Copias de WikiLeaks se multiplican por internet

Copias de WikiLeaks se multiplican por internet

El sitio de filtraciones enfrenta ahora como desafío el no irse a la quiebra.

(cc) Olly Wright

Mucha gente parece estar tratando de hacer caer a WikiLeaks, pero aunque Julian Assange y su pandilla se vayan presos, el contenido del sitio no desaparecerá, gracias a múltiples copias que han aparecido por internet.

Más de 500 servidores espejo (mirrors) están alojando los polémicos contenidos para intentar evitar que los documentos se pierdan. Pese a ello, la caída de WikiLeaks podría ser causada por otro motivo: el dinero.

WikiLeaks ha estado saltando de servidor en servidor en las últimas semanas debido a múltiples ataques de denegación de servicio (DDoS) y por presiones de políticos en Estados Unidos. Originalmente, un ataque DDoS forzó a WikiLeaks a irse a un servidor de Amazon, que después les canceló el servicio por presiones de un senador. Poco después, su proveedor del dominio, EveryDNS.net, les quitó el servicio acusando que los ataques estaban poniendo en peligro la estabilidad de los demás sitios servidos por la empresa.

Después de todo este desastre y considerando que los problemas de este tipo no se van a acabar, WikiLeaks hizo un llamado a que todos los que pudieran hicieran mirrors del sitio para que fuera “imposible eliminar completamente alguna vez a WikiLeaks de Internet”. La web da instrucciones detalladas de cómo crear los servidores espejo, que se han ido multiplicando velozmente con el paso de las  horas.

Con esta estrategia, efectivamente parece imposible eliminar WikiLeaks, ya que está replicado en muchas partes. Sin embargo, aunque el contenido sobreviva, las cosas siguen siendo complicadas para la sobrevivencia de la organización misma.

El viernes pasado, PayPal cerró la cuenta que el sitio estaba usando para recolectar donaciones, afirmando que la organización violaba las políticas de uso del servicio. Hoy además, el banco suizo Post Finance congeló la cuenta del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, alegando que el mismo “entregó información falsa respecto de su lugar de residencia al momento de abrir la cuenta”. Assange habría usado la dirección de su abogado, que vive en Ginebra.

WikiLeaks y Assange todavía tienen cuentas bancarias en Islandia y Alemania, pero si un banco suizo tomó la medida de congelar fondos, yo no apostaría a que los bancos de otros países no lo vayan a hacer también.

Por mientras, Assange sigue siendo buscado por la Interpol y lo más probable es que deba mantenerse escapando por los próximos meses, mientras que el futuro de WikiLeaks como organización que entrega filtraciones está sobre la cuerda floja.

Links:
Mass mirroring our website (WikiLeaks)
PayPal statement regarding WikiLeaks (PayPal)
WikiLeaks mirrors multiply as main funding source gets cut off (Ars Technica)