[metroimage ids=”38-289802,38-289804,38-289808,38-289810,38-289815,38-289818,38-289821,38-289825,38-289829,38-289832,38-289838,38-289844,38-289847,38-289851,38-289855,38-289857,38-289865,38-289868,38-289871,38-289875,38-289879,38-289882,38-289888,38-289890,38-289894,38-289895,38-289898,38-289900,38-289903,38-289905,38-289908,38-289911,38-289913,38-289915,38-289917,38-289919,38-289921,38-289923,38-289927,38-289931,38-289935,38-289938,38-289941,38-289945,38-289949,38-289951,38-289954,38-289958,38-289962,38-289965,38-289969,38-289971,38-289973,38-289975″ imagesize=”large”]

Samsung Galaxy Tab (GT-P1000L) [W Labs]

Probablemente uno de los lanzamientos más esperados y rumoreados de este 2010. El Samsung Galaxy Tab por fin ve la luz del día, con altas expectativas de que sea el primer tablet con Android que le haga competencia al iPad de Apple.

Con algunas características que sólo están en Chile (como su sintonizador de TV Digital) y algunas que están en Europa (la capacidad de usarlo como teléfono), el Galaxy Tab llega al mercado chileno con una fuerte campaña de promoción y la posibilidad de comprarlo en prácticamente cualquier parte: desde los carriers hasta las tiendas de retail. Se puede adquirir en dos modalidades: como prepago o con un plan de datos y contrato a 18 meses.

La gente de Entel nos prestó un Galaxy Tab por una semana. Nuestras impresiones están en este Wayerless Labs.

El Equipo – Samsung Galaxy Tab (GT-P1000L):

  • Redes: GSM 850/900/1800/1900, HDSPA 900/1900/2100
  • Dimensiones: 190.1 x 120.5 x 12 mm, Peso: 380 g.
  • Display: Pantalla touchscreen capacitiva de 7 pulgadas (1024 x 600 pixeles), Gorilla Glass, multi-touch, acelerómetro y sensor de proximidad, TouchWiz, Input a través de Swype, 3-axis gyro sensor.
  • CPU: Procesador ARM Cortex A8 1 GHz; PowerVR SGX540 graphics
  • Memoria: 16 GB de memoria interna, con ranura para MicroSD de hasta 32 Gb.
  • Sistema Operativo: Android 2.2.
  • Cámara: 3,15 MP, 2048×1536 pixels, autofocus, LED flash. Geo-tagging. Grabación de videos en 720×480 a 30 fps. Cámara VGA secundaria de 1,3 MP.
  • GPS: Sí, con soporte A-GPS
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 3.0 con A2DP.
  • Archivos multimedia soportados: Audio (MP3/AAC+/WAV), video (MP4/H.263/H.264/WMV/Xvid/DivX)
  • Otros: Conector de audio 3.5mm, Navegador HTML, Aplicaciones Samsung: Mail, SMS, Mobile TV, Samsung Apps, MediaHub. ThinkFree Office, aplicaciones de Google.
  • Batería: Standard, Li-Ion.

Lo primero que notas al tomar el Galaxy Tab es su peso. No es demasiado pesado, pero sí lo suficiente como para notarlo. El peso que tiene hace que la construcción se sienta fuerte y segura, a pesar de estar hecho completamente de plástico.

Vamos por parte. Por detrás, el Tab tiene una cubierta plástica blanca (al parecer es el único color disponible en Chile, aunque en fotos lo hemos visto en negro también). En la esquina superior derecha de la tapa está la cámara y el flash LED. Por el frente, tenemos la pantalla de 7 pulgadas. A diferencia de la mayoría de los smartphones de Samsung, no es Super AMOLED, aunque ya se rumorea que una próxima versión sí contaría con esa pantalla. En la parte de arriba de la pantalla está la cámara secundaria de 1,3 MP, y debajo de ella están los 4 botones touch: Menú, Home, Volver y Buscar.

