Llega la primera ópera 2.0

¿Imaginaría hoy en día Richard Wagner a sus personajes cambiando la épica de sus lamentos por actualizaciones de su perfil en Facebook en vez de arias? Algo así es lo que sucede con Las horas vacías, una ópera del español Ricardo Llorca, que próxima a estrenarse en el prestigioso Lincoln Center neoyoquino suscita interés y curiosidad a partes iguales.

Su argumento es fácilmente reconocible hoy en día, como es la figura de su protagonista, una mujer solitaria enganchada a Internet que construye su propio mundo aparte.

Llorca, director y autor del libreto, ha buscado crear un nexo de unión entre dos mundos aparentemente tan distintos -la ópera, relacionada con el clasicismo, y la Red, como icono contemporáneo- y también añade en el montaje elementos audiovisuales a través de pantallas que proyectan diseños virtuales. La forma puede tener ese recubrimiento 2.0, pero en el fondo la ópera sigue una estructura tradicional, tanto en la estructura del reparto como en la orquestación.

“La ópera aporta vida espiritual y alimenta nuestra alma”, ha declarado el español, aunque no sabemos si tenía en mente Internet cuando hizo el comentario.

Link: ‘Las horas vacías’: la primera ópera 2.0 (20 Minutos)