Tim Berners-Lee: "Facebook amenaza el futuro de la Web"

Tim Berners-Lee: "Facebook amenaza el futuro de la Web"

por

El padre de la Web habla por su retoño

Desde que se creó la primer página web como se conciben hoy en día (escritas en HTML y vistas con un navegador Web), han pasado casi 20 años, y en la revista Scientific American es que Sir Tim Berners-Lee, la mente maestra tras el concepto, escribe un artículo de seis páginas de largo, en que destaca los principios que le dan forma a la Web de hoy, los factores que amenazan estos principios y el hecho de que este medio de comunicación debe ser visto como un derecho universal, y que es tarea de todos en la sociedad el procurar que así sea.

“Varias amenazas se han levantado contra la universalidad de la Web” advierte. Lo que hace único a Internet  es su universalidad: no importa en qué dispositivo, software, idioma o conexión de red se encuentre el usuario, debe poder acceder al mismo contenido sin restricciones.

Pero existen elementos que no contribuyen a esto, como algunas compañías operadoras de TV por cable:

"Las compañías de televisión por cable que venden conectividad a Internet están considerando el limitar a usuarios a descargar sólo la mezcla de entretenimiento de la compañía”.

Las redes sociales como Facebook y otras: "Facebook, LinkedIn, Friendster y otras típicamente entregan valor al capturar información mientras se ingresa: su cumpleaños, su dirección de e-mail, sus gustos, y enlaces que muestran quienes son amigos entre sí y quién está en qué fotografía."

"Los sitios arman estos datos como bases de datos y los reusan para entregar servicio de valor añadido, pero sólo dentro de sí mismos. Una vez se ingresan sus datos en uno de estos servicios, no se pueden usar fácilmente en otra parte. Cada sitio es un silo, amurallado aparte de los demás. Sí, la páginas están en la Web, pero sus datos no. Se puede acceder a una página Web sobre una lista de personas que creó en un sitio, pero no se puede mandar esa lista, o partes de ella, a otro sitio”.

También menciona cómo al usar más estos servicios, mayor se vuelve el “encierro” dentro de éstos, ya que los datos sólo se enlazan dentro de ellos mismos, y no hacia el resto de la Web, aumentado la dependencia de los usuarios en los servicios.

Como riesgo relacionado menciona cómo: “[…] un único sitio de redes sociales – o un sólo motor de búsqueda o un único navegador – se vuelvan tan enormes que se conviertan en monopolio, lo cual tiende a limitar la innovación”. Claramente, la amenaza aquí no es Friendster, sino Facebook, con sus más de 500 millones de usuarios.

Así, Berners-Lee apoya decididamente en su documento a los sitios más abiertos (como el proyecto de red social libre Diaspora) y a las tecnologías abiertas y libres de regalías, por impulsar la innovación y ser más acordes con la filosofía de apertura de la Web que siempre ha impulsado. El no seguir estos principios lleva a la creación de “mundos cerrados”, como en el caso de iTunes y las versiones en “apps” para smartphones de ciertos sitios Web.

"El sistema de iTunes de Apple identifica las canciones y los videos usando URIs que son abiertas. Pero en vez de 'http:' la dirección inicia con 'itunes:', que es propietario".

"No se puede enlazar a nada dentro del mundo iTunes, como una canción o dato sobre una banda. No se puede mandar el enlace a nadie para que lo vea. Ya no estás en la Web […] Toda la evolución de la tienda dependerá de una sola compañía".

También lanza sus dardos contra aquellos que amenazan la neutralidad de la Red, citando las demandas contra Comcast por hacer traffic shapping, y mencionando su extrañeza por cómo Google y Verizon excluyeron a las redes inalámbricas de su propuesta a la FCC, en este sentido.

"Mucha gente en zonas rurales desde Utah hasta Uganda tiene acceso a Internet sólo con sus teléfonos móviles: si se excluye a las redes inalámbricas  de la neutralidad de red dejaría a estos usuarios abiertos a sufrir discriminación de servicio. También es bizarro imaginar que mi derecho fundamental a la fuente de información que yo elija se aplique a la red WiFi de mi PC en casa, pero no cuando use mi teléfono móvil".

Pero al final, se muestra optimista sobre lo que depara el futuro:

"Ahora es un momento emocionante", dice. "Los desarrolladores Web, empresas, gobiernos y ciudadanos deben trabajar juntos de modo abierto y cooperativo, como lo hemos hecho hasta ahora, para preservar los principios fundamentales de la Web, así como los de Internet, asegurando que los protocolos tecnológicos y convenciones sociales que proponemos respeten los valores humanos fundamentales. El objetivo de la Web es servir a la humanidad. Lo construimos ahora para que los que vengan a ella más tarde será capaces de crear cosas que nosotros mismos no podemos imaginar."

Links:
Berners-Lee: Facebook 'threatens' web future (TheRegister)
Long Live the Web: A Call for Continued Open Standards and Neutrality (Scientific American)