En el lado derecho del Tab están el botón Power/lock, el control de volumen y los slots para la tarjeta de memoria y para la tarjeta SIM. A la izquierda está el micrófono que sirve para grabar audio y para hablar por teléfono. Y abajo está el conector para el cable USB y el cargador que es parecido al típico puerto de los iPods,  y junto a él están los parlantes.

Procesador, funcionamiento

Desde el comienzo, ocupar el Galaxy Tab es muy fácil. La configuración de usuario es tan simple como ingresar el usuario y contraseña de Gmail y listo. De ahí para adelante, es sólo probar lo que ofrece el dispositivo.

Lo primero que hace al prenderse es revisar el estado de la memoria, tanto del almacenamiento interno como el de la tarjeta de memoria. Aquí se demoró un poco más que el promedio de los teléfonos pero nunca tanto como para retrasar en exceso su uso.

Durante toda la semana en que tuvimos el Tab, en ningún momento se quedó pegado ni puso problemas al realizar una tarea. De hecho, en más de una oportunidad lo tuvimos corriendo varias aplicaciones al mismo tiempo (bajando diarios, leyendo revistas, escuchando música) y no se complicó en realizar todo.

La experiencia de la navegación es bastante buena. Claramente, navegar en internet es más fácil y cómodo cuando el equipo está en horizontal. Al igual que con el Galaxy S tuvimos ciertos problemas cuando estábamos funcionando sólo con la conexión 3G: a veces el Tab no reconocía bien las dimensiones de las páginas por lo que terminaba mostrando los sitios achicados y mal rendereados. Nos pasó un par de veces, aunque cerrando el browser y volviendo a intentar solía solucionarse.

Flash en el Tab funciona muy bien. De entrada, bajamos Flash Lite en el Android Market y de ahí en adelante no tuvimos problema alguno. Reproducía los videos incrustados en páginas web sin problemas, e incluso lo hicimos navegar el sitio FlashEarth.com y no se inmutó. Eso sí, notamos que cuando usa Flash (o cualquier actividad que aumenta el uso de memoria) la parte derecha del equipo empieza a calentarse

El GPS funciona impecable. Si bien no tenemos el sistema de navegación guiada de Google todavía, la búsqueda de direcciones funciona sin problemas. Encendiendo la aplicación de mapas, el Tab reconoce de inmediato dónde estás (siendo aún más específico que otros dispositivos cuando está en lugares con baja señal). Va acercándose a tu ubicación durante algunos segundos para terminar con la ubicación exacta, sin mayor error.

Una de las gracias que tiene la versión local del Tab es que puede hacer llamadas. No tiene un auricular así que todas las llamadas por defecto se hacen con el altavoz. Esto se puede cambiar conectando el manos libres que viene cuando lo compras.

Una pregunta clave: ¿cómo funciona un tablet de 7 pulgadas? En general, perfecto. El tamaño es ideal para consumir contenidos (leer, ver videos) y hace que sea muy portátil. Aunque sí puede incomodar al momento de ingresar texto: hay momentos en que uno no sabe si conviene tipear con los pulgares o apoyarlo en las piernas y escribir como si fuera un teclado. La solución podría ser usar Swype para escribir, pero arrastrar el dedo por una pantalla tan grande para escribir una sola palabra no es tan cómodo.

[vimeo]http://vimeo.com/16829169[/vimeo]

Android

La experiencia de uso de Android en el Galaxy Tab es notable. Tal como debería ser. Sin errores, sin demoras. Es el primer dispositivo de Samsung en venir con Andriod 2,2 (Froyo) preinstalado. ¿Qué incluye esto? Primero, Voice Search, una aplicación que permite buscar en Google a través de comandos de voz.

Otra de las opciones que permite es hacer tethering de internet a computadores. Lo probamos y es muy simple de configurar. El computador reconoce al Tab como una red de WiFi, permitiendo conectarse a través de una contraseña.

