Fist of the North Star: Ken's Rage [NB Labs]

Fist of the North Star: Ken's Rage [NB Labs]

por

El Puño de la Estrella del Norte es un manga de culto de la década de los 80, era tan famoso en su momento que tenía su serie televisiva de anime, su largometraje y hasta su videojuego en distitnas consolas. La historia era conocida por ser muy violenta, llena de sangre y cuerpos explotando en un mundo post-apocalíptico. Y aunque nunca se convirtió en un universo super conocido en occidente la saga siempre ha estado latente en algunos medios; y en esta ocasión Tecmo Koei traen su versión de las aventuras de Ken y su lucha para ser el mejor guerrero del planeta.

Fist of the North Star: Ken's Rage es un beat 'em up inspirado en el universo de Buronson y Tetsuo Hara en donde todo se arregla con golpes mortales en duelos legendarios. Niubie estuvo desentrañando este título, a continuación nuestro Labs.

La ley del más fuerte

El argumento trata sobre un mundo postapocalíptico en donde un puñado de grupos humanos sobrevive en un planeta devastado por una guerra nuclear. La ley del más fuerte es la que se impone por lo que mucha gente es esclavizada, asesinada, violada por grupos de gandallas. Algunos grupos son células independientes pero otros son parte de enormes ejércitos, los cuales son liderados por los guerreros de artes marciales más poderesos en la tierra.

El protagonista de esta historia es Kenshiro, sucesor del arte marcial Hokuto Shinken, quién es vencido en un combate que casi le cuesta la vida. Shin, su vencedor, le arrebata a su amada Yuria y se la lleva a vivir a su imperio personal. Ken logra recuperarse e inicia su trayectoria que en un principio va en busca de su chica pero es sólo el inicio de su camino a convertirse en el artista marcial más poderoso del mundo.

Golpeando los puntos de presión

Koei fue el encargado de desarrollar este título, el cual es un beat 'em con muchos tintes hack 'n slasheros ya que todos los personajes jugables son lo suficientemente poderosos para hacer cachitos a sus enemigos, llenando el suelo y paredes de sangre. La mecánica de juego es muy a la Dynasty Warriors, cientos de enemigos con los que pelear, haciendo combos y tirando poderes a diestra y siniestra. Se van ganando puntos de experiencia, los cuales se utilizan para aumentar habilidades, técnicas y atributos que vuelven a los personajes más fuertes cada vez. Y pues, básicamente eso es todo lo que se hace en el juego. Pelear, matar enemigos comúnes, destazar enemigos medios, pulverizar jefes de nivel, ganar puntos, gastarlos, hacerse más fuerte, pelear contra enemigos más difíciles, etc. etc. Un continúo ascenso para ser el personaje más poderoso de todos.

No los voy a engañar, este título es un beat 'em up puro y duro. Si alguién busca un poco de aventura plataformera, algún reto rompecabezas o cosas que no tengan mucho que ver con repartir puñetazos, aquí no lo van a encontrar. Este título es para dos tipos de jugadores, los fanáticos de la saga y los adictos a los videojuegos de peleas.  No me extraña que sea así, creo que el argumento original del manga se presta muy bien para este género.

Fist of the North Star: Ken's Rage tiene varias modalidades de juego: Legendary, Dream y Challenge. Legendary es el modo historia de un sólo jugador, el cual abarca la trama del manga y pone al usuario en las  botas de Kenshiro, con quien se tiene que ir avanzando en lo largo de este sanguinario mundo. En algunos puntos de este modo se irán desbloqueando personajes que aparecen en la historia, los cuales se vuelven accesibles en Legendary y/o Dream Mode, donde se juega su punto de vista en el argumento.

Dream Mode, es el modo donde las misiones son situaciones imaginarias basadas en el universo original, las cuales son sólo un pretexto para la experiencia hack 'n slashera de esta generación:  pelear contra cientos de enemigos al mismo tiempo. Aquí es posible jugar cooperativo (local) y de hecho hay varios personajes disponibles en este modo que no lo están en Legendary (por si alguno es fan de la serie y quiere usar Hear o Jagi, por ejemplo). Si en Legendary Mode ya se notaba la mecánica Dynasty Warriors, en este modo es ya descarado. Las misiones no son más que mapas llenos de enemigos descuartizables aunque supongo que está planeado así para todos aquellos que disfruten de este género.

El modo Challenge, como su nombre lo indica, es el modo de retos en donde se mide de una forma más categorizada la habilidad del jugador y el poder de su personaje. Hay retos interesantes que sólo podrán vencer aquellos que le hayan dedicado varias horas al título.

La dificultad es media, el modo normal no resulta tan sencillo como siempre pero tampoco es imposible. Al modo difícil hay que invertirle más horas y para ganarle a algunos jefes finales simplemente hay que hacer más experiencia antes, no es tan fácil como llegar y vencer. El título es largo, la duración de los escenarios varía ya que muchos tienen objetivos alternos que pueden alargar la finalización del nivel. En el modo historia o Legendary Mode, se harán un poco más de 30 horas para terminar la historia de Kenshiro y demás personajes jugables. Pero no se olviden de que los personajes en Dream Mode también tienen su escenarios y sus historias alternas. Así que a eso agréguenle más horas, aunque se siga repitiendo la mecánica de juego la cual es pelear, ganar experiencia, ser más fuerte y seguir peleando.

