Ayer se realizó un preview para prensa de lo que se hablará hoy, durante el foro Smarter Cities, organizado por IBM

Durante esta jornada se está realizando el foro Smarter Cities, organizado por IBM, en el Hotel Sheraton San Cristóbal, en Santiago de Chile. Este es un evento que convoca a connotados participantes del mundo político y privado, de las ONG y del mundo académico, encabezados por Irving Wladawsky-Berger, presidente emérito de la Academia de Tecnología de IBM.

Está destinado a debatir sobre la manera de que los espacios urbanos crezcan en forma sustentable e inteligente, siendo capaces de  incorporar el conocimiento científico a la vida real. A veces un descubrimiento tarda medio siglo en dar el salto entre los laboratorios de investigación y, por ejemplo, la salud pública o el transporte masivo. ¿Por qué pasa esto? ¿Cómo acortamos ese ciclo para sacarle provecho a la tecnología?

Como aperitivo para lo que trae el foro -al cual acudirán los enviados de FayerWayer y VeoVerde– ayer el Sr. Wladawsky-Berger, recién bajándose del avión luego de compartir vuelo con los 33 Mineros que regresaban de Estados Unidos, ofreció una presentación a la prensa especializada junto al alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego.

¿Quien es y qué dijo Irving Wladawsky-Berger?

Irving Wladawsky-Berger es una de las mentes más brillantes de IBM (que nunca ha sido escaso en ese capital) y aunque hoy se encuentra retirado de su vida profesional, sigue siendo el presidente emérito de la Academia de Tecnología de IBM y el vicepresidente del directorio de la empresa.

Mientras estuvo activo, algunos de sus aportes a la compañía, y que trascendieron la compañía, fueron la concepción de la internet como plataforma de e-Business más allá de su simple utilización como canal de difusión o comunicación, y el replanteamiento de la empresa desde “un fabricante de servidores y procesadores” a “un proveedor de servicios” lo cual -dicen- impidió que IBM colapsara cuando estuvo en un mal momento a principios de siglo.

Actualmente, Irving Wladawsky-Berger encabeza diversas instancias de investigación e incentivo a la innovación, y el ejemplo más contingente de ello es la realización en Santiago de Chile del foro Smarter Cities. Es la cuarta vez que este foro se realiza en el mundo  (antes se hizo en Shanghai, Berlín y New York) por lo que es un honor sin precedentes que hayan elegido la capital chilena para reeditarlo este año.

Sin embargo la elección de Chile para este evento no es gratuita, por dos razones. Primero, hemos ocupado las portadas del mundo este año tanto por la tragedia del terremoto como por el rescate de los 33 mineros. Segundo, porque desde fines de marzo IBM sostuvo reuniones periódicas con el equipo de reconstrucción capitaneado por Pablo Allard para discutir sobre una “reconstrucción inteligente”. Una que vaya más allá de devolver la infraestructura que teníamos sino una tecnológicamente preparada para alertar, por ejemplo, cuando la enfierradura de un puente entre en fluencia, o cuando se rompa la matriz de agua potable en un sector.

Esto no significa, claro, que necesariamente vayan a implementar esas sugerencias en la reconstrucción, pero al menos IBM se tomó el tiempo de enviar gente a empujar una solución menos conformista que lo usual.

El foco y alcance del foro Smarter Cities va mucho más allá de lo poco que podamos describirles en este artículo, pero para ilustrarlo con un ejemplo, podemos comentar que cuando se inventó el transistor el mundo siguió usando radios de tubo otros 30 años. Y cuando se inventaron los circuitos integrados, se siguió -y se sigue- usando el transistor. Ahora que existen sensores hechos con nanotecnología, a lo mejor los que estamos leyendo este artículo nos vamos a morir de viejos antes de verla aplicada en el transporte público, en la salud estatal, en los liceos, en el agua potable, en las redes de gas de cañería, en los niveles de los embalses de aguas lluvia, en las líneas de transmisión eléctrica de larga distancia. De eso que hemos nombrado, la gran mayoría no ocupa circuitería integrada y otro tanto no incorpora transistores. Algunos cruces ferroviarios en el sur de Chile, todavía ocupan enclavamientos mecánicos, igual que hace 100 años.

