[metroimage ids=”38-42245,38-42246,38-42248,38-42249,38-42251,38-42253,38-42254,38-42256,38-42258,38-42259,38-42260,38-42262,38-42263,38-42265,38-42266,38-42268,38-42271,38-42272,38-42273,38-42275,38-42276,38-42278,38-42279,38-42280,38-42283,38-42284,38-42286,38-42288,38-42289,38-42291,38-42292,38-42293″ imagesize=”large”]

Goldeneye 007 [NB Labs]

El remake más esperado del año por fin llegó. ¿Vivirá a expensas de su nombre o no?

Y la fecha llegó. El remake de Goldeneye 007, el antiguo título de Nintendo 64 y que se transformó en un icono de los juegos de acción y un título de colección, llegó gracias Eurocom – mismos creadores de Dead Space Extraction – de forma exclusiva Nintendo Wii. Pero no es una reedición 1:1 como la de XBOX Live Arcade, sino un juego nuevo que intenta hacer justicia como lo hizo el primero con sus propios medios. ¿Lo logrará? La respuesta a esta pregunta después del salto.

Vodka Martini. Batido, no revuelto

Como les dije, este es un remake que, en pocas palabras, captura la esencia del primer título, pero no es igual. Desde que entramos al primer nivel, se nota que la mano del pastelero es diferente. De hecho, la mayoría de los niveles han sido reajustados para calzar con la narrativa del nuevo Goldeneye 007 y los tiempos modernos, así como la inclusión del nuevo agente 007 caracterizado por Daniel Craig, la inconfundible voz de Judi Dench como “M” y una nueva actriz como la “Chica Bond” (que no tengo idea quién es pero es rica hasta con ropa). Grandes cambios en la historia y en los personajes, incluso James Bond tiene teléfono móvil. Menos mal, no es un iPhone.

Tal como en algunos niveles del antiguo Goldeneye, aquí también tienes la opción de pasar los niveles sin ser detectado (cuando se puede), lo que te ahorra balas. Si tienes éxito, evitarás los molestos refuerzos y una balacera segura. Jugando ninja-style rematando tipos Close Quarters Combat y eliminando las cámaras cercanas, o rambo-style disparando a todo lo que se mueva y corriendo a cada rato, el juego se siente bien juegues como lo juegues.

Dándole caña como Rambo igual te los puedes pasar.

En sí el juego se ve genial. Sólo tendrás uno que otros tiritones serios en un par de áreas, mientras el resto se mueve de forma fluida: desde dentro de una discoteca hasta en medio de África. Cada detalle está bien cuidado y bien producido, y muchas veces pensarás que se trata de un juego de XBOX 360 o PlayStation 3, y otras veces estarás pensando cómo lograron tal cosa en la Wii, una consola que no es conocida por ser un peso pesado. La culpa es del motor de Dead Space Extraction que está siendo rehusado en este título, lo que provoca que todo se vea sobre la media.

Siempre han dicho que el lápiz es más poderosa que la espada

Jugar con el Wii Mote es medianamete difícil al principio – cuesta acosumbrarse a lo angosto o inexistente que es la zona muerta en el zoom. Lo caótico que es el entrar y salir de este zoom (Aim Down Sights) con el botón [Z] (por defecto) sólo necesita una hora de práctica para solucionarse en gran parte. Si tienes la mira en un enemigo, hacer zoom justo mientras le apuntas apegará la mira a él automáticamente (se puede desactivar) para transformarlo en coladero. Es un buen sistema que siempre funciona cuando apuntes bien y no tengas a un enemigo detrás tuyo, porque en ese caso tienes que esperar hasta que te des vuelta completamente mientras te comes las balas. Eventualmente se puede modificar casi todo: si no te gusta la disposición de los botones o el comportamiento, no cambiarlo es de flojos.

Para aquellos old-schools, si no les gusta, también pueden usar el control clásico o el de Gamecube, no hay problemas difíciles ya que se juega como cualquier FPS estándar con este modo. Puede que extrañes las ventajas de cada uno, especialmente la facilidad de apuntar con el Wii-more, pero lo genial es que puedes cambiar el control incluso en medio del juego para cada situación.

Al diablo el zoom, vamos a repartir plomo como un campeón.

Volviendo al tema de lo que hace Goldeneye 007 un FPS mucho más moderno es la inclusión de la mecánica para cubrirse. Muchas veces tendrás que estar detrás de algo, algo muy recurrente en este juego, y muy flexible a la vez – al agacharte, hacer zoom con el arma te para automáticamente. Pero varias veces el parapeto donde estás te servirá de nada porque algunas pocas balas se colarán sí o sí, hasta hacerlo desaparecer. Estar constantemente moviéndose (porque ningún parapeto dura para siempre) o buscando el borde de una pared es mucho más eficiente.

A pesar que los eventos rápidos en las cinemáticas – o como digo yo “Simón Dice” – son cortos y simples, están demás en este juego y no ofrecen mayor desafío con el control. Menos mal, las veces que suceden son relativamente pocas y estarás más disparando y cubriéndote que haciendo estas aburridas cosas todo el tiempo. La más larga de ellas ocurre precisamente al final, donde aporta muy poco.

Menos mal, en la mayoría del juego estarás repartiendo balas con una gran variedad de armas que podrás encontrar en el camino. Pocas de ellas se pueden sentir similares, y es fácil que alguna se torne tu favorita, mejor cuando encuentras una variación con reflex o láser. La nula posibilidad de dejar de lado tu fiel PP7 no es algo que se extrañe con dos armas más a los costados, especialmente cuando le puedes sacar el silenciador. El C4 puede que sí un par de veces, ya que en el juego es inexistente, pero los enemigos no se amontonan en un lugar para que sean viables. Para suplirlas tenemos la posibilidad de patearle el trasero con manos y puños a quien encontremos cerca, o bien, disparar a cosas explosivas convenientemente colocadas a través del nivel.

