100.000 internautas franceses han sido señalados como piratas

100.000 internautas franceses han sido señalados como piratas

(cc) Kate Reynes-Goldie

Los españoles debimos sufrir en el pasado el regalo francés de los llamados “100.000 hijos de San Luis“, un ejército que invadió el país para colocar en el trono al rey más inepto que se haya visto por estos lares (cosa que no era fácil).

La historia vuelve a repetirse de un modo u otro y en Francia vuelve a haber 100.000 tipos con un problema. Aunque esta vez el enemigo sea su propio gobierno, que a través de la ya aprobada Ley Hadopi 2 ya ha advertido a ese número de internautas (un 3% del total) que está cometiendo un delito.

El delito es la descarga ilegal de material en la web, que de acuerdo a la citada ley prevé como castigo la anulación de la conexión a Internet del infractor (aunque deberá seguir pagándola a pesar de no usarla y tampoco podrá cambiar de proveedor) y el pago de una multa valorada en 1500€.

“Su acceso a internet ha sido utilizado para poner a disposición, reproducir o acceder a obras culturales protegidas por un derecho de autor” reza la orwelliana primera advertencia de los ejecutores de Hadopi, muy en la línea de cualquier diálogo de Robocop. En la misma misiva se hace responsable al titular de la línea por su uso y también su necesidad de protegerla. Cualquiera con una red WiFi abierta tendría un problema, vaya.

Tras este correo, si el usuario persiste en descargar ese tipo de contenidos recibirá una carta certificada con un nuevo aviso. Será el último paso antes de que su caso llegue a un juez que dictaminará sentencia. Un grupo de tres juristas son los que evalúan los casos antes de comenzar con las notificaciones. Teniendo en cuenta como se legisla en España, siempre tomando como referencia otros modelos, no me extrañaría que Hadopi 2 fuera el modelo para la final “Ley Sinde”

Link: 100.000 internautas franceses advertidos como presuntos piratas (ABC)