Microsoft buscaría cobrar royalties a ciertos ensambladores

Microsoft buscaría cobrar royalties a ciertos ensambladores

por

…Que justamente usan Android

Es verdad, en Microsoft no trabajan solo por las bolitas de chocolate, pero cuando alguien trata de comerse las suyas reaccionan con la mejor forma que nos han enseñado los Estados Unidos de América de solucionar tus problemas: guerras demandas (o amenazas de ellas, en este caso).

Resulta que algunos ensambladores taiwaneses han estado trabajando tanto para el lado Windows de la fuerza como para el Android en sus teléfonos y  Chrome OS para sus netbooks, y Microsoft no parecería estar contento con ello, porque reclaman que muchas de sus patentes han sido utilizadas en ciertas funciones que integran estos aparatos con el sistema de la competencia. Estos ensambladores no son ningunos desconocidos: Acer y Asustek Computer (ASUS para los amigos), y Microsoft quiere cobrar regalías (royalties) por el uso de ciertas cosas que, según ellos, les pertenecen y que sus socios estarían ocupando sin pagar. Notarán que HTC, otro fabricante taiwanés, está notablemente ausente de esta noticia, y es que se ellos tendrían un acuerdo con Microsoft para pagar.

Nuestro departamento legal está en total desacuerdo con el uso de esta imagen

Donde el problema pareciera ser un poco extraño, y más de alguno puede levantar una ceja aquí, es que la cantidad de productos de estas líneas que ambas empresas producen, por lo menos en el apartado de teléfonos, es tan pequeño que realmente aunque paguen no le reportaría dividendos a Microsoft, por lo que supuestamente el ganar más dinero no es su motivación.

Android y Chrome OS son sistemas de licencia abierta y no se debe pagar a Google por usarlos, es por eso que resulta sumamente atractivo para ciertos desarrolladores. Si Microsoft consigue que sus socios paguen, ellos estarían desembolsando USD $10-15 por cada teléfono. Si en vez de Android deciden usar Windows, también pagan la licencia. Por cierto que esto no parece conveniente para la porción de gente que tiene los ojos estirados.

Fuente: Digitimes