Los 10 zombis más aterradores [NB Ranquin] Los 10 zombis más aterradores [NB Ranquin]

En Niubie celebramos a los no muertos con un listado de los zombis que más miedo nos dan.

Los 10 zombis más aterradores [NB Ranquin]

En Niubie celebramos a los no muertos con un listado de los zombis que más miedo nos dan.

En las próximas fechas, en España y Latinoamérica celebraremos el Día de Todos los Santos y el Día de Muertos, mientras que nuestros primos en Canadá y Estados Unidos ya festejaron Halloween y salieron disfrazados a las calles para pedir dulces.

En Niubie, en lugar de recordar a nuestros muertos, decidimos celebrar los no muertos con una lista que reúne a los zombis más aterradores de los videojuegos. Después de la diversión que nos han brindado durante todos estos años, es justo que los autómatas sean honrados en una fecha, y qué mejor que sea en vísperas a los tradicionales festejos de los difuntos.

Queridos zombis, este escopetazo de grafemas va con mucho cariño y respeto directo a sus pútridas cabezas. Y a quemarropa, pa’ no fallarle.

10. Zombi común (muchos juegos)

En sí mismos los zombis son criaturas aterradoras. No están vivos, pero tampoco muertos, y aunque están desprovistos de voluntad, no se detendrán ante nada para saciar su hambre con tu cerebro, vísceras y carne.

Desde Castlevania y Resident Evil, hasta Left 4 Dead y Red Dead Redemption, los zombis son unos de los enemigos típicos de los videojuegos. Ya sea que corran como desquiciados o que muy a penas se logren mover, como un obstáculo solitario o una horda amenazante, estos autómatas no dejarán de molestarte hasta que les pongas una bala en la cabeza.

9. Nazi Zombies (Call of Duty: World at War, próximamente Call of Duty: Black Ops)

¿Qué obtenemos si fusionamos a dos de los villanos más recurrentes de los videojuegos? Un zombi Nazi. En Call of Duty: World at War, Treyarch agregó un modo que te pone a ti y hasta tres compañeros a combatir olas de no muertos enfundados en atuendos nazis. Claro, fue un éxito entre los jugadores.

Tras cada ola, los Nazi Zombis se vuelven más rápidos y más resistentes, así que la tensión también incrementa. Tener una estrategia se vuelve fundamental para sobrevivir y un error te puede costar la vida… pero sólo la de tu personaje.

8. Zealots (Resident Evil 4)

Los Zealtos – los Ganado más allegados a Los Iluminados –, tal vez nunca entrarían a esta lista si se hiciera en un país que no fuera hispanohablante por una sencilla razón: No entienden lo que dicen.

Podrán decir lo que quieran, pero una zombi* vestido de monje, que empuña un arma, usa una máscara en forma de calavera humana o de res y que además repite incesantemente “Morir es vivir”, está entre las cosas más aterradoras que he visto en un videojuego.

Y es que no necesitas verlos, basta entrar a una habitación y escuchar “¡Ahí está!” o “¡Mátenlo!” en esas voces carrasposas para que los nervios se te pongan de punta. Agrégale una musiquita misteriosas y tener que estar cuidando a Ashley, y tienes la receta perfecta para entrar en pánico.

Ah, y cómo olvidar el “cogedlo, cogedlo, cogedlo”.

*Yo sé que al inicio de Resident Evil 4 Leon dice que el enemigo no es un zombi pero, ¡vamos!, son humanos sin voluntad que son controlados por un parasito; técnicamente son zombis, mezclan el concepto moderno con el original del vudú.


7. ReDead (The Legend of Zelda: Ocarina of Time/Majoras’ Mask/The Wind Waker/Twilight Princess)

“¡¿The Legend of Zelda?!”, seguro te preguntas incrédulo. Sí, los juegos de Zelda también tienen su dosis de zombis en forma de los ReDead, cadáveres que habitan cementerios, calabozos y cuevas de Hyrule.

Sin embargo, hay algo que los diferencias de entre el resto de los zombis: Su mirada y gritos te puede paralizar en un instante y, si estás lo suficientemente cerca, se te pueden trepara y quitarte la vida.

Los ReDead varían entre juego y juego, inclusive en Twilight Princess empuñan unas espadas enormes, pero eso no quita que sean uno de los enemigos más espeluznantes de la saga de Zelda.

6. Crimson Head (Resident Evil Remake)

Seguro que este zombi colorado les sacó un susto a quienes pensaron que el remake de Residente Evil en el Gamecube se jugaría igual al original. A diferencia de los autómatas comunes que encuentras en el juego, el Crimson Head se mueve más rápido, tiene garras y aguanta más daño.

