Ex-empleado de Goldman Sachs arriesga 15 años de cárcel por robo informático

Ex-empleado de Goldman Sachs arriesga 15 años de cárcel por robo informático

por

Oficinas Centrales de Goldman Sachs

Hace más de un año les contamos sobre las High-frequency trading (HFT), programas utilizados por grandes compañías financieras que transan en las más importantes bolsas a nivel mundial. Fue precisamente una de estas compañías, Goldman Sachs (GS) la que sacó a la luz el tema en ese tiempo, luego de que acusaran a un ex-empleado de haber sacado copias de dichos programas desde los sistemas computaciones de la entidad.

Los programas de HFT utilizan complejas fórmulas algorítmicas para realizar una gran cantidad  de transacciones de compra y/o venta de acciones en cosa de milisegundos y que, por lo tanto, persiguen generar importantes ganancias a las compañías que los utilizan (de ahí su elevado precio y el secretismo que los rodea).

Volviendo al caso de GS la investigación en torno al robo del parte del código fuente utilizado por la compañía finalizó declarando como culpable de robo de secretos comerciales a Sergey Aleynikov (40 años), quien deberá permanececer bajo arresto domiciliario y con vigilancia electrónica hasta que se emita su sentencia en marzo del próximo año (arriesga pasar los próximos 15 años detrás del las rejas).

La historia detrás del caso de Aleynikov se remonta al año 1998, cuando evaluó abandonar GS luego de recibir una oferta de trabajo de recibió una oferta de trabajo de USB AG. Sólo una contraoferta de US$ 400.000 al año lo mantuvo trabajando en GS, convirtiéndolo en uno de los programadores mejor pagados de la entidad.

Claro que un año más tarde el inquieto Aleynikov volvió a recibir una oferta de trabajo de la compañía Teza Technologies, con quienes negoció un paquete de remuneraciones con un salario anual base de US$ 300.000, una bonificación garantizada de US$ 700.000 y una participación en las ganancias de US$ 150.000.

Acordado el cambio de empleador Aleynikov ideó un complejo sistema que le permitiera saltarse los procedimientos de seguridad de GS, diseñando un programa para descargar miles de archivos sin ser detectado. Durante su último día de trabajo en GS (5 de junio de 2009), Aleynikov se preocupó de eliminar cualquier rastro de sus actividades y luego se fue a celebrar con sus compañeros su partida.

Sólo a fines de ese mismo mes en GS se percataron de las actividades realizadas por Aleynikov, iniciándose una investigación en los sistemas de la compañía que concluyo en la presentación de una denuncia formal ante las autoridades federales.

Aleynikov fue arrestado el 3 de julio de 2009, luego de regresar de una reunión con su nuevo empleados (Teza) en Chicago. En ese momento llevaba en su computador portátil y en una memoria portátil parte del código fuente sustraído de GS.

En su primera declaración ante los agentes Aleynikov señaló que su idea era sólo copiar partes del código de fuente abierta de GS y que, al parecer, durante ese proceso también se copió código fuente patentado sin que se diera cuenta.

Claro que la investigación determinó que Aleynikov le había realizado unos cambios cosméticos al código fuente robado, con la finalidad de incorporarlo a un nuevo sistema que sería implementado en Teza. Claro que a esta compañía le abría ocultado su ilícito origen haciéndolo pasar como de su propia cosecha.

Desde Teza han salido a defenderse señalando que ellos nunca le ha pedido a ninguno de sus empleados que utilicen código perteneciente a otra empresa, lo que al parecer ha quedado demostrado durante la investigación.

Link: Goldman Sachs code thief faces 15 years (IT News)