Para nunca más perder el control remoto

Para nunca más perder el control remoto

Reune dos gadgets vitales para disfrutar la tele: el control remoto y un cómodo lugar donde posar la cabeza.

¿Harto de perder el control remoto de la tele? ¿Tienes arduas peleas con tu pareja por el dominio de ese “aparato que estupidiza a la sociedad”? Bueno, acá está la solución de la vida: un control remoto universal incorporado en un cojín. No sólo será imposible que vuelvas a extraviarlo entre los cojines del sofá, porque ¡es uno en sí mismo! y siempre estará bajo tu cabeza (si logras extraviarlo, el problema ya sería otro y algo más grave), sino que además le pondrá todo el estilo a la “lucha por el control” en el dormitorio; realmente a cojinazos, lo que además puede derivar en cosas más entretenidas…

Pero su idea original apunta a algo más sano, lógico. Reunir dos gadgets vitales para el placer de disfrutar la tele: el control remoto a mano y un cómodo lugar donde posar la cabeza mientras descansas.

Puede configurarse para responder a más de 500 artículos, tiene un apagado automático para ahorro energético luego de un minuto de desuso, funciona con dos pilas AAA y ya está disponible en Brookstone por US$30.

Ahora, si eres de los que se duerme fácil viendo películas y babeas más que un caracol con sal con rabia, quizás no sea tan perfecto para ti… Y sí, el color no es de lo mejor, pero supongamos que si le va bien habrá más diseños.

Link: Pillow Remote Control (Brookstone)