Sonic The Hedgehog 4 - Episode 1 [NB Labs]

Sonic The Hedgehog 4 - Episode 1 [NB Labs]

Vuelve Sonic en 2D, ¿pero a qué vuelve realmente?

Sonic The Hedgehog 4 llega no sin algo de expectación. Por un lado, está el hecho de volver a una entrega numerada, después de toda el agua corrida bajo el puente desde Sonic 3; y por otro, el regreso a las dos dimensiones tan clásicas, dejando de lado –no completamente, a juzgar por los títulos contemporáneos- los experimentos en mundos tridimensionales que, en la suma final, no han sido del todo bien recibidos por la masa.

Lo primero que salta a la vista es lo llamativo que resulta este Episodio 1 en su parte audiovisual. Básicamente, es todo lo que cualquiera podría esperar de un Sonic en 2D para los tiempos que corren, y los niveles están llenos de detalles que por momentos pueden llegar a distraer más de lo apropiado. Las melodías que se oyen durante el juego mantienen el estilo y la tónica que los asiduos a Sonic ya conocen de memoria, y aunque no tiene momentos que despunten de sobremanera, cumplen su cometido perfectamente y están lejos de ser un desastre; aunque como siempre, es el apartado musical el más apegado a la subjetividad y los gustos personales.

Sonic se controla muy similar a lo que ya se conoce. No es complicado adaptarse a los movimientos, ni siquiera para los que no sean muy duchos ni estén muy familiarizados con la velocidad que se alcanza en ciertas ocasiones, aunque los más expertos notarán leves cambios que dependiendo de los gustos de cada quien pueden ser para mejor o peor. Principalmente, el ataque aéreo se mantiene como un agregado interesante, aunque en ciertas ocasiones facilita bastante las cosas; eso sin contar que recuperar los anillos que quedan rebotando después de algún golpe enemigo es bien fácil.

Tomando en cuenta su carácter de episódico, Sonic 4 es bastante corto. Cuatro mundos de cuatro niveles y un jefe final en cada mundo, es muy probable que el jugador promedio no demore más de 2 horas y media en recorrerlo todo. Aunque siempre quedan los desafíos del tiempo de cada etapa, y los logros que se ofrecen por superar algunos tiempos son bastante jugosos, incluso para quienes no sientan mayor incentivo por ese tipo de prácticas.

Lo más delicado de valorar y desgranar en este nuevo Sonic es la sensación de repetición. Y no tanto porque muchas de sus cualidades ya se conozcan de memoria, sino que simplemente el diseño de los niveles en general se podría definir con dos palabras: muy débil. Quiero ser bien claro en que el problema –bajo mi humilde prisma- no es que todas las fases estén compuestas por los elementos archiconocidos de Sonic; no, el problema es que esos mismos niveles parecen muy poco inspirados, y hasta hechos a la rápida. Hay algunas etapas que cambian un poco la mecánica de correr y correr, en la que hay que frenarse un poco y pensar como poder seguir avanzando. Aún así, la ejecución no es brillante ni mucho menos, y cae en la medianía del juego en general.

Sonic 4 no es un juego malo de frentón. Tiene algunos momentos por sobre la media, pero en general está lejos de ser un título brillante o sobresaliente, simplemente porque cuando en otros casos este tipo de juegos pega bastante fuerte en los fans de la vieja escuela, precisamente ese tipo de fans puede tener (o tiene, directamente) ciertos reparos con algunos apartados. El control de Sonic no se siente como una evolución lógica, sino más bien como algo diferente y cuyo aporte no es realmente interesante; eso sin contar que en el diseño de sus niveles, fuera de un par de fases en concreto, no hay nada para destacar.

Para terminar, un comentario muy personal. Si de alguna forma se puede entender Sonic 4 como una jugada de Sega para rescatar a Sonic del ostracismo videojueguil de los últimos tiempos, es inexplicable que el producto final: 1) venga en episodios, y 2) tenga un nivel de calidad que al final del día parece mas bien una oportunidad desperdiciada. Si algo no me gusta al analizar un juego es mirar demasiado hacia el lado, pero aquí se puede hacer una concesión: sin ir más lejos, es cosa de ver como los juegos del fontanero (los de plataformas), aunque no vengan firmados por su creador mantenien un nivel digno de elogiar. Sega, lamentablemente, con esta entrega hace poco y nada por reverdecer los laureles del erizo, laureles que en otro tiempo fueron bastantes y muy justificados.

Disponible en PSN, XBLA y WiiWare por 15 dólares, 1200 Microsoft Points

Lo imperdible:

  • La calidad audiovisual

Lo impresentable:

  • Los niveles son muy planos y el diseño es débil
  • Por lo anterior, hay poco incentivo para la rejugabilidad mas que ciertos logros
  • No hay nada que justifique que venga en episodios, y al contrario, atenta contra la relación calidad/precio
Regular
…Sonic 4, en general, está lejos de ser un título brillante o sobresaliente."