[metroimage ids=”38-43290,38-43292,38-43293,38-43295,38-43297,38-43298,38-43301,38-43303,38-43304,38-43306,38-43308,38-43309,38-43311,38-43312,38-43313,38-43314,38-43316,38-43317,38-43318,38-43320,38-43322,38-43324,38-43325,38-43327,38-43329,38-43330,38-43332,38-43334,38-43335,38-43337,38-43339,38-43341,38-43342,38-43344,38-43346,38-43347,38-43348,38-43349″ imagesize=”large”]

World of Popus [NB Labs]

Un gran paquete de minijuegos con un innovador control ¿Vivirá a las expectativas?

En busca de apuestas diferentes para los aparatos del Jobos, nos topamos con el último juego del estudio Small Wonders. World of Popus es un juego donde debes comandar a los habitantes, llamados Popus, asustándolos con tu dedo para que vayan al lugar que deseen.

Cuidado con los bordes

World of Popus es bastante distinto a los otros juegos que hay por ahí, por la forma que tenemos para controlar estos seres llamados Popus. Básicamente se trata de mover a estos individuos para que hagan distintas tareas dependiendo de cada nivel. Para ello tenemos que usar nuestro dedo, el cual los empujará como si estuviesen asustados de nuestra extremidad. La velocidad del Popus arrancando de nuestro dedo será mucho más rápida mientras más cerca esté.

Desde el principio este juego – que en realidad es un paquete de varios minijuegos – nos ofrece gran variedad de niveles. Ya avanzando por la mitad del juego la dificultad crece: tendrás que escapar de los zombies, correr a través de una caverna con trampas, o completar una carrera sin chocar en ninguna parte. Si bien cada nivel es diferente al anterior, algunas veces se repiten, pero no es algo que incomode en demasía. Otros niveles parecen ser tributo de otros juegos como Arkanoid o Traffic Rush.

Cataclismo

Las gráficas son adorables, y el concepto de arte es interesante, pero la falta de detalles técnicos y críticos genera que las colisiones sean inesperadas o raras, algo muy importante cuando se trata de un juego que recae en la precisión de los detalles. Por ejemplo, ningún popus tiene una sombra en sus pies, así que es difícil saber cuánto está realmente en la orilla de un camino o efectivamente tocando con una pared.

Sobre la dificultad, fácilmente escala pasado los dos o tres primeros hasta llegar aun modo casi injugable para cualquier ser humano. Intentar controlar dos o tres popus a la vez es bastante difícil, y es normal que pierdas varias veces. Lo que transforma la diversión de World of Popus en frustración es que, si pierdes en medio de un nivel, lo tienes que comenzar TODO de nuevo.

La falta de checkpoints es evidente, aún siendo niveles medianamente cortos. Y la frustración pasa a ser un tedio cuando el nivel, que debes pasar de nuevo, no presenta mayor variación al comenzar otra vez. No te extrañes si en el nivel “La Calavera del Metacrilato” llegas a tirar el aparato por la ventana después caer varias veces. Para rematar esta innecesaria dificultad, el multitasking no existe. Por ejemplo, a medio nivel decidí ver mi correo, pero al volver a la aplicación se reinició completamente.

Otro asunto son los leves bugs privan a World of Popus de ser perfecto. Me pasó uno en el nivel donde ambos popus deben llegar al otro costado del río. Después de intentarlo varias veces de forma fallida, al comenzar nuevamente se movieron solos y no respondieron a mi dedo, uno cayó al agua mientras el otro se apegó a la pared inferior. Al parecer uno decidió suicidarse por lo malo que soy y el otro sufrió un trauma por ahogarse tantas veces.

Una de las complicaciones de World of Popus, y de la mayoría de los juegos donde debes poner un dedo constantemente en el iAparato, es el campo de visión que te bloquea el mismo dedo. A pesar de ser un detalle clásico de varios juegos en el App Store, algunas veces nuestro dedo índice (cordial, anular o con el que juegues) se interpone entre el popus y tu visión en algunos pocos niveles, por lo que no te deja ver con claridad el resto de la pantalla. Como digo, este problema también se hace presente en World of Popus pero en menor medida, ya que algunos niveles demandan precisión de un dedo hábil que justamente te incomoda más.

Después que te hayas terminado todo World of Popus, todavía hay que hacer con el “Modo Desafío”, que básicamente trata de batir un nivel en el menor tiempo posible o coleccionando ídolos para rellenar el Jardín. Si World of Popus ya es difícil, con esto te aseguras algunas canas verdes para la posteridad.

Splat!

Este juego en el App Store no es para nada perfecto. Algunas cosas hace bien, el control es innovador, y demuestra gran variedad de niveles y mecánicas de juego, pero el resto de las otras cosas no las hace de igual manera. A medida que avanzas el juego parece ser atractivo pero no logra mantener la diversión siempre a flote, tanto por problemas técnicos como la alta dificultad. Aparenta ser un juego para niños – por el concepto de arte – pero está claro que lo difícil de algunos niveles no los mantendrá jugando un buen rato.

World of Popus, que está disponible en el App Store por USD$0.99 y es compatible con GameCenter, no es tan malo después de todo, pero falla en lo más importante a medida que vamos avanzando. Seguramente el precio y la promesa de más niveles en las próximas actualizaciones signifiquen una estrellas más, pero lo que nos ha llegado a los dedos no es necesariamente bueno.

Lo imperdible

  • Gran variedad de niveles.
  • Desafiante, no es nada un paseo en el parque.
  • Atractivo concepto de arte.
  • Interesante mecánica de control.

Lo impresentable

  • Si pierdes en un nivel, lo debes comenzar todo de nuevo.
  • No hay multitasking.
  • No sabes la exacta localización del popus en el piso, además de otros detalles gráficos.
  • Tu propio dedo se puede interponer e incomodar.
  • Algunos bugs que privan que la experiencia sea más grata.
  • Algunos niveles repiten una mecánica anterior.
  • Puede llegar a ser altamente frustrante.
Dificultoso
… no es tan malo después de todo, pero falla en lo más importante a medida que vamos avanzando.”