España: Discográficas independientes denunciarán al Gobierno

España: Discográficas independientes denunciarán al Gobierno

(cc) totordenamour

Ni el gobierno se libra del furor de denuncias, juicios y demandas que rodean el tema de las descargas en Internet. Ahora es un grupo de discográficas independientes (un adjetivo que aplicado a un sello o a un grupo parece que hace tiempo perdió su sentido) las que amenazan con presentar en masa denuncias contra la Administración española por considerarla responsable patrimonial de la perdida de ingresos que supuestamente pierden por la bajada de archivos de la Red. Antes de llevarlas al juzgado esperan respuesta del Consejo de Ministros, a los que ha elevado esta queja (y amenaza).

Las dieciséis discográficas firmaron un manifiesto de protesta por la situación el pasado mes de febrero, y al no haber encontrado respuesta satisfactoria a sus demandas de entonces y no estar de acuerdo con la redacción final de la Ley de la Economía Sostenible (la Ley Sinde de marras)  se han decidido a dar un nuevo paso. Paso valorado en más de 375 millones de euros, que es la indemnización que reclamarían al Estado. La posibilidad de que esto ocurra finalmente es de un 0% y en parte por ello (ya en el manifiesto y en la nueva reclamación)  se apunta al usuario final (esto es, el tipo que se descarga la canción de su artista “independiente” favorito en el disco duro de su ordenador) como sujeto de la reclamación. Este punto ha resultado lo suficientemente controvertido como para que algunos de los firmantes se retiren de la demanda.

Las discográficas denuncian la caída estrepitosa de su negocio, con un descenso en las ventas de un 65% en los últimos cuatro años que ha motivado el cierre de muchas de estas pequeñas y medianas iniciativas empresariales. También reclaman que su voz se escuche en un tema en el que solo la SGAE parece tener voz mientras son ellas las que editan el 80% de los discos.

De fondo de todo este asunto subyace el fin de un modelo de negocio y de un sector que necesita adaptarse a los nuevos tiempos. Algo de lo que se han dado cuenta ya muchos artistas y músicos y que ninguna reclamación judicial va a salvar.

Link: Reclamación millonaria al Gobierno por las descargas (Público)