Presionando los puntos del modo de juego

Algo que me decepcionó bastante fue la falta de énfasis en narrar el argumento. Si se está haciendo el videojuego de un manga super famoso que tiene serie de television animada y su propia película se debería poner mucha atención a los cut-scenes y demás formas de contar la historia. En Fist of the North Star: Ken's Rage sólo se utilizan uno o dos cut-scene por nivel y mucho mucho texto, de una forma muy aburrida, tan aburrida que casi casi invitan a que te saltes la historia (no dudo que mucha gente termine el videojuego y no sepa de que se trata). Digo, si ya tienes mucho material audiovisual ¿por qué no aprovecharlo? y aparte de ofrecer un extenso beat 'em up le agregas acción audiovisual que refuerce la trama y meta más al usuario en este mundo (como lo lograron con la serie anime y la película). Decepciona bastante que hayan descuidado tanto la historia, ya que muchas veces hace sentir que sólo usaron el nombre del manga  para promocionar un beat 'em up dynastywarriero.

Fuera de que narratitvamente deja mucho que desear, visualmente no. Los renders 3D se ven bastante trabajados, los enemigos sí son muy repetitivos (no hay tanta variedad como se quisiera) pero tampoco se puede esperar mucho pensando que se inventaron para ser destruidos rápidamente, las animaciones de cuando mueren explotando tambien son repetitivas, un poco de variedad no le vendría mal en este aspecto. Aún así no creo que la experiencia cambiara mucho sólo porque hay más diseños de vestuario de los enemigos y que exploten diferente. Cabe señalar que cada personaje jugable tiene su propia técnica de pelea y por lo tanto su propia manera de eliminar a los adversarios, por lo que la monotonía se siente más mientras más se utlice al mismo personaje.

El control cambia según cada personaje, algunos son más rápidos otros más fuertes, unos pegan de una forma otros de otra pero esencialmente es intuitivo y sencillo. Hay que ir hilando golpes, subir barras de energía que se utilizan para activar  técnicas especiales (sacadas del manga). La cámara casi no tiene problemas, solo algunas inconsistencias cuando se auto-ajusta y pueden cambiar el rumbo de una patada. La inteligencia artificial no es muy alta pero cuando son muchos enemigos eso casi no importa ya que todos atacan salvajemente. En fin, no es el beat 'em up super diseñado en donde todo se ve bonito y fluído pero tampoco es tan malo como para dejar el control, ya que cuando uno llega a un nivel medio con el personaje y los combates empiezan a salir mejor es difícil dejar de destazar enemigos.

Una cosa que también se pudo haber hecho diferente fue la forma de como eliminar a todos los jefes finales de nivel. Ya que después de vencerlos en combate para matarlos definitivamente hay que aplicar un "finisher move" lo cual es activar el típico mini-juego de destreza en donde se tienen que apretar los botones en el orden que van saliendo. Esta idea no es innovadora y por lo mismo creo que sobra usarla siempre con cada jefe final (y por ende para acabar el nivel). Uno siempre sabe que para acabar el nivel hay que llegar a ese punto y con esto se pierde mucha emoción de las batallas finales de nivel, ya que la fórmula siempre es la misma, pegar y pegar hasta que el enemigo se hinque y se le aplique el finsher.

En conclusión Fist of the North Star: Ken's Rage es un título que hay que tenerlo sólo por dos razones: si se es fan de la serie o fan del género beat 'em up. Creo que alguien que busque otra cosa va estar desilusionado. El título ofrece muchas horas de pelea, muchos enemigos por despedezadar, una jugabilidad sencilla que pronto hace que uno se sienta como Maestro de Hokuto Shinken y bastante, claro, hay mucha sangre (creo que esto nunca va a pasar de moda). Entre más horas se invierta más difícil será no querer terminar el título, ya que poco a poco se va notando como el presonaje es más fuerte mientras la dificultad aumenta cada nivel.

Si se es fan de la serie pues con más razón lo tienen que probar, aunque ese grave descuido en la narrativa también es un bajón para aquellos que esperan cut-scenes al estilo la película o la serie anime. Y en este caso no se admite usar la historia como pretexto ya que es gracias al nombre del manga que este título existe y siento que Koei desaprovecho una gran oportunidad para hacer un beat 'em up bien contado audiovisualmente (tiene todos los elementos necesarios para hacerlo bien).

Ponerse en las botas de Kenshiro no es sencillo hay mucho camino por delante. También hay camino por delante para Rei, Mamiya, Toki y demás personajes jugables en Legendary Mode. Descubrir y hacer crecer los movimientos y técnicas de todos ellos tiene su encanto (las diferentes formas de finiquitar a los enemigos, por ejemplo) pero también se torna bastante monótono y si uno no está acostumbrado a estos juegos puede ser bastante aburrido. Pero si se es de esos videojugadores que le gusta apretar botones y sentirse el rey del mundo, este es el título indicado: cientos de enemigos descuartizables, interesantes técnicas sanguináreas y muchas horas de juego.

Lo Imperdible

  • Algunas sanguinarias técnicas Hokuto Shinken y demás artes marciales
  • Enemigos huyendo después de ver lo poderoso que es el personaje
  • El universo de Fist of the North Star

Lo Impresentable

  • La falta de interés en la narrativa audiovisual
  • Pudo haber un mejor diseño de control
  • Falta de animaciones clave que hagan el modo de juego más fluído
Regular
…Este título es para dos tipos de jugadores, los fanáticos de la saga y los adictos a los videojuegos de peleas.."