Para jugar con Kinect no hace falta el jugador

Para jugar con Kinect no hace falta el jugador

En la infancia, siempre había un amigo que no dejaba jugar al resto, ahora es la propia máquina la que deja a un lado al usuario... ¡A los botes!

Siempre tuve mis dudas de que las acciones que ejecutaban los monos que controlaba en los videojuegos no tenían directa relación con las secuencia de comandos que mandaba desde mi control, pero esto con el Kinect se pasó.

El usuario de YouTube GELTONZ captó este interesante material protagonizado por él mismo durante una carrera en el Kinect Joy Ride. Sin mover un pelo, consigue que su vehículo casi ni se salga de la pista… Y tú te creías un Fittipaldi, seguro…

Link: Kinect Doesn’t Need You (Gizmodo)