Padre e hijo lanzan iPhone al espacio (graban y lo recuperan intacto)

Padre e hijo lanzan iPhone al espacio (graban y lo recuperan intacto)

Ni Steve Jobs podría decir que llevó al iPhone tan lejos como los Geissbuhler. Literalmente.

Desde ya, muchos podemos comenzar a envidiar la infancia que Max Geissbuhler está teniendo de la mano de su padre Luke en Nueva York, con quien se divierte desarrollando inventos caseros de tal nivel que acaban de enviar al espacio un iPhone junto con una cámara de video HD, para registrar el trayecto que realizan arriados por un globo sonda.

El satélite casero, con los dispositivos empacados en una pequeña caja de poliestireno extruido, se elevó por encima de los 30.500 metros de altura dentro de la estratosfera, en un viaje que duró 72 minutos y donde debió soportar temperaturas, vientos y velocidades extremas… ¡y sobrevivió!

Pese a que no se usó la cámara del iPhone para registrar el material audiovisual, sí fue vital su sistema GPS para saber dónde se encontraba el improvisado satélite y dónde cayó luego de que el globo sucumbió (fue apenas a 48 kilómetros del lugar de lanzamiento).

Disfruta el material tras el salto, que ya es considerado como uno de los mejores registros espaciales hechos por un aficionado.

[vimeo width=”560″ height=”315″]http://www.vimeo.com/15091562[/vimeo]

Link: iPhone survives a trip into space and returns without any damage (Dvice)