Al igual que los Zealots, parte del terror que provoca este zombi es escucharlo rondar los pasillos de la mansión sin que necesariamente lo estés viendo; no sabes si están en el pasillo de enseguida, si bajará de las escaleras en cualquier momento o si te llegará por la espalda.

Otro problema con este no muerto, que ya mencioné, es que son mucho más resistentes a las armas de fuego convencionales, así que tendrás que recurrir a tus preciadas balas acidas, granadas o gastar una bala de tu magnum. Lo que sea con tal de detenerlo de inmediato.

5. Twitcher (Dead Space)

Tal vez no sea el más peligroso, pero de todos los necromorphs que pululan en el USG Ishimura, el Twitcher es uno de los más horrendos. Son marines que fueron infectados, así que eso los hace más resistentes que, digamos, los Slashers, pero el problema no termina ahí. La infección ha reaccionado de manera extraña con el Módulo de Estasis que traen las armaduras de los soldados, así que estas criaturas se mueven mucho más rápido que el resto.

Pero lo que hace que los Twitchers infundan terror son sus espasmos. Su cuerpo, cabeza y extremidades se mueven rápidamente, como si sus terminales nerviosas quisieran controlaras todavía. Además, aún se puede apreciar su rostro humanos, pero con el cráneo rebanado de forma horizontal, lo que deja ver una serie de tentáculos que se agitan. Sí, es normal apretar la mandíbula al ver que se acercan.

4. Dr. Salvador (Resident Evil 4)

Claro, el doc no podía faltar en esta lista, pues cumple con los requisitos necesarios para ser realmente aterrador: Es más grande que el resto de los Ganados, se mueve más rápido, las armas convencionales no le hacen ni cosquillas, usa un costal de papas a manera de máscara y sabes que se aproxima cuando escuchas el melodioso motor de su sierra eléctrica. Oh, mierda.

Basta ver la escena de apertura del juego, en la que Leon llega al pueblo y se encuentra por primera vez con los Ganados y Chava, para tener pesadillas por semanas, aún y cuando no hayas visto la sanguinaria secuencia de muerte en el que el doctor Salvador decapita al Kennedy como si rebanar mantequilla con un cuchillo caliente.

3. Undead Cougar (Red Dead Redemption: Undead Nightmare)

El puma es el animal más temible en Red Dead Redemption: es rápido, ágil, sigiloso y de un solo zarpazo puede matar a tu caballo, lo cual te pone en severa desventaja contra el felino montes. Ahora conviértelo en zombi y llora.

El puma zombi es esencialmente igual que su versión no infectada, con la ligera diferencia de que ahora aguanta más plomazos en el cuerpo. Sí, en ocasiones ruge antes de atacar, pero la mayoría de las veces es demasiado tarde para emprender la graciosa huida. Pro tip: Dispara SIEMPRE a la cabeza. Sí, es obvio tratándose de zombis, pero no está de más recalcarlo en este caso.

2. Witch (Left 4 Dead, Left 4 Dead 2)

El llanto. Oh, Dios mío, el llanto. La anticipación de encontrarte con la Bruja genera mucha tensión, en parte por la música que ejecuta el Director y también por los lamentos de la zombi. Podremos ser muy aventados cuando nos enfrentamos a la horda o a los infectados especiales, pero con la Bruja todos temblamos; apagamos linternas, no hacemos ruidos y queremos salir lo más rápido posible del lugar.

Mientras no la molestes la Bruja no te atacará, pero si la alborotas puedes darte por muerto. Se abalanzará contra ti y te incapacitará de inmediato, pero seguirá destripándote hasta que estés completamente muerto, si es que no te rescatan tus compañeros.

Pero en serio, lo más aterrador es su lloriqueo. La única forma en que podría ser más estremecedor es si se tratara de la risa inocente de una niña.

1. Headcrab zombie (serie Half-Life)

En todas sus presentaciones, el Headcrab zombie es el zombi más aterrador. Estándar, rápido, venenoso o Zombine, sus movimientos y ruidos te pondrán a la expectativa en cada uno de los niveles del juego.

Los quejidos, con rasgos humanos, como si aún estuvieran vivos y quisieran escapar de su maldición, aflojarán el gatillo de tu escopeta; querrás disparar a todo lo que se mueva y no se mueva. Además, las variaciones como el zombi venenoso y el Zombine pueden acabarte en segundos si no eres cuidadoso.

¿Quieres que se te hiele la sangre? Préndele fuego a un headcrab zombie estándar y escúchalo gritar. Te aseguro que ese sonido no te lo podrás borrar de la cabeza en días.