Amazon cede a la presión política y deja de alojar a Wikileaks

Amazon cede a la presión política y deja de alojar a Wikileaks

El sitio había contratado los servicios de la compañía para tratar de evitar los ataques contra el sitio.

Poco le duró a Wikileaks el amparo en los servidores de Amazon. Ayer les contábamos que para evitar los ataques de denegación de servicio (DDoS) de que han sido blanco en los últimos días, la web de “revelaciones” decidía migrar su infraestructura a la plataforma de computación en la nube de Amazon… Y ya Amazon les ha negado el alojamiento.

Y es que pasó lo que muchos temían: La presión política fue más fuerte que la voluntad de Amazon de acoger a Wikileaks.

La compañía estadounidense líder en comercio electrónico fue objeto de fuertes presiones por parte del Comité de Seguridad y Asuntos Gubernamentales del Senado de EEUU, por lo que ha decidido dejar sin el servicio de servidores a Wikileaks.

El presidente de dicho Comité del Senado estadounidense, el senador Joe Lieberman, se ha manifestado a favor de la decisión de Amazon, tal como reseña The Guardian:

Se trata de la decisión correcta y debería establecer un patrón para otras compañías como WikiLeaks que distribuyan material secuestrado ilegalmente. Hago un llamamiento a cualquier otra empresa u organización que proporcione hosting a Wikileaks a romper su relación con ellos”.

Amazon, por su parte ha justificado su decisión, argumentando simplemente que la Wikileaks ha violado sus términos de uso. Recordemos que la empresa de comercio electrónico no revisa o pre-aprueba el contenido que se coloca en sus servidores, pero en su contrato de uso incluye una cláusula en la que prohíben el alojamiento de datos para “actividades ilegales”… Aunque de momento no se ha confirmado que las actividades de Wikileaks contraríen alguna ley.

Los afectados no se han quedado callados, y han manifestado a través de Twitter (@wikileaks) su descontento con la decisión de la empresa estadounidense:

Si Amazon está tan incómoda con la Primera Enmienda (de la Constitución de EEUU que defiende la libertad de prensa, expresión y religión, así como el derecho de reunión) deberían de salirse del negocio de venta de libros”.

También desde el Twitter, @wikileaks anunciaba que invertiría el dinero que le pagaba a Amazon en Europa. Se conoció que han mudado su polémica data a servidores suecos… Veamos si los tentáculos de la diplomacia estadounidense son capaces de llegar a estos territorios europeos y nos toca presenciar de nuevo como Wikileaks sale en busca de nueva posada.

Mientras tanto, ¿qué creen que pasará en el siguiente episodio de la que bien podría ser la serie “Wikileaks contra el Imperio Yanqui“?

Links:
WikiLeaks website pulled by Amazon after US political pressure (The Guardian)