. En este apartado la dm1 cumple a medias ya que si bien el teclado es cómodo y tiene una ligera curvatura en cada tecla para evitar que te equivoques, el touchpad es tan pequeño y los botones tan duros que tendrás que hacerte de un mouse para no perder la paciencia.

Como plus, el touchpad incluye soporte para gestos (scroll, pinch/zoom y rotar), lamentablemente no se aprovechan como deberían por lo pequeño que es.

La experiencia inicial

HP decidió incluir en la dm1 la tecnología instant-on por medio de QuickWeb, una suite de aplicaciones a las que se accede justo después de prender el notebook. Bastan 3 segundos para visualizar el dashboard y comenzar a mandar mails, conectarse al messenger, Skype o reproducir tu música favorita.

Quick Web sirve como apoyo para tareas rápidas, no esperen un rendimiento excepcional a la hora de ver contenido HD o sitios “pesados” en flash.

HP decidió cambiar el Celeron por la tecnología Nile de AMD en estas portátile; el resultado es un mejor rendimiento en la parte multimedia y batería. La dm1 cuenta con procesador AMD Turion II Neo K6525 de doble núcleo a 1.5GHz, chip de video ATI Mobility Radeon HD4225, 5GB de RAM y disco duro de 500 GB. Todo funcionando bajo Windows 7 Home Premium

Con estas especificaciones uno pensaría en que no hay problema para realizar las funciones habituales de tareas, bloggeo, navegación web y reproducción multimedia. En realidad trabajamos sin apuros durante una semana, con varios documentos de Office 2007 abiertos, iTunes reproduciendo nuestra biblioteca musical, MSN messenger (eeew) y un Firefox con 6 o 7 pestañas abiertas.

Contenido HD y juegos

En YouTube reproducimos videos a 720p de manera fluida, sin embargo al hacer el cambio a 1080p la experiencia se jodió por culpa de las ralentizaciones. Curiosamente esto no ocurrió al conectar el cable HDMI a una pantalla externa y reproducir un trailer Full HD. Si no eres muy exigente en este apartado, reproducir a 720p va perfecto en la pantalla de 1366 x 768.

Siguiendo con el entretenimiento, instalamos StarCraft II, Left 4 Dead 2, Torchlight y algunos juegos que nos encontramos de oferta en Steam. A nivel casual no encontramos problemas ya que corre juegos indie y Torchlight a buen nivel de detalle. Left 4 Dead 2 y aquellos que utilizan el motor Source (HL2, Team Fortress 2, etc) pueden reproducirse a detalle medio y deshabilitando algunas opciones para no sacrificar la experiencia de juego.

El problema viene con StarCraft II y el resto de monstruos de generación actual, ya que aún en detalle bajo la experiencia no es óptima. Claramente la dm1 no está hecha para jugar a este nivel, así que lo mejor será quedarse en el plano casual para matar las horas entre clase y clase.

La Pavilion dm1 incluye batería de 6 celdas con la cual podrás navegar por más 4 horas al nivel de brillo más bajo. Seamos realistas, casi nadie trabaja con estas especificaciones así que la pusimos a prueba con Wi-Fi y brillo aceptable mientras reproducíamos el Ballbreaker de AC/DC. El resultado fueron 3.5 horas.

Para películas y con Wi-Fi deshabilitado, tendrás unas 3 horas máximo antes de que necesites conectarla a la corriente eléctrica. Nos bastó para ver porno, The Social Network y un capítulo de The Walking Dead.

Conclusión

La Pavilion dm1 es una buena inversión si buscas un equipo para llevar a todos lados. El tamaño y peso no sacrifican el rendimiento, ya que podrás realizar las tareas más elementales o reproducir contenido HD (720p) sin problemas. La función de QuickWeb le da valor agregado y después de unos días te darás cuenta que ganas minutos valiosos si solo necesitas mandar un mail o checar si tu vecina ya se conectó al Skype.

Tal vez no puedas reproducir juegos de última generación, pero es el precio a pagar por no sufrir dolores de hombro a largo plazo. Otro detalle es que no incluye unidad óptica, si quieres hacerte de una tendrás que comprarla por separado.

HP ofrece tres modelos de Pavilion dm1 en Latinoamérica: dm1-2140la, dm1-2160la y dm1-2170la; los tres están disponibles en México, mientras que Argentina, Centroamérica, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela solo podrán acceder al modelo 2160la. La diferencia radica principalmente en las opciones de procesador Athlon II Neo y que el modelo 2170 incluye una unidad de DVD-RW externa.

Lo imperdible:

  • Su tamaño y peso la hacen ideal para llevar a todos lados
  • Rendimiento aceptable para tareas de oficina y navegación
  • QuickWeb nos ahorrará minutos valiosos si solo deseamos acceder a la web o mandar un mail
  • El teclado es bastante cómodo

Lo impresentable

  • El touchpad es pequeño y los botones demasiado duros
  • La pantalla refleja mucho si la pones al sol u otra fuente de luz
  • No incluye unidad óptica en el chasis (puede pesar para algunos)