Fotos en Facebook son accesibles incluso después de borrarse

Fotos en Facebook son accesibles incluso después de borrarse

por

Editora de Ars Technica hizo la prueba.

Usted no lo haga.™

Por el bien de la ciencia, la editora de Ars Technica, Jacqui Cheng, decidió comprobar cómo aún cuando se ha eliminado una foto de un perfil de Facebook, ésta puede sobrevivir casi un año y medio y aún ser accesible por cualquiera.

Todo comenzó cuando, en mayo de 2009, Cheng decidió subir una imagen a la red social del buen Zuckerberg, fotografía que a su vez fue utilizada en un artículo. La sorpresa llegaría cuando 16 meses más tarde fuera contactada por los lectores, quienes señalaron que sorprendentemente la imagen seguía en línea, aún cuando había sido supuestamente eliminada de Facebook.

Paradójicamente, la fotografía fue empleada en un artículo que en aquel entonces pretendía desentrañar qué imágenes se podían efectivamente borrar de Facebook y cuáles no. Por aquella fecha, la respuesta de Facebook fue –cuando fueron consultados por la misma Ars Technica sobre el tema– que todas las imágenes eliminadas son inaccesibles, aunque permanezcan en el servidor. Además, explicaron que se encontraban trabajando en sus content delivery networks, para que las copias de los archivos eliminados no permanecieran almacenadas entre sus fauces eternamente.

El problema se suscita porque, con o sin buenas intenciones de por medio, basta tener guardado el URL de una foto eliminada para acceder a alguna de las copias almacenadas en el caché de los CDN. Sin embargo, y muy simpáticamente, un portavoz de Facebook habría señalado esta semana a Ars Technica que están trabajando en “reducir el tiempo de permanencia” de las fotos eliminadas en el caché, pues pareciera que 16 meses es un tiempo más que prudente.

Así es que ya saben, mis malintencionados amigos: si alguna vez alguien sube una foto comprometedora, asegúrense de guardar la URL en algún archivo de texto por ahí, pues quizá 1 o 2 años después podrán revelarla y recordarle a la víctima que nunca es bueno subir fotos en estado de ebriedad a Facebook, ni menos darle la contraseña a la polola (o al menos no cambiarla después de que te pateen).

Link: “Deleted” Facebook photos still not deleted: a followup (Ars Technica)