[metroimage ids=”38-159224,38-159225,38-159227,38-159229,38-159230,38-159232,38-159234,38-159236,38-159237,38-159238,38-159240,38-159241,38-159242,38-159244,38-159246,38-159248,38-159250,38-159253″ imagesize=”large”]

Autos eléctricos (parte 1): Los japoneses

Así como los vehículos conceptuales ya comenzaron a encender los pabellones del XI Salón del Automóvil de Santiago con modelos ardientes (me refiero a modelos de autos, califas), las tecnologías “verdes” también son la gran novedad de la presente edición de la más importante de las ferias del mundo automotor de Latinoamérica.

De esta tendencia, que se repite a lo vivido en todas las últimas exposiciones a nivel global, en esta primera parte acá te mostramos los ejemplares japoneses que poseen motores absolutamente eléctricos y con cero emisión de CO2. Posteriormente, revisaremos sus símiles chinos.

Tras el salto, revisa el Nissan Leaf y el Mitsubishi I-MiEV, junto con la respectiva galería y una que otra belleza:

Nissan Leaf

Es la gran novedad de esta marca nipona en Santiago. Se trata de su primer vehículo eléctrico, que tiene baterías de ion-litio que generan una potencia de más de 90 kW, mientras que su motor produce 80 kW (unos 107 hp) y 280 Nm.

El Leaf se puede cargar en la comodidad de la casa, ya que es posible enchufarlo a cualquier toma de corriente y además podrá ser reabastecido en cargadores rápidos en lugares públicos (como centros comerciales). Con sólo 10 minutos de electricidad, el auto recibe una autonomía adicional de 50 kilómetros y su carga completa tarda cerca de ocho horas.

Estaría disponible en 2012 en Chile y su valor en Estados Unidos es de US$25.000.

Mitsubishi I-MiEV

Esta es la versión original del prototipo presentado en la nota de conceptuales (ambos modelos son 100% eléctricos), que a su vez proviene del I, que funciona con gasolina y es comercializado en Japón.

Tiene un motor único de 47 kW (unos 60 hp) y un torque de unos 180 Nm, propulsado por un paquete de 88 baterías de ion-litio. Tiene una autonomía de hasta 160 kilómetros y alcanza los 130 km/h. La carga completa de la batería tarda siete horas y también es posible conectarlo directamente un enchufe normal de la casa. Su comercialización está estipulada para mediados del 2011 un alrededor de US$33 mil a US$40.000, según lo que sea subsidiado en el país.

Aprovechamos de contarles también que Bólido, la nueva comunidad de automóviles de Betazeta, está realizando una cobertura en vivo del Salón del Automóvil en Chile, por si quieren mantenerse actualizados sobre las últimas novedades del mundo tuerca.