Brillante: Si se acabó la cerveza, pasa a los "cortitos" volteando el vaso

Brillante: Si se acabó la cerveza, pasa a los "cortitos" volteando el vaso

Una idea perfecta para empezar a pensar en el fin de semana. Salvan si es que algún tarado se tomó toda la bebida y ahorra espacio al guardarlos.

Me dio sed… Ya no queda nada para que llegue el fin de esta jornada laboral y con él el de toda esta semana. ¿Y qué significa eso? Que cruzando la puerta de salida de la oficina me daré una vuelta por el bar de mala muerte de la esquina para refrescar la garganta con una deliciosa cerveza helada. Y si por esas cosas de la vida, aún no pensaban en semejante bendición, bienvenidos serán vuestros agradecimientos.

Bueno, focus. Tengo otra imagen en mente que fue la que me enamoró de estos vasos. ¿Se han dado cuenta que cuando estamos conversándonos unos roncitos o piscolas, nunca falta el mamoncete que sólo toma bebida y que finalmente hace que sobre media botella del elixir? Ahora, en vez de dejar botado ese resto o llegar a mezclarlo con jugo en polvo, podemos simplemente girar el vaso y pasar al siguiente nivel: los "cortitos puritanos". ¡Genial! (¡hic!)

Pero además, como somos desordenados, qué mejor que tener dos vasos en uno para ahorrar espacio al guardarlos. Lo triste: si quiebras uno, lo lamentas el doble. Pero bueno, son los gajes del oficio…

El “set” de dos vasos tiene un valor de US$20. No es lo más barato de la vida, pero con simpleza y brillantez soluciona bastantes aspectos de la vida del bebedor (social, obvio).

¡Salud! (¡hic!)

Link: An Elegant Solution To an Unserious Drinking Problem (Gizmodo)