España: Ministra Sinde cree que los Estados Unidos no pueden estar contentos con el fracaso de su ley

España: Ministra Sinde cree que los Estados Unidos no pueden estar contentos con el fracaso de su ley

La ministra negó sin embargo que hubiese presiones extranjeras para aprobar la ley.

(cc) Arguez

Hay que valorar de la ministra de Cultura española, Ángeles González-Sinde, el hecho de que no se esconda, tras el batacazo que su ya celebre disposición final segunda a la Ley de Economía Sostenible (LES) recibió en el Congreso. Ahora todas sus esperanzas de aprobarla están depositadas en el Senado. No lo tendrá nada fácil, pero en una entrevista realizada en plena Nochebuena, la ministra afirmó que aún confía en ello.

Para ello, está dispuesta a aceptar cambios, aunque con matices:  “no puede quedar desnaturalizada. El plazo del tiempo es, por ejemplo, importante, porque es una vulneración masiva que no atiende a fronteras. Los periodos de tiempo son muy cortos en el lanzamiento de un disco, una película o un libro electrónico… No puede dilatarse durante años.”

A pesar de ello, si finalmente la ley que con tanto ahínco está promoviendo no se aprobará, no dimitiría ya que “que no se apruebe la ley no tiene que ver con mi gestión, tiene que ver con el equilibrio y el proceso parlamentario. Si dimitiese, significaría que no creo en el proceso democrático”. Una curiosa manera de valorar su ejercicio político.

Sobre las webs de descargas señaló también que (además de no haberlas visitado nunca), practican la “economía sumergida”, ya que no tributan ni cotizan a la seguridad social, algo especialmente sangrante para el Estado en un situación de crisis económica como la actual. Curiosamente, a través del servicio de mailing de algunas de esas páginas estamos empezando a recibir anuncios de bancos, así que… ¿Financian los bancos españoles de manera ilegal a estas webs? ¿Ayudan a violar los derechos de autor?  También criticó que los ataques de los grupos de ciberactivistas a las páginas institucionales como la del Ministerio de Cultura afectaban en realidad más a los ciudadanos, ya que no podían beneficiarse de sus contenidos, como la convocatoria de becas, etc…

Desafortunadamente la ministra no se refirió durante la entrevista a algunos de los aspectos que justifican en numerosos sectores su rechazo a la ley, tal y como los precios de ir al cine, leer libros o comprar CDs, claramente muy por encima de su valor neto o la falta de equidad en el trato judicial que recibirían los demandados por la “ley Sinde”. Si lo hizo sin embargo sobre el canon digital, ese que impuesto te obliga a pagar “por si haces un uso ilegal” de tus soportes de grabación y cuya fraudulenta violación del principio básico de presunción de inocencia tumbó una sentencia de la Unión Europea. Sobre esto se limitó a un escueto “lo antes posible”, para referirse al plazo de acatamiento. Apuesto a que España terminará siendo condenada de nuevo por su tardanza en hacerla efectiva. Tiempo al tiempo.

Para concluir, aparte de asegurar que se siente respaldada por todo el gobierno, también quiso pasar de puntillas sobre las filtraciones que aseguraban que la administración estadounidense había presionado para aprobar leyes como la suya. Sinde lo negó, a pesar de reconocer que se reunió en diferentes ocasiones con la Embajada norteamericana y que compartían su preocupación por los derechos de autor, asegurando que tampoco ellos estarán “muy contentos” por el fracaso de la aprobación de la ley.

Link: “Confío en que habrá una “ley Sinde” (El País)