Microsoft Tags ya tiene 2 billones de amigos

Microsoft Tags ya tiene 2 billones de amigos

por

Pero ¿Qué es Microsoft Tags?

Microsoft Tags, el sistema de códigos de barras de Microsoft, ha sido impreso y desperdigado por 2 billones de personas (2 billones gringos, o 2.000 millones nuestros) a lo largo del mundo desde su marcha en versión beta en Mayo de este año, ha sido impreso en 100 millones de  revistas, y se han creado 100.000 cuentas en su sitio web, lo cual nos hace pensar en que parecieran tener algo entre manos estos tipos, y el sistema podría tener un buen futuro. En buenas cuentas aquí termina la noticia. Muchas gracias. Vuelva prontos…

Ahora, puede que usted, estimado lector, haya entrado a esta noticia para ampliar sus horizontes culturales ya que nunca ha escuchado lo de Microsoft Tag. Bueno, le cuento: desde hace algún tiempo el humano ha querido crear una forma rápida de introducir datos a un terminal para evitar tener que hacerlo por sí mismo (con el tiempo y calorías consumidas que esto involucra), de modo que una de las ideas que ha tenido mayor aceptación y uso ha sido crear representaciones visuales de un código que pueda ser interpretado por una máquina y que logre que esta última rescate información del mismo, lo cual ha funcionado tan bien que los usamos todos los días ¿Ok, pero de qué diablos estamos hablando?

Esto, en pocas palabras

Claro, el dichoso código de barras. Este tipo de tecnologías nos ha permitido solventar un sinnúmero de problemas logísticos y además permite usar lásers para leerlos, lo que hace a todo esto infinitamente mas interesante. Lásers, ¿Hay algo que no puedan hacer?

¡Imaginen las posibilidades!

El problema con los códigos de barras es que permiten almacenar una cantidad muy limitada de información. Sin ir mas lejos, el típico código de barras lineal y más usado, EAN-13, tiene justamente sólo 13 dígitos como cantidad de información a almacenar. ¿Qué pasa si quiero agregar más información? Bueno, puedo agregar una segunda dimensión al asunto, de modo que ahora ya no será un simple código de barras lineal, sino que será bidimencional. El más conocido es el código QR.

El cual puede tener mucha información (4.296 carácteres alfanuméricos, por ejemplo), puede contener una página web, un número telefónico, o un mensaje subliminal, el cual de ninguna forma hubiésemos puesto de ejemplo en esta noticia. Con ello, si tienes un dispositivo capaz de leer este tipo de códigos (hoy en día cualquier smartphone moderno puede hacerlo con un determinado software) tu máquina podrá transformar la información en algo que pueda ser digerido por un humano. Hay un solo problema: la información es estática, es decir, una vez que creaste el código, lo que hayas puesto allí, ahí quedó. Eso equivale a que si pusiste la dirección de tu blog antiguo, y ahora lo cambiaste, las personas que vean tu código QR sólo llegarán a la dirección antigua. ¿Y ahora, quién podrá salvarnos? Después de la introducción más larga de una noticia en la historia de CHW, les presento Microsoft Tag

El gran atractivo del sistema, aparte de que le viene en colores para la dama y el caballero, es que el contenido es dinámico, y esto se logra ya que cada vez que un programa que lea el Tag esta información no será procesada localmente, sino que resuelta en un servidor, el cual podrá asignarle un valor según lo que uno indique. Esto equivale a decir que si yo me aburro de que el mensaje diga siempre lo mismo, sólo debo cambiarlo desde el lado del servidor, pero cada vez que alguien lea mi Tag, verá el contenido actualizado y no el original con el cual lo creé. Además, Microsoft dice que son mas fáciles de leer, se pueden crear en menores tamaños, pueden reportar cuántas veces y dónde se ven mis Tags, y se pueden personalizar para verse muy diferentes unos de otros. Y tal como los códigos QR, pueden ser vistos en todos los smartphones modernos.

¿Cómo Microsoft pudo crear algo tan innovador? Bueno, tras tres años de investigación por un grupo de ingenieros de la división de nuevas tecnologías en Redmond, y varios millones de dólares en investigación y desarrollo… Nah, unos cuantos tipos realmente querían ganar una competencia cuyo premio eran USD$ 50 en Starbucks y Micorosft los compró cuando ganaron. Aún cuando suena como una broma, es verdad.

En resumen, mientras que en nuestro país el sistema no es muy conocido, en otras partes, como Japón, códigos de barras bidimencionales como QR son furor y son ampliamente usados en las industrias de mercadotecnia y publicidad, y por el mortal común. Personalmente creo que el sistema tiene un gran futuro, y en base a que la cantidad instalada de dispositivos móviles que pueden leerlos crece día a día, el universo de potenciales usuarios es inmenso.

Fuente: Engadget