Contar ovejas en Farmville sirve para combatir el insomnio

Contar ovejas en Farmville sirve para combatir el insomnio

(cc) TheAlieness GiselaGiardino

No hay quien se aclare. Si hace poco tiempo los expertos declaraban la guerra a las redes sociales como enemigas del descanso y alienadoras de las relaciones en pareja, ahora son un grupo de investigadores británicos los que señalan todo lo contrario, prescribiendo su empleo y el de aplicaciones como el popular Farmville como solución al insomnio, la ansiedad e incluso la depresión.

Quizá sea porque hayan sido capaces de configurar sus perfiles para que suene de manera ininterrumpida Candle in the wind o porque hayan llegado a estas conclusiones tras una agotadora sesión de trabajo en el pub de la esquina, pero lo cierto es que la Universidad de Lincoln se está llevando a cabo una investigación al respecto.

El Doctor Shaun Lawson, director del proyecto, investiga el modo de adaptar la terapia cognitivo conductual (conocida por sus siglas CBT en inglés), la habitual en el tratamiento del insomnio, al uso de Facebook o Twitter por parte de los pacientes. La idea es analizar primero los comportamientos estándar de los usuarios habituales de esas redes y sus aplicaciones (especialmente en juegos como Farmville -será porque permite contar ovejas- ) como una manera de elaborar un catálogo de patrones de conducta.

Con esos parámetros buscan lograr en las terapias el mismo lavado de cerebro grado de empatía de los usuarios cuando interactúan con sus redes. Un comportamiento que juzgan más abierto y receptivo que en la vida normal (cuando hay que relacionarse con otra gente pero sin pantalla de por medio, vaya) y que puede, en estadios más avanzados, servir también para tratar problemas como la ansiedad y la depresión cuyo tratamiento es más complicado.

Este tipo de investigaciones sigue la línea de otras polémicas como la también británica que recetaba éxtasis para lograr el desbloqueo emocional de personas con severos traumas de empatía (por lo general mujeres que habían sufrido alguna clase de violación). A lo que no parece responder todavía la investigación universitaria es al hecho de que si bien es cierto que puede haber una mayor apertura de los usuarios en sus relaciones con otras personas a través de las redes sociales, también es cierto que el mismo medio ayuda a construir identidades diferentes de las propias.

Link: Redes sociales contra el insomnio (El Nacional)