[metroimage ids=”38-156977,38-156979,38-156980,38-156981,38-156982,38-156983,38-156986,38-156987,38-156988,38-156989,38-156990,38-156991,38-156992,38-156994″ imagesize=”large”]

Sony Walkman NWZ-W252 [FW Labs]

Un equipo ultraportátil pensado para quienes salen a correr y escuchan música.

Competir contra la línea de iPod de Apple no es fácil, pero de alguna manera Sony y su franquicia Walkman han logrado sobrevivir. Con diseños innovadores y precios cada vez más bajos, la compañía japonesa mantiene a flote su división de reproductores de música.

Su última entrega es el NWZ-W252, un reproductor pensado para deportistas, por eso su diseño simple y que incluye el reproductor dentro de los mismos audífonos, sin tener una pantalla.

El equipo – Sony NWZ-W252

Lo primero que llama la atención al ver la caja del NWZ-W252 es la frase “Water resistant MP3 player”. Viendo a los deportistas de la caja, uno asume que el reproductor está pensado para usarlo durante la realización de actividad física, por lo que la gran preocupación debe ser el sudor. Lamentablemente, al dar vuelta la caja se lee “no exponer al agua”, lo que ya le resta un poco de credibilidad a la “resistencia al agua”.

La gracia del reproductor es su portabilidad. La memoria está incorporada a los audífonos, que parecen dos auriculares bluetooth unidos por un cable. Se ponen por detrás de la cabeza, y así a la izquierda queda el control para el tipo de reproducción (standard, shuffle o playlist) y a la derecha quedan los controles básicos (play, rewind, forward, y volumen). El audífono entra a la oreja, y vienen 3 pares de gomas de distintos tamaños para acomodarlos a gusto.

Ambos auriculares están unidos por un imán y se pueden sujetar con un pequeño clip, que cuenta con un hoyo para colgar el reproductor. Cuando no está en uso, toma una forma similar a un corazón y se puede llevar cómodamente en una mochila o en los bolsillos de una chaqueta.

En relación a aspectos más técnicos, este walkman cuenta con una memoria flash de 2 Gb, reproduce formatos MP3, Wav, WMA y AAC y es sólo compatible con Windows.

Funcionamiento y reproducción

El imán que junta los auriculares es el mecanismo de encendido del reproductor: mientras los auriculares estén juntos, el dispositivo está apagado. Cuando  los separas, puede sonar. De entrada, al ponérselo en la oreja ya se nota que no es muy cómodo. Quizás es una cosa personal, pero siempre se sintió suelto ya que los auriculares nunca se agarraron bien de mis orejas.

Ya con el reproductor encima, se prende al apretar play. Una voz se encarga de decir la información que usualmente saldría en pantalla (“play”, “next folder”, etc.). Los controles de volumen responden bien y como sobresalen del auricular, se pueden apretar de manera rápida y fácil.

Este Walkman viene con un método nuevo de reproducción llamado “Zappin’”. Al mantener apretado el botón play, la voz dice “Zappin’ in” y comienza a reproducir fragmentos de canciones, de no más de 10 segundos, para que uno elija cuál escuchar. Al elegir una canción, se aprieta play, la voz dice “Zappin’ out” y la canción comienza a sonar desde el comienzo. Suena un poco confuso, y al usarlo por primera vez  lo es, pero después de un par de intentos, se hace más manipulable. Quizás no es muy útil, pero es una manera distinta de pasar por las canciones.

En cuanto a sonido, este Walkman deja mucho que desear. Los bajos suenan vacíos, débiles, y pasa que en algunas canciones suena como si tuvieran eco. Cuando se empuja el audífono más adentro en la oreja se escucha un poco mejor, pero no debería ser necesario meter tanta presión para tener un mejor sonido. Pero es muy probable que las personas que compren este reproductor busquen un buen sonido sino un buen acompañamiento para hacer deporte.

La duración de la batería es bastante buena. En una semana de uso constante, sólo fue necesaria una carga completa y una carga a medias (según los manuales, con 3 minutos de carga se puede ocupar durante 4 horas).

Uso en actividad física

Este walkman se vende como un producto para ser usado en actividad física, por lo que en nuestra prueba lo usamos para salir a trotar y andar en bicicleta. En general funcionó bastante bien. El sonido era claro y no impedía escuchar la actividad en la calle (cuenta con un limitador de volumen). No hubo problemas con el sudor, por lo que estaría cumpliendo con su “resistencia al agua”. El único problema que hubo fue que, al trotar, los audífonos tendían a salirse de las orejas. Esto por el mal agarre que tienen, lo que hace que queden sueltos y se caigan con facilidad.

Conclusiones

No hay que engañarse y decir que es un walkman perfecto. Hay mejores opciones para escuchar música en el mercado. Pero cumple su función como un reproductor para hacer deporte. Quizás no es ideal para escuchar tu música favorita, pero por su tamaño, portabilidad y su batería, sí es una buena opción para salir a trotar un rato.

Lo imperdible:

  • Muy portátil, tiene un tamaño muy cómodo para llevarlo.
  • La batería. Cumple las expectativas de duración.
  • Modo Zappin’: puede no ser muy útil, pero es una de las mejores características del reproductor.

Lo impresentable:

  • La baja calidad del sonido.
  • Audífonos incómodos.