Justo al mismo tiempo en que nos pasaron el Tab salió la aplicación del diario estadounidense Wall Street Journal. Esta aplicación permite leer el diario en el Tab, de la misma manera que en el iPad. Lo que hace es entregarte una edición diaria, que se baja automáticamente. Sin estar suscrito puedes leer alrededor de 10 de los 30 nuevos textos diarios. Con la suscripción además puedes ver los diarios de 7 días anteriores. Es la primera aplicación de un medio específicamente para Android, a lo que probablemente se sumarán otras publicaciones.

Al entrar al Android Market, no hay una diferenciación de las aplicaciones hechas para el Tab y para los teléfonos. Esto porque según el dispositivo, el Tab es un teléfono (cuando se va a apagar, dice “El teléfono se apagará”). Esto refuerza lo expresado por Google: Android, al menos en esta versión, no está pensado para tablets. Aún así, funciona bien. Varias aplicaciones (como Angry Birds) ajustan sus gráficas a la pantalla completa, pero hay algunas que no se agrandan y se ponen en el centro de la pantalla, con la resolución en la que fueron creadas. Probablemente vamos a varias aplicaciones específicas para el Tab, y para los otros productos de este tipo que saldrán con Android, por lo que no sería una mala idea tener una categoría de aplicaciones específicamente para estos dispositivos.

Aplicaciones de Samsung

Como dice arriba, Android no está construido para tablets. Pero eso no significa que no sea bueno para este tipo de productos. En el caso del Galaxy Tab, el trabajo de levantar el sistema operativo para realmente aprovechar la potencia del dispositivo y el tamaño de la pantalla, lo hacen las aplicaciones propias de Samsung.

Tal como en sus teléfonos, aprovechándose del look propio de TouchWiz, Samsung creó aplicaciones específicas para el Tab. Estas son: correo, mensajes, Daily Briefing y Reader’s Hub. Estas aplicaciones son las que convierten al Galaxy Tab en un tablet de verdad y no un teléfono más grande.

Para correos y mensajes, Samsung creó dos “versiones”: la vertical y la horizontal. La versión vertical es la usual, parecida a la que tiene en sus teléfonos, sólo más grande. Pero al dar vuelta el Tab y pasar a la versión horizontal, cambia. Aparecen dos columnas: la de la izquierda con la lista de mensajes y la de la derecha mostrando el mail o el SMS. Si bien la aplicación de correo no junta los mails en conversaciones, sí es bastante atractivo como cliente para administrar la cuenta. De hecho, en varios minutos nos vimos usando más la aplicación de correo que la aplicación de Gmail.

Daily Briefing es una aplicación que a través de tres pantallas entrega datos del clima, noticias y finanzas. Pero la mejor de las aplicaciones de Samsung es Reader’s Hub. Como su nombre lo dice, es un lugar donde se concentra el consumo de medios en el Tab, o al menos los medios impresos. Reader’s Hub tiene 3 categorías principales: lectura de diarios, libros y revistas. Cada una es una aplicación independiente, y sólo la de libros viene instalada.

La aplicación de libros funciona con la tienda online Kobo. Al entrar a la aplicación, te reenvía a un estante de libros (muy parecido al de iBooks) con un link a la tienda. Ahí se pueden comprar libros o bajar aquellos que son gratis bajo la licencia del Proyecto Gutenberg. Hay miles de libros, incluidos muchos best sellers y estrenos. Al bajar un libro, se agrega al estante, desde donde puedes abrirlo y leer. Se puede configurar el tamaño y tipo de la tipografía, además de agregar marcadores y hacer anotaciones.

Luego de bajar las aplicaciones de diarios y libros, su uso es bastante simple. La de diarios funciona en base a una lista enorme de diarios de todas partes del mundo. En Chile hay sólo uno (La Tercera) pero en otras partes de Latinoamérica hay más (en Argentina hay cinco). Hay que crear una cuenta, lo que te da derecho a siete ediciones gratis del diario que quieras.  Al abrirlas es como si ocuparan el formato “Papel digital”: te muestra copias de las páginas del diario, con un índice de contenidos. Lo bueno es que el programa reconoce los titulares y textos dándote de la opción de mostrarlos como un documento simple, sin fotografías y con letra más grande.

