Trabajar videojugando [NB Opinión] Trabajar videojugando [NB Opinión]

Reflexiones de un editor

Trabajar videojugando [NB Opinión]

por

Reflexiones de un editor

Salón de prensa en gamescom 2010

Estoy a escasos dos días de cumplir mi primer año como editor en Niubie por lo que me gustaría aprovechar este aniversario personal para compartir con ustedes un poco mi experiencia como prensa de videojuegos. Como dice mi mini-biografía debajo de mi firma en los posts, desde niño he estado ligado a los videojuegos (como la mayoría de ustedes), tuve la suerte de tener varias consolas a lo largo de mi niñez y siempre fue un videojugador adicto. El mayor castigo que me podían hacer (y me lo hicieron varias veces merecidamente) era quitarme las consolas.

Cuando estaba terminando la carrera de la universidad tuve una materia sobre nuevos medios que me dió una perspectiva distinta a los videojuegos, los dejé de ver como entretenimiento/juguete y los entendí con un medio interactivo, con mayor capacidad que la televisión o el cine. Gracias a unos excelentes maestros decidí hacer mi trabajo de titulación sobre el estado de la cuestión del videojuego, he aquí un versión muy breve de aquél texto (por si alguien se interesa).

Un primer esquema que hice sobre la relación videojuego-usuario.

En esa época un amigo me fowardéo una oferta de trabajo de una revista/programa de televisión de videojuegos, la compañía era muy conocida en México en ese entonces. Hice la entrevista y me eligieron. Durante mi estancia en ese lugar trabajé tanto en la revista como en el programa de televisión, fue una temporada muy interesante para mi,  aprendí mucho sobre la industria editorial y televisiva, sobre trabajar en equipo e hice muy buenos amigos. Durante ese año viaje varias veces, estuve en Ubisoft Montreal, en BigHuge Games en Timonium, en el Tokyo Game Show y el E3; gracias a esto tuve la oportunidad de entender mejor como funciona un medio de prensa.

Una foto de una foto mia en el TGS

Dejé de trabajar ahi por varios motivos, uno de los cuales era que me mudaba de la Ciudad de México a Barcelona para realizar una Maestría en Artes Digitales. Estuve un par de años desconectado del medio por dedicarme a los estudios y proyectos personales pero un buen día, un amigo de aquella ex-compañía me invito a colaborar en Niubie. Acepté ya que no puedo negar mi gusto por los videojuegos y me llamaba mucho la atención regresar al medio. Estoy a punto de cumplir un año en Niubie y estoy contento ya que he encontrado un gran equipo, que trabaja con mucho corazón (algo muy importante para que las cosas funcionen), y también he tenido la oportunidad de viajar y conocer eventos en Europa, específicamente los GDCs y la gamescom.

Bueno, ahora sí, al tema. Ser prensa de videojuegos tiene varios pros y contras. Los pros son obvios, tener y probar los títulos antes que los demás, conocer gente importante de la industria, tanto desarrolladores como ejecutivos. Viajar cuando es posible, conocer lugares exóticos (como Japón), y pues sí, uno se divierte jugando. Pero al mismo tiempo hay que saber separar el gusto del trabajo y tener una mente objetiva siempre que se está analizando un título. Puede sonar fácil pero a veces cuando uno es fan de una serie se olvida de esto y todo lo ve super bueno cuando hay errores a la vista. Es importante no olvidarse que uno reporta para lectores y no para uno mismo.

El problema del fanismo en los periodistas de videojuegos se me hace muy grave, es increíble que uno se diga “prensa” (en teoría se reporta objetivamente algo) pero a la vez cuando hay una presentación de un nuevo título o consola y se acaba el video de presentación todos empiecen a gritar, aplaudir y chiflar como si estuvieran en un concierto de rock. Digo, lo bueno se debe reconocer y claro aplaudirse pero no alocarse y aventar los calzones al escenario. Y al final si a uno le gusto algo como periodista lo debe expresar en el medio donde publica y no la sala de conferencia. Y esto ocurre en todos lados, en todos los eventos que he estado (América, Japón y Europa) es lo mismo.

