¡Que vivan los centros multimedia! [NB Opinión]

¡Que vivan los centros multimedia! [NB Opinión]

Cada cosa a lo suyo. ¿O no?

Esta columna o pataleta, como quiera verse, viene a raíz de las últimas futurologías que dicen que la Xbox 360 podría recibir un navegador. Más allá de las marcas y las tecnologías en concreto, es una discusión que he tenido con varias personas respecto de lo mismo: las consolas como centros multimedia, incluyendo obviamente la navegación por Internet y todos los extras.

Puede que yo sea de la vieja escuela, pero varias veces les he hecho esta pregunta a varios amigos y nadie me ha dado una respuesta, más que satisfactoria, bien argumentada: ¿para qué querrían un navegador en su consola? Hurgando más profundo, ¿quién se compra una consola antes que un PC?

Yo defiendo la versatilidad de los centros multimedia, siempre y cuando hagan todo relativamente bien. El PC lo hace: es competente en todas las funciones que se le exijan -siempre teniendo en cuenta las millones de configuraciones posibles. Alguien me comentaba “mi netbook me sirve para navegar a todo ritmo, pero pongo un juego de Facebook y casi se achicharra. Si quiero jugar, estoy entre comprarme una consola o tal vez actualice mi tarro”. Ese sería el paso lógico para ir más allá, pero se da con frecuencia que ese flujo no funciona al revés, y no falta el que se alegra cuando Microsoft le agrega cosas como Facebook a la consola, que -digámoslo con todas sus letras- es casi un esperpento del original.

Dentro de todas las buenas cosas que han llegado en esta generación, hay dos que nunca me han convencido. Una, las interfaces de usuario que se me hacen molestas, estrafalarias y hasta innecesarias, donde la usabilidad está lejos de ser óptima, algo que ya comentamos en el Niubiecast pasado. Desde que cambié mi cuenta a Xbox Live Chile me siento como en casa (woow), ya que no hay practicamente nada y todos los menús están bien reducidos en número -aunque eso seguramente va a cambiar en el futuro- respecto los millones de ventanas y anuncios que hay en el Xbox Live estadounidense y que muchas veces son inútiles. Aún así, jamás me ha gustado esa interfaz -prefiero mil veces la de PSN-, y su abundancia de meros rellenos se enmarcan en el hecho de que las compañías se esfuerzan para entregar un montón de productos (Facebook y Twitter en Xbox 360, por dar un ejemplo) que a causa de las limitaciones de las máquinas tienen relevancia cero y están lejos de ser un aporte sustancial.

Lo segundo es la necesidad -de unas más que otras- de vender las opciones multimedias casi a la fuerza. En el caso de Microsoft, el HD-DVD era apenas un agregado que quedó obsoleto a los tres días de lanzamiento. Pero Sony tiene que vender sus Home Theater y tiene que vender televisores en 3D. El Blu-ray es caso aparte, porque su adopción y sobre todo su rendimiento como formato está fuera de toda discusión, pero los reproductores ya están llegando a un price-point donde pensar en adquirir uno dedicado no es algo descabellado. En mi caso, la Playstation 3 es y será para jugar; contadas fueron las veces que vi una película en DVD en la Playstation 2, total para eso tenía el reproductor de DVD bajo la tele, o el mismo computador.

Por último, es muy bonito tener un navegador en la Wii, pero ¿salirse de un juego para revisar Facebook? ¿o prender la consola solo para leer el diario o mandar un correo? A mi al menos no me cuadra, sobre todo si tengo un PC a la mano. Sí como una práctica ocasional, pero no como algo regular y habitual; para eso, opciones infinitamente mejores… hasta en el netbook más básico. Y que decir de quienes nuestro trabajo pasa por un navegador competente, donde estas opciones consoleras ni siquiera son una ídem.

Yo agradezco los esfuerzos de los fabricantes por agregarle funcionalidades a las consolitas, pero más agradecería que se dedicaran a lo que realmente importa cuando uno se compra una consola. El resto, intentos por crear necesidades ficticias, y complacer a la masa que poco a poco -increíblemente- empieza a valorarlas más por los agregados que por lo esencial. Por eso, cuando se defiende con dientes y uñas al PC como plataforma de juegos y se critica a las consolas por su limitada potencia (indiscutible), y acto seguido se hace lo mismo pero al revés con las opciones multimedias de Xbox 360 o Playstation 3 (cuanto menos, argumentable), algo no encaja.

A mi deme equipos dedicados. Consolas para jugar, PC para jugar y todo lo demás; máquinas que hagan algo bien y no varias cosas a medias o derechamente mal. BIBA el PC.