Finalmente, la aplicación de revistas permite comprar revistas de varias partes del mundo. Los precios varían por publicación, aunque el registro en el sitio (Zinio) te da la posibilidad de bajar un par de números gratis. Al contrario de los diarios, no se pueden sacar pantallazos del lector de revistas (por eso no tenemos foto). Si bien es agradable poder leer una revista en la pantalla, no se ven muy bien. El problema es el tamaño, la revista se achica demasiado al ajustarse a la pantalla y la única opción es hacer mucho zoom. En resumen, las revistas son impresiones en PDF de las páginas. Por eso, al hacer mucho zoom, se pierde la calidad.

Más allá de eso, es agradable contar con la posibilidad de leer medios desde ya en el Tab, sin esperar que los medios vayan sacando aplicaciones. Desde luego, es algo que se puede mejorar pero es un plus en este comienzo de la plataforma.

Pantalla, cámara

El Galaxy Tab viene con una pantalla TFT con touchscreen capacitivo con un vidrio Gorilla Glass. Si bien no es un Super AMOLED como toda la línea de smartphones de Samsung, sí se ve muy bien. Tiene un muy buen ángulo de visión y el contraste de los colores se ve impecable.

Uno de los posibles usos que va a tener el Tab es el de un gadget para leer. Probamos leyendo diarios y revistas por una semana y no tuvimos problemas con el cansancio de los ojos. El hecho de que tenga un sensor de luz ambiente ayuda a regular el brillo de manera automáticamente por lo que no tiene mayor efecto sobre los ojos.

Viene equipado con dos cámaras. Una frontal, de 1,3 megapixeles, y una trasera de 3 megapixeles con un flash LED. En cuanto a imágenes, la aplicación de cámara sólo permite ocupar la cámara trasera para sacar fotos. Dada la resolución de la pantalla, saca fotos en un formato más ancho que un teléfono normal. Esto resulta particularmente útil para sacar fotos de paisajes. Permite la utilización de presets establecidos para distintos escenarios, aunque las fotos terminan saliendo mejor con el modo automático. En calidad, las fotos que saca no son espectaculares. De hecho, parecen más “fotos de celular” que muchos celulares del mercado.

Foto sacada con la cámara del Galaxy Tab. Día soleado, exterior.

En cuanto a video, la aplicación de cámara también restringe el uso a la cámara trasera. Permite la grabación de video en sólo una resolución (720×480) que aunque se ve bien, queda corto con muchos teléfonos del mercado.

[vimeo]http://vimeo.com/17103375[/vimeo]

Algo que se echó de menos tanto para fotografías como para videos es la opción de hacer “tap to focus”. Acá no hay opción de regular el foco, lo hace de manera automática y ni siquiera tiene la opción de ocupar algún tipo de macro. Aún así, la cámara, aunque limitada, cumple con su tarea y lo hace bien.

Multimedia

Un punto importante para vender el Galaxy Tab es su capacidad de convertirse en un reproductor multimedia. Y no decepciona. Tanto para audio como para video, su uso es muy sencillo y cumple con las expectativas.

El reproductor de audio es igual a lo que viene ofreciendo Samsung en su línea de teléfonos Galaxy S, pero más grande. ¿Qué significa esto? Que la reproducción sigue sonando bien y que mantiene las opciones de reproducción de esos teléfonos: shuffle, repetición y playback contínuo. Además, tiene la opción de mostrar información de la canción junto a la carátula del disco que suena. De hecho, la carátula pasa a ocupar más de la mitad de la pantalla cuando se escucha música. También da la opción de “recrear” una reproducción en 5.1 canales de audio cuando se usan audífonos.