Entonces, tenemos claro que esperar a que las innovaciones se expandan orgánicamente a la vida cotidiana demora demasiado tiempo, y si realmente alguien está desarrollando -o ha desarrollado algo- que piensa que mejorará la vida de los seres humanos, entonces hay que hacer algo para empujar ese cambio. No basta encerrarse a inventar si a lo mejor necesitamos inventar menos y gestionar más para que 15 o 20 años de invenciones realmente se usen para eso que originalmente queríamos.

¿Y por qué estaba Claudio Orrego?

Bueno, esa es la otra parte de esta historia.

Resulta que Peñalolén, comula de la cual Orrego es alcalde desde hace varios años, viene trabajando, de la mano de una asesoría con IBM, para tecnologizar los servicios municipales en pro de mejorar la calidad de vida de las personas.

Lo que se mostró ayer hablaba sobre los progresos por ejemplo en términos de la disminución de trámites, o la agilización de éstos, y la disminución de viajes desde y hacia los servicios municipales para realizar tareas que hoy se hacen en línea: pagos, certificados, tomas de hora, etc.

En general, cualquier alcalde, cualquier autoridad, que elija seguir el camino de implementar servicios tecnológicos hace una defensa parecida del e-governement y sus ventajas, pero en la presentación de ayer se aterrizaron temas que muchas veces pasan desapercibidos en las conversaciones comunes. Por ejemplo, nos enteramos de que la Ley General de Municipalidades que rige en Chile no contempla ni de lejos la legitimidad de pagar Permisos de Circulación Online… y como ese hay muchos otros casos en los que una municipalidad que se la juegue por ofrecer tal o cual trámite, tal o cual certificado por internet, se encuentra con que su desarrollo está en el aire, fuera del amparo de cualquier marco legal. Orrego comentó que en ese caso particular tuvieron que acudir a la Contraloría para que ésta se pronunciara sobre la validez del procedimiento y por tanto del instrumento público así emitido. La otra opción era esperar a que se reformara la famosa Ley General. ¿Alguien se anima a vaticinar cuánto puede tardar eso?

En la ronda de preguntas aproveché de cuestionar algo que siempre me ha intrigado sobre el capitanear estos grandes cambios, no sólo en instituciones públicas o cargos de elección popular, sino también en la empresa privada: ¿Cómo hace uno para que su sucesor no intente borrar tu memoria, tu huella, echando atrás esos proyectos emblemáticos?  Le dije a Orrego que, aunque lamentaba ponerlo en ese caso hipotético, siempre cabe preguntarse qué pasa si uno pierde y, lejos de enojarse, comentó que también se lo había preguntado.

Su respuesta en todo caso reveló que le había dado no una sino muchas vueltas, señalando que la “protección del cambio” tiene tres aristas:

  • Que una medida que le facilite la vida a la gente no se puede echar atrás sin pagar un precio en popularidad
  • Que las medidas que se respaldan con ordenanzas municipales no pueden ser echadas atrás sin darse el trabajo de modificar la ordenanza misma, lo cual es un trámite engorroso (y por lo tanto están trabajando en hacer ordenanzas para todos los inventos tech que hoy tienen sin el respaldo de una de éstas)
  • Que algunas medidas resultan en un beneficio financiero para la municipalidad (en el caso del Permiso de Circulación, la recaudación se triplicó de un año a otro, gracias a que atrajo clientes de otras comunas) por lo que echarlas atrás es contraproducente incluso si el próximo alcalde es de la tendencia contraria.

¿En resumen?

En resumen, la tecnología puede facilitarle mucho la vida a la gente, pero el hecho de que la tecnología exista no la lleva mágicamente a su implementación en los infinitos detalles tediosos de la vida común, por lo que hay que empujarla ya sea recorriendo el mundo difundiendo este mensaje como Wladawsky-Berger, o poniéndolo en práctica como Orrego.

Más allá de eso, fue una conversación relajada y un rato agradable. Espero que la lectura del mismo les pueda brindar a uds la idea correcta de la experiencia vivida. Estén atentos mañana a nuestro reporte del foro que se está realizando en estos momentos. Adelante estudios!