Chile: 5 máquinas usadas para rescatar a los mineros

Chile: 5 máquinas usadas para rescatar a los mineros

Se espera que el rescate se realice el próximo martes 12 de octubre.

(cc) AlexCamPro

El rescate de los mineros atrapados en el yacimiento San José en el norte de Chile ya tiene fecha (el martes 12 de octubre), y una gran cantidad de maquinaria, personas y equipos técnicos ya están movilizados para la operación que tendrá lugar ese día y que requerirá de una gran coordinación para lograr que los mineros salgan de forma segura.

En los dos meses que han transcurrido tras el derrumbe han pasado por la mina expertos de la NASA, todo tipo de regalos pero también un montón de máquinas que han sido las herramientas fundamentales para lograr este rescate.

En este post, repasaremos algunas de estas herramientas y cuál ha sido su labor en esta operación.

Perforadora


La protagonista en este momento es la Schramm T-130, parte del llamado “Plan B”, que según los cálculos alcanzaría hoy o mañana a los mineros, terminando por fin el ducto que permitirá sacar a los 33. Todavía siguen trabajando los planes “A” a cargo de una Strata 950 y “C”, con una perforadora RIG 421, aunque van más atrás.

La T-130 es la que ha avanzado más rápido, y utiliza un sistema de “roto-percusión” para hacer el forado. Se trata de un sistema de perforación que utiliza el aire comprimido para accionar el martillo en la punta del taladro, al mismo tiempo que crea una circulación y transporte de la tierra que se extrae hacia el exterior de la perforación. Simultáneamente a la percusión, se imprime al varillaje un movimiento rotativo.

La perforación tiene alrededor de 56 cm diámetro.

Escaneo

Una vez terminado, el ducto será escaneado con cámaras para determinar si la roca es firme o no. Hasta el momento, se ha decidido “encamisar” (cubrir con un tubo) el primer tercio de la perforación (entre 100 y 200 metros).

Forrar todo sería la opción más segura, pero también es más complicada. El ducto no es completamente recto, y en las partes en que hay curvas o inclinaciones colocar el tubo se hace difícil y lento. Encamisar la primera parte no es una mala opción, indicó Rafael Fonseca, ingeniero en minas y experto en perforación de la Universidad de Atacama (UDA). “La roca se altera fundamentalmente cercana a la superficie y esto puede ir entre 50 y 100 metros”, dijo el experto a Portal Minero.

Grúa

(c) Daniel Castell

La grúa, prestada por la compañía Burger, será la encargada de izar las cápsulas con los mineros desde el fondo del yacimiento hasta la superficie. Además, trabajará poniendo los tubos para encamisar el ducto. La grúa soporta hasta 230 toneladas de peso, y tiene una capacidad de unas 160 veces más que las que se usan normalmente en la construcción de edificios.

Pesa 400 toneladas y fue transportada en seis camiones hasta el yacimiento. Será manejada por un sistema computacional.

Cápsulas Fénix

Se trata de tres cápsulas enrejadas construidas por los Astilleros y Maestranza de la Armada (Asmar) y bautizadas como el ave mitológica que renace de las cenizas. Tienen un ancho de 53 cm y un alto de 1,90 m, y serán introducidas por el ducto usando la grúa, para luego izar a los mineros uno por uno.

Las cápsulas tienen un arnés para sujetar al pasajero y cuentan con micrófono y altavoces para comunicación con el exterior. Tienen ruedas laterales para apoyarse en el tubo y pesan 250 kg sin carga. Izarlos desde el fondo de la mina debiera tomar entre 10 y 15 minutos, según las estimaciones que se han hecho.

Helicópteros

(cc) Ian Fuller

Se utilizarán dos helicópteros de servicio Bell 412 de la Fuerza Aérea de Chile. El vehículo tiene capacidad para hasta 2 pilotos y 13 pasajeros. La cabina es adaptable y puede llevar tres camillas más personal médico en caso de que sea necesario. El helicóptero mide 17,1 metros de largo y vuela a una velocidad máxima de 140 nudos (259 km/h).

Los helicópteros transportarán a los mineros hasta el hospital de Copiapó para chequeos médicos, que incluyen revisar cosas que no se ven frecuentemente, como los efectos de no ver la luz del sol durante dos meses.

Para los vehículos se construyó un helipuerto en el campamento de 50 x 50 metros, donde caben dos helicópteros.