Lo que nadie puede decir que está bueno o sea muy cool es la recarga. Cuando le estás colocando las balas a tu arma, todo el resto de la visión torna nublado, y es difícil elegir el siguiente objetivo para que reciba tus balas después. Eso le quita un poco de fluidez al juego ya que te casi-obliga a esperar un rato antes de regalar plomo.

Los gobiernos cambian… las mentiras son las que se mantienen igual

Goldeneye 007 es un juego que te puede consumir aproximadamente 6~12 horas de tu vida, dependiendo de qué tan próh o n00b seas, y si le aplicas a las misiones secundarias o te vas directo donde apunta el mapa. No todos los niveles del juego original están aquí como los de bonificación (Aztec y Egypt), pero sí están aquellos más representativos rediseñados como Dam (el primero) o Cradle (el último) perfectamente reconocibles, mientras del resto se nota que sufrieron lavados de cara evidentes.

Déjà vu

Entre esos niveles, ninguno se siente reciclado, mucho menos puesto ahí para rellenar. Un par de veces repasarás los niveles al revés pero serán tiempos muy breves porque tendrás que escapar de ellos. En general, tanto los escenarios como los niveles en sí mismos gozan de mucha variación y nada suele ser igual que el anterior: aún cuando son lineales en esencia, hay distintas formas y rutas de pasar un nivel, tanto sin ser detectado como arrasando todo desde posiciones estratégicas.

La IA es bastante simple, pero a la vez, inteligente dentro de lo que se puede hacer. A veces te preguntarás como los tipos no se dieron cuenta del cuerpo que dejaste tirado (porque desaparecerán), aquél ruido de pisadas en la lluvia, etcétera. Por otra parte, muchas veces se cubrirán bien, intentarán flanquearte si te quedas en un lugar estático y harán piruetas para que te sea difícil eliminarlos. Muy pocas veces estarán de forma estática en algún lugar o te perderán la pista. Al revés, cuando saben que estás ahí al acecho, sabrán de tu posición inmediatamente, y gastarán todas la balas para que vuelvas a empezar desde el último bien colocado punto de partida (checkpoint).

Si no te gusta que te metan plomo y que misteriosamente “sanes” con el tiempo, es posible jugar Goldeneye 007 de forma clásica, o sea, con salud no regenerativa, y también la posibilidad de siempre cumplir los objetivos secundarios por obligación si quieres avanzar.

Respecto al multijugador, lejos es uno de los modos más fuerte de este juego y el aspecto que lo transformará en una compra segura para Wii. Además de los modos clásicos como mis favoritos GoldenGun y The Living Daylights, se suman otros nuevos como y la experiencia. A medida que vas matando más, vas desbloqueando nuevos gadgets, armas y otras cosas. Y si 4 es poco para tí, en línea se pueden juntar hasta 8 al mismo tiempo. Local o en línea, los mapas son algo pequeños, lo que transforma a Goldeneye 007 en una fiesta de monos cuando hay 4 o más jugadores repartidos por el mapa.

Snif… ¡qué buenos tiempos!

Lo claro sí es que este modo es mucho más nostálgico (no encuentro otra palabra para definirlo) que una copia 1:1 del antiguo GoldenEye o algo que se transforme en una competencia en Internet de los ya instalados Modern Warfare Reflex o The Conduit. A pesar de ser algo incómodo de jugar aún en una televisión HD, el real potencial funciona cuando hay tres tipos intentando matarse o más, ya que con menos te aburres algo más rápido.

“Por Inglaterra” – No, por mi

No se confundan, este no es un port a secas del antiguo, sino un juego totalmente nuevo de pies a cabeza, que toma más material de la película del mismo nombre que del juego mismo (especialmente cuando debes escapar del helicóptero) y se pone una polera con el sticker “moderno”, y un celular-navaja-suiza en el bolsillo.

Este remake se podría resumir como un balance perfecto entre el viejo Goldeneye 007 y las nuevas mecánicas de jugabilidad y acción acordes para llegar 12 años más tarde. Casi todas las cosas funcionan muy bien, y algunas pocas no tanto. Kudos para Eurocom y Activision que hicieron un excelente trabajo, creando un título pulido, creativo y bien hecho por donde se le mire; rescatando todos los elementos que hicieron al primer juego un ícono en su época, como mejorando todos los aspectos posibles.

Si esperaste años por un buen remake, digno para el podio a mejor juego del año en la Wii, aquí lo tienes. Se merece todos tus billetes, y no es mala idea que sea el primer juego FPS para alguien como lo fue el original.

Lo imperdible

  • La esencia del clásico Goldeneye 007 se mantiene.
  • Buena narrativa, se siente el progreso coherente.
  • Genial diseño de niveles.
  • Buena mecánica para apuntar y disparar, nunca se siente sobreusada.
  • Actuación vocal y soundtrack.
  • La ambientación de los niveles es genial en cada uno de ellos.
  • Multijugador entretenido, local o en línea, casi como el antiguo.

Lo impresentable

  • Leves inconsistencias en algunos lugares
  • Simón dice
  • El jefe final
De colección
Si esperaste años por un buen remake, digno para el podio a mejor juego del año en la Wii, aquí lo tienes.