DeathSpank: Thongs of Virtue [NB Labs] DeathSpank: Thongs of Virtue [NB Labs]

Objetivo: matar a Santa Claus.

DeathSpank: Thongs of Virtue [NB Labs]

Objetivo: matar a Santa Claus.

A muchos sorprendió el hecho que la continuación de DeathSpank llegara tan rápido, apenas un par de meses después del lanzamiento del primer juego del Dispensador de Justicia; la historia quedaba totalmente abierta, asi que una segunda parte no era solo una especulación sino todo lo contrario.

DeathSpank: Thongs of Virtue es el nombre y apellido de la secuela, aunque es justo decir que más que una secuela es una segunda mitad, la parte faltante para completar la historia. De principio y desde ciertas aristas puede ser complicado valorar la jugada de Hothead Games con su héroe dividido en dos, pero una vez vistos ambos productos al completo y después de 20 o más horas combinadas de juego, queda poco espacio para la duda.

Thong: calzón, correa, zunga, calzoncillo, tanga… a falta de una palabra precisa para describir tan preciada pieza de ropa, a lo largo del Labs simplemente voy a utilizar el original: thong.

Thongs of Virtue continúa exactamente donde quedó la historia después de derrotar a Lord Von Prong, y ese mismo problema resuelto en batalla es lo que da inicio a la aventura en su segunda parte. La parodia al Señor de los Anillos es descaradamente explícita: hay que encontrar y reunir los thongs creados por seres ancestrales y que están volviendo muy malos a sus actuales dueños. Uno para reunirlos a todos.

Entre los corroídos por la maldad están una monja desquiciada, la dueña de una cadena de restaurantes… y Santa Claus. Al igual que el original, el humor que roza en el ridículo dice presente, aunque esta vez las referencias a la cultura pop se hacen más agudas; tal como se intuía, Thongs of Virtue se desarrolla en tiempos más modernos, lo que claramente otorga más recursos a la hora de desarrollar el guión.

Precisamente es el guión del juego uno de los puntos fuertes, y no precisamente por su originalidad, sino más bien por como se va contando a lo largo de la aventura. La labor de los actores es notable y sirve harto para elevar el valor de los diálogos que hay en el juego y que no son pocos; hay muchas, muchísimas referencias y chistes que parecen más elaborados que en su primera parte. Aunque no siempre son para sacar carcajadas ni mucho menos, el humor del juego hace un balance entre el chiste tonto y la crítica a los estereotipos que no es fácil de hacer, y no siempre es tan cetero como aquí.

Ya en cuanto a jugabilidad y sistema de juego, todo lo que había en el primer DeathSpank – bueno y no tanto – se repite. El sistema de combate es simple aunque efectivo, y hay un nuevo arsenal que agrega armas de fuego y que son bien eficaces en determinadas situaciones. Hay también mucho looting, pasar por las tiendas del juego sigue siendo innecesario, y si bien están presentes todos los elementos de un RPG de acción en la mecánica del juego, están bastante simplificados y no es necesario ser un maestro con el control para terminar el juego aunque dominar ciertas técnicas hace que algunas cosas, sobre todo las batallas contra los jefes, sean menos complicadas.

Vuelven también la cantidad abismal de misiones secundarias y que esta vez parecen ser algo más útiles, ya sea por los ítems de recompensa, o simplemente porque a pesar de ser secundarias hay un par que no se pueden dejar pasar para seguir avanzando. También vuelve el espeleólogo miedoso que no es capaz de entrar a ninguna cueva a buscar sus cristales, aparecen un par de personajes que parecen sacados directamente de Red Dead Redemption, se repiten los problemas maritales de Ima Applehole, y aunque no hay cerdos voladores si hay piratas, ninjas, y una fábrica de comida donde cocinan a los mismos empleados.

El estar ambientado en un escenario más moderno le da más recursos en todo sentido. Hay armas contemporáneas y más locaciones: pocos juegos se pueden dar el lujo de poner casi al lado un santuario de monjes y el crash site de un ovni, o tener equipados al mismo tiempo una espada y un scanner de robots. También hay una selva que recuerda a Rambo, y un pueblo del oeste con sus diversiones varias, incluso una del estilo “Área de relajo para caballeros”, aunque la guinda de la torta es una isla perdida donde los enemigos parecen ser el personal de Hothead Games, y que al morir dejan caer montones de pizza. ¿Intencionado?

Y es que en resumen, la gran virtud de DeathSpank: Thongs of Virtue – incluso más que su antecesor – es la forma en que toma una historia llena de clichés, y se rie de si mismo y de los tópicos que se tratan. Y para sustentar su historia, un juego algo simplificado aunque en ningún caso corto, ya que Thongs of Virtue ronda las 10 – 11 horas de duración sin apurarse demasiado y dejando de lado un montón de misiones secundarias. No introduce demasiados cambios jugables respecto al primero, y no es que eso sea precisamente algo malo; eso si, los que se esperaban una evolución al sistema de juego (yo incluído) van a tener que seguir esperando a una tercera parte, si es que la hay.

Sería fácil decir que Hothead Games simplemente cortó el juego en 2 partes para sacar mayor provecho, algo que a día de hoy no sería nada raro. Pero después de terminadas ambas historias (¿o la historia?), dicha evaluación sería demasiado facilista; queda claro que hay pocos juegos descargables que puedan ofrecer tanto contenido y tantas horas de calidad como DeathSpank: Thongs of Virtue. Quienes disfrutaron del primero, van a disfrutar aún más de las virtudes de los nuevos Thongs, y los 1200 puntos Microsoft o 15 dólares que cuesta hasta parecen poco.

Los que recién se quieran iniciar en el mundo de DeathSpank, pueden hacerlo perfectamente desde esta segunda parte sin sentir que se están perdiendo de algo importante. Yo mismo no podría recomendar uno por encima de otro, aunque los que no aprecien ese tipo de humor y quieran algo un poco más profundo (en sistema de juego y en argumento), definitivamente tienen que buscar otras opciones.

Lo imperdible:

  • El guión y el trabajo de los actores.
  • La variedad y ambientación de los escenarios.
  • Las nuevas armas de fuego son más útiles que sus símiles del primer juego.
  • ¿En que otro juego hay que invadir el Polo Norte y matar a Santa Claus?

Lo impresentable:

  • Todo en inglés, ni siquiera hay subtítulos en español.
  • En varias partes el juego anda a tirones, algo que no pasaba en el primer DeathSpank.
  • El sistema de combate daba para algo más.
Muy bueno
…hay pocos juegos descargables que puedan ofrecer tanto contenido y tantas horas de calidad como DeathSpank: Thongs of Virtue.”

Link: DeathSpank [NB Labs]