Si no quieres que te roben la bici, encadénala a un par de metros de altura

Si no quieres que te roben la bici, encadénala a un par de metros de altura

El problema es el espectáculo que significa subir la bici allá arriba.

Uno de los mayores dolores de cabeza para los ciclistas urbanos, fuera de tener que lidiar y esquivar autos en las calles y peatones en las aceras, es la seguridad. Dejar la bicicleta estacionada en la calle implica lidiar siempre con la concreta opción de que un flaite vulnere cualquier candado, cable o sistema de seguridad que uses. Entonces, ¿qué hacer? Encadenarla a un poste del alumbrado público, pero a un par de metros de altura. Obvio.

Eso propone un grupo de diseñadores alemanes: Un marco metálico que abraza el poste y lo trepa gracias a un motor eléctrico y tres ruedas de patines, dirigidos desde un control remoto (como muestra el video tras el salto).

Si tu pareja se niega a hacerte un show bailando en el caño, al menos tendrás una bici que lo trepa…

La aventura aún parece en pañales, ya que por el momento no se aprecia que pueda adaptarse al grosor y forma del poste. Y de lo que se alcanza a ver, tampoco pareciera ir la bicicleta del todo atada al marco, por lo que eventualmente un ladrón con habilidades para el palo encebado, se deleitaría ante semejante desafío. De más está mencionar lo incómodo que puede llegar a ser acarrear la estructura en la mochila o en la misma bici y lo estúpido que puedes llegar a verte subiéndola por el poste en plena calle, pero si en verdad va a evitar que me la roben, quiero uno.

Link: Pole-climbing bike lock hoists bikes beyond the reach of would-be thieves (Gizmag)