[metroimage ids=”38-163008,38-163009,38-163011,38-163012,38-163013,38-163015,38-163016,38-163018,38-163021,38-163022,38-163023,38-163024,38-163025,38-163027,38-163029,38-163030,38-163031,38-163032,38-163033,38-163034″ imagesize=”large”]

RockMelt, el navegador social a primera vista

El software busca ahorrarte descargar aplicaciones especiales para revisar tu Twitter, Facebook y los feeds, desplegando todo directamente en el navegador.

El mundo de los navegadores está lleno de competencia. Tenemos a Internet Explorer, Firefox, Chrome, Opera, Safari y desde ayer, también a RockMelt, un navegador que ha decidido dar un “giro social”.

¿Será eso suficiente para ganarse un espacio? Lo probamos y esto es lo que vimos.

Para instalar RockMelt, que está todavía en beta, es necesario conseguir una invitación. El primer paso para eso, es anotar en Facebook que estás buscando una. ¿Por qué Facebook? Porque con RockMelt tienen una relación simbiótica con la red social, de la que hablaremos más adelante.

Una vez que estás en esa lista, hay que esperar que un amigo tuyo que tenga invitaciones te regale una para subirte al carro de RockMelt. Si te invitan, recibes un correo con un link que te permite descargar el software.

Una vez instalado, RockMelt hará algo que ningún navegador hasta ahora hace: pedirte que registres usando Facebook. El navegador funcionará casi como una aplicación del sitio, y Facebook te pedirá que des autorización para que RockMelt pueda postear en tu muro, ver el estado de tus amigos, mandar mensajes, acceder al chat, etc.

Una vez superados estos obstáculos, nos encontramos con el navegador completo. En apariencia es bastante regular: funciona en base a pestañas y tiene un menú general en la esquina superior izquierda. A diferencia de Chrome, el buscador no está integrado en la barra de direcciones y hay una caja separada para búsquedas a la derecha. Lo que sí está integrado es la “búsqueda social”, y puedes usar esa barrita para buscar a tus amigos de Facebook, lo que resulta curioso.

Junto a la barra de direcciones también hay un botón para compartir la URL en tus redes sociales (Twitter o Facebook) o para mandar el link como mensaje directo.

Barras laterales

Lo que más llama la atención son las barras a izquierda y derecha de la pantalla, destinadas a mantenerte conectado con tus amistades en el mundo online. Son lo más raro del diseño, y si estás acostumbrado a no tener nada a los bordes puede resultar un poco distractivo.

A la izquierda tenemos la barra de amigos. En el primer cuadrito estás tú, y puedes actualizar tu estado directamente haciendo click sobre tu foto. Abajo, tenemos una lista con toda la gente que está conectada en Facebook, o bien con tus contactos favoritos, que puedes elegir. Puedes chatear directamente con ellos haciendo click sobre su avatar, revisar sus últimas actualizaciones y mandarles mensajes.

Al lado derecho tenemos la barra de aplicaciones, donde puedes ver las actualizaciones de Facebook y de Twitter, además de los RSS que quieras agregar de blogs o medios que leas regularmente. También se pueden poner “accesos directos” a sitios que visites seguido.

Las barras son bastante delgadas y sólo despliegan información cuando haces click sobre los íconos a cada costado, por lo que no son tan invasivas como algunas extensiones que buscan entregar funciones parecidas en otros navegadores.

¿Qué tan útil es?

Básicamente, lo que RockMelt busca hacer es ahorrarte descargar aplicaciones especiales para revisar tu Twitter, Facebook y los feeds. Si no fuera porque no se puede jugar Farmville ahí mismo, es posible que ni siquiera tuvieras que entrar más a esos sitios.

Aunque estás rodeado de redes sociales, RockMelt no anda molestando cada vez que aparece una actualización en algún lado, así que puedes concentrarte en el sitio que estás navegando sin que se abran ventanas o capas.

Las alertas se limitan a aparecer como un numerito sobre el ícono correspondiente – así, si hay noticias nuevas en FayerWayer, por ejemplo, aparecerá la cantidad de feeds que te perdiste encima de la imagen.

En este sentido, no resulta incómodo tener las redes sociales a los costados, aunque es posible que te tiente más de lo normal a revisar lo que están haciendo tus amigos al tenerlos ahí en la pantalla todo el tiempo.

Curiosidades

Una cosa curiosa es que el cliente de Twitter que tiene RockMelt no permite mandar tweets, sino sólo leerlos. Puedes responder lo que alguien dijo, pero no twittear directamente desde allí. Para mandar mensajes directamente, tienes que ir a tu foto arriba a la izquierda y cambiar tu “estado de Twitter”. Esto es algo confuso y sería más útil si estuviera todo junto en el mismo lugar.

Una ventaja es que tu configuración de feeds y redes sociales queda guardada en la nube, por lo que da lo mismo en qué computador uses RockMelt, siempre tendrás tus contactos y favoritos disponibles (aunque también siempre tendrás que ingresar con tu usuario y clave de Facebook).

Por otro lado, no existen muchas opciones para configurar RockMelt. Por ejemplo, no se pueden desactivar las alertas. Sería bueno tener alertas selectivas, ya que muchas veces es un poco desesperante que Twitter llegue a 99+.

Conclusiones

Hay que pensar que RockMelt todavía está en beta, así que tiene espacio para mejorar. A primera vista se ve bastante bien, sobre todo para usuarios que están siempre conectados a Facebook y a Twitter – al menos los desarrolladores tienen bien claro a su público en este sentido.

Personalmente me perturba un poco el estar conectada todo el tiempo a Facebook porque me distraigo – además, le tengo un poco de reticencia a las redes sociales, considerando que de por sí son invasivas con la privacidad.

El hecho de que tengas que darle tantos permisos a RockMelt sólo para conseguir una invitación es molesto. Después además hay que dejarlo controlar todo en tu Facebook. A veces da susto perder el control sobre tu información así.

Por lo menos es una opción más para navegar. El tiempo dirá si el tema de las redes sociales es tan importante para los usuarios, o no.

Imperdibles

  • Permite tener Facebook y Twitter funcionando todo el tiempo mientras navegas por otros sitios web
  • El diseño de la interfaz no molesta
  • Te ahorra instalar aplicaciones extra para Twitter o Facebook

Impresentables

  • Hay que tener Facebook para poder usarlo
  • Puede distraerte del trabajo mientras ves lo que han hecho tus amigos (aunque por lo menos no permite jugar Farmville desde allí)
  • Hay pocas opciones para personalizar y configurar el navegador.