Un contra muy común en la industria es que la gente, que contratan y los que son contratados, generalmente ven este trabajo como un “premio”, que te pagan por jugar, básicamente, nunca falta alguien que te dice “ah ya quisiera yo trabajar en eso”. Esto algo común, no en todos lados pero en muchos, y está mal, ser periodista de videojuegos es un trabajo como cualquier otro, y no por eso hay que dar por sentado que sólo el hecho de tenerlo ya implica un tipo de pago “moral”, ambas partes tienen que estar conscientes de esto, el periodista comportarse profesionalmente y el jefe reconocer su trabajo como tal.

Mi oficina-habitación durante la gamescom 2010

La industria de prensa de videojuegos a nivel mundial es muy pequeña, aunque el mercado sea enorme, los medios que lo cubren son pocos y con dos o tres eventos internacionesl conoces a todo el mundo. Por ejemplo, en su momento conocí al editor en jefe de la Playstation Offical Magazine en el baño de una fiesta de medios, en la cual también estaba Akira Yamaoka tomándose una cerveza con la gente. En otra ocasión me tomé una cerveza con Seabass y estuvimos hablando (en su poco inglés y mi nulo japonés) de fútbol y Super Campeones (Capitán Tsubasa); y así hay miles de ejemplos. Esto es bueno y malo a la vez, bueno porque te das a conocer rápidamente (como medio y persona) pero malo porque a veces es un círculo cerrado y es dificil entrar si uno es nuevo como compañía. También es obvio que si uno hace algo mal fácilmente se entera todo el mundo, pero por lo mismo (por ser un círculo cerrado), se sigue trabajando dentro de él (al menos de que se haya hecho algo muy grave y quede baneado por todos). En fin la industria de medios de videojuegos, creo que yo, aún no está del tamaño que le corresponde al mercado.

Otro contra a mi gusto es que las revistas impresas están desapareciendo, ya casi no hay y de las pocas que hay sólo cierto porcentaje tienen la calidad que merecen los lectores. Esto es una lástima ya que es más agradable hojear una revista que hacer scroll down con el mouse. Aparte una revista siempre tiene más tiempo para diseñar y darle calidad a la información, no quiero decir que los websites no lo tengan pero la revista al no tener la presión de que la información sea tan inmediata se pueden dedicar más tiempo a ciertos enfoques y diseño de los artículos. Aparte de que el lector le dedica más atención.

Úliimo día de aquél E3. En la imagen: parte del staff, semi-muertos.

También quisiera hacer mención de los eventos. Para la prensa no son tan divertidos como para los visitantes consumidores. La gente de prensa siempre está estresada con entrevistas, coberturas, videojugar, fotos, video, etc. como cualquier otro medio especializado. Es el momento que más trabajo se tiene y cuando más jugo se le puede sacar a lo que está por venir. Me acuerdo del E3 que cubrí hace años, no tenía tiempo ni para hacer pipi y menos para comer, fue bastante estresante; pero el equipo fue muy efectivo esa vez (nos llevabamos muy bien) y sacamos un super E3. Se puede disfrutar si se puede controlar toda la info que hay.

Y pues de momento es todo lo que diré sobre esta industria. Sé que muchos querrán ser desarrolladores de videojuegos, otros sólo consumidores pero si alguien piensa en ser prensa, recuerden siempre que hay saber separar los gustos y aficiones del trabajo para poder ser objetivos, ser profesionales de verdad. Nunca hay que dar por sentado que el hecho de trabaja videojugando  ya es un tipo de paga (como los reporteros de fútbol, no van a los partidos a disfrutar sino a trabajar). Y sí, este un trabajo que se disfruta. En mi experiencia he pasado más buenos momentos que malos y he conocido gente muy interesante. El trabajo se hace con gusto.

Descansando un poco durante la gamescom 2010