El Taxi Loco tiene más de 10 años... y vuelve vía XBLA y PSN

Los buenos tiempos de la querida Dreamcast: tardes de Virtua Tennis, entretención con Marvel vs. Capcom 2 y vértigo con el buen Crazy Taxi. Cuando supe que Sega tenía en carpeta su adaptación para PSN/XBLA me dije ‘esto es compra segura’ y ahora, una vez descargado debo expresar mi juicio ¿Vale la pena o la magia se perdió?.

Para quienes no lo conocen, Crazy Taxi es un juego en el que debemos recoger y llevar pasajeros a su destino, tal y como fuese lo más importante del mundo (al diablo el tránsito, las reglas, los caminos o los demás): hay que llegar donde nos piden lo más rápido posible.

Los clientes están marcados por un símbolo $ y el color de dicho símbolo nos dice qué tan lejos están de su destino -rojo: muy cerca hasta verde: muy lejos-. Mientras más veloces y arriesgados seamos, más dinero y tiempo extra nos concederán para seguir jugando… un juego arcade por todos lados.

Este modo se puede jugar de forma arcade en 2 ciudades distintas (Arcade y Original) en modo libre o con tiempo tope de 3, 5 o 10 minutos. Además podemos encontrar Crazy Box, un modo de desafío donde hay que cumplir misiones de variado tipo (salto largo, bowling, reventar globos, etc.) para otorgarle al juego una mayor variedad.

El juego lucía sencillamente espectacular en Dreamcast -apareció a comienzos del año 2000- y fue ‘retocado’ para ser compatible con las TV widescreen. Digo ‘retocado’ porque se siente algo forzado, como de efecto chicle; es más un detalle que una adición visual y -a pesar de no tener grandes mejoras- se ve ‘bien’, pero sólo a grandes rasgos. Las gráficas y el trabajo de la figura humana siguen denostando cuerpos hechos por bloques que -para los estándares de hoy- lucen bastante cuadrados. Se nota que hay un buen maquillaje para que se vea a 720p, pero nuestros ojos y memoria nos dirán que es el mismo juego que vimos hace más de una década.

Los controles siguen la línea visual: se sienten tal como antes: responden bien aunque a veces parecen no querer hacernos caso a la primera, son precisos y ayudan a quienes se aprenden -y saben utilizar- las mañas y movimientos especiales. De hecho, el control de 360 tiene un fuerte aire al control de Dreamcast, logrando un deja-vu bastante marcado.

Finalmente el audio… y es aquí donde lo bueno comienza a perder peso. Uno de los puntos más fuertes de Crazy Taxi era su radiante personalidad la cual dependía bastante de su poderosa banda sonora. Por cuestiones de derechos y cosas legales, esta versión no sabe nada de The Offspring o Bad Religion y, en su lugar, colocaron un montón de grupos que suenan genéricos y que -sin importar si son buenos o malos- viven a la sombra de las canciones originales. Creo que aguante 5 minutos y apagué la música, le hice rip a mis viejos cds y puse las canciones de Crazy Taxi… el juego pierde mucho sin ellas.

Los sonidos quedaron raros: jugué el juego en Dreamcast hasta que me hice chango y no recuerdo que sonaran así. Ruidos con volumen desequilibrado (algunos suenan con mucho volumen y otros con poco) y el sonido del taxímetro al hacer acrobacias suena bastante downsampleado (de hecho parece que le bajaron la calidad al audio).

Crazy Taxi es un juego que tiene problemas: arrastra problemas de la versión original al ser muy fiel a ella (pop-up a lo lejos, gráficos a ratos muy cuadrados) tanto que se siente más un port pasado a widescreen a la mala. Además perdió sus canciones originales e incluso la licencia de tiendas que figuraban en la versión original (KFC, Levi’s, etc.) y su estilo de juego puede ser muy arcade para los jugadores que recién lo conocen.  A pesar de todo eso, Crazy Taxi mantiene parte de su escencia: velocidad, vértigo, un contagioso sentido de urgencia y los más fans se entretendrán como monkeys nuevamente.

Finalmente veo 2 posibilidades: quienes no jugaron Crazy Taxi en los viejos tiempos verán un juego muy arcade, de gráficos anticuados y con una nula integración del online; un juego que quizás es muy caro y repetitivo. Por otro lado, quienes disfrutaron el juego en generaciones pasadas y quieran volver a competir para ver quien logra más dinero en el mundo, para aquellos que no tienen problema en apagar la música que el juego trae y poner de fondo la que corresponde; el juego que jugaron sigue ahí… este juego (y la nota final de este lab) es para ellos. Tiene problemas -más de los que tenía-, lo técnico le juega en contra y se nota el paso de los años, pero parte de su corazón sigue intacto.

Crazy Taxi fue lanzado recientemente para Xbox Live Arcade y PlayStation Network a 800msp/$10usd.

Lo imperdible

  • Velocidad, vértigo y un modo de juego a la antigua
  • Un juego revivido para los viudos de la Dreamcast
  • Un ejemplo de que aún queda parte de la magia de la última consola de Sega

Lo impresentable

  • Pudieron haber retocado las gráficas
  • Parece más un port a la mala que una adaptación HD
  • ¡Esas canciones nuevas! …
Bueno
A pesar de todo, Crazy Taxi mantiene parte de su escencia: velocidad, vértigo y un contagioso sentido de urgencia…”