La reproducción de video es bastante buena. De inmediato ajusta los videos al tamaño de pantalla, aprovechando el display de 7 pulgadas. Tener una pantalla más grande hace más cómoda la experiencia de echarse a ver un video y también hace más fácil controlar la reproducción (moverse de un minuto a otro del archivo es mucho más fácil). Con la aplicación de YouTube pudimos reproducir videos sin problemas, tanto a través de 3G o por WiFi.

Al igual que el Galaxy S, el Tab viene con un sintonizador de TV incorporado,  aunque ya no es sólo de TV digital sino que también permite ver TV análoga. ¿Qué significa esto? Que, al menos en Santiago, Chile, se amplía la oferta de canales. Actualmente, sólo hay señales digitales de prueba de TVN, Mega, Chilevisión y Canal 13. Con el sintonizador análogo, se abre a más canales.

Su uso es muy simple. Se saca la antena (guardada en la esquina superior derecha del dispositivo) y se abre la aplicación “Mobile TV”. El sistema va a hacer una búsqueda de canales que no debería durar más de 30 segundos. Una vez terminada la búsqueda, se puede ver televisión.

Para elegir los canales se puede hacer de dos maneras: con dos botones que suben y bajan de frecuencia, o a través de la guía de canales. En ella, se muestran los nombres de los canales digitales (los análogos aparecen como “Análogo 1”, “Análogo 2”, etc). Además permite hacer una lista personalizada de canales favoritos, haciendo más rápida la navegación.

La calidad de la TV no es muy buena, especialmente en los canales análogos, que en su mayoría se ven en blanco y negro. Puede ser que el tamaño de la pantalla ponga al Tab en desventaja frente al Galaxy S en este punto. Aunque sigue siendo un plus el poder ver TV sin costo en el teléfono. Además, se puede grabar lo que se ve para poder verlo después.

Conclusiones

Se ha conversado mucho en el último tiempo sobre si los tablets son realmente útiles o si son solamente hype por el ruido que han hecho algunos. Después de una semana con el Galaxy Tab sacamos la conclusión de que realmente hay un mercado para estos dispositivos.

No es que sea un híbrido entre un teléfono y el computador, no es una cosa de tamaño. Es la experiencia de uso. Es tan fácil como usar un teléfono, pero con más espacio. Permite tener la navegación de un computador en la mano: moverse en internet, sin limitaciones de formato, con Flash funcionando cuando tiene que funcionar.

El Galaxy Tab en definitiva tiene el tamaño perfecto. Con 7 pulgadas y 380 gramos, tiene suficiente espacio en la pantalla para leer cómodamente, para ver videos, y al mismo tiempo no es tan pesado, es muy cómodo para llevarlo a todas partes.

Es cierto, Android (al menos en su versión 2.2) no es un sistema operativo pensado para tablets. De hecho, el mismo sistema se refiere al dispositivo como un teléfono. Pero Samsung hizo un trabajo impecable al agregarle características que elevan el Galaxy Tab por sobre la categoría del smartphone. La aplicación de correo funciona perfectamente, y el uso de aplicaciones como MediaHub, con su lector de diarios, revistas y libros es una buena alternativa para leer contenidos. Desde que sacas el Tab de la caja puedes leer libros y comprar diarios de todas partes del mundo.

Muchos se harán la pregunta: ¿puede competir con el iPad? Sí. Tiene características que el iPad no tiene: cámaras, memoria expandible. Pero más allá de eso, lo que hace el Galaxy Tab es abrir el mercado. Manda el mensaje de que hay más opciones y los creadores de contenido lo están entendiendo. Por eso el Wall Street Journal ya tenía una aplicación lista menos de una semana después del lanzamiento del Tab. Y se agradece, siempre es bueno tener opciones.

Imperdibles:

  • Las aplicaciones de Samsung: Correo, Mensajes, MediaHub.
  • El sintonizador de TV digital y análoga.
  • El uso de Flash: corre de manera perfecta y permite ver videos y jugar en el browser.

Impresentables:

  • Actualmente no se puede usar la cámara frontal para videollamadas.