AMD Radeon HD 6850 & HD 6870

AMD Radeon HD 6850 & HD 6870

por

La segunda generación DirectX 11 de AMD hace estreno y CHW no se queda fuera, aunque fue necesario multiplicar al esclaviewer de siempre, les traemos un trabajo de primera línea para nuestros fieles lectores.

Ha llegado el día en que AMD lanza su primera tarjeta que ya prescinde del nombre ATI, recordado por todos como un hito de los Canadienses que perdura hasta esta época y quizás quien sabe cuánto tiempo más seguirá así. En vista de que el negocio va bien, que se ve con un crecimiento sano y próspero, el dueño de casa decide rápidamente aprovechar tal envión y hacer un viraje brusco para introducir al mercado una nueva serie de tarjetas de video que espera seguir por el mismo camino de éxito que ya se viene allanando desde las Radeon HD 4800.

Tiempo atrás corrió el rumor de que los 32nm se venían fuerte en el mercado gráfico, pero luego de que muchos tomaron la calculadora y notaron que el costo de este proceso era mayor que el de 40nm se vino la noche negra, donde nuevamente AMD tuvo que hacer un cambio drástico de planes y dejar de lado los 32nm y pensar cómo hacer que el nuevo GPU que se lanzó hoy, Barts, pudiese ser construido en 40nm y no morir en el intento, dicho sea de paso, AMD no descarto que en un futuro cercano ya puedan ostentar tarjetas en los nuevos 28nm que se esperan para el 2011, por lo que quizás la transición entre 40nm y 28nm sería responsabilidad de la serie HD 6000, la que mantendría una buena relación precio/rendimiento sin necesidad de que el fabricante tenga que invertir miles de millones en investigación, casi como el tick-tock de Intel, crea y luego mejora.

De esta forma se comenzó a escribir la historia de las nuevas Radeon HD 6870 y HD 6850, las primeras exponentes en tocar tierra y mostrar que el segmento medio que espera AMD para este final del 2010 y principios de 2011 se viene prometedor, lo que también lleva al conocidísimo fabricante de procesadores gráficos y tarjetas de video NVIDIA a jugar sus mejores cartas en pos de mantener el control de su porción del mercado.

Le damos luz verde querido lector, como lo hace nuestra nueva comunidad Bólido, para comenzar a leer este nuevo análisis, cortesía de nuestro amigo JF que hizo las veces de transportador de las tarjetas desde el otro lado del continente, de AMD por invitarnos a tan importante lanzamiento, de este esclaviewer que ha dormido menos de lo necesario y de usted, porque sin su fiel compañía querido lector no sería posible llevar a cabo este trabajo.


AMD Barts

Comenzamos el apartado descriptivo de las nuevas tarjetas de AMD con la estrategia de mercado que esperan llevar a cabo en el mediano y corto plazo, por lo que con esto ya se comienza a dilucidar qué es lo que pretende el fabricante y como quiere ordenar las nuevas líneas de productos, desde potencia a precio.

En este cuadro ya tenemos detallado de forma más clara como se ordenan los modelos en cuanto a rendimiento entre el tercer y cuarto trimestre del 2010, por lo que para navidad es casi seguro que AMD vuelve a la carga con sus nuevos modelos que esperan ser lo que NVIDIA no necesita en estos momentos, más competencia.

A pesar de que la Radeon HD 6870 no es más potente que una Radeon HD 5870, su rendimiento por dólar en GFLOPS es superior, ya que si extrapolamos la cantidad de transistores y el costo de producción de estos, sumado a la potencia tenemos como se llama en los negocios un win-win.

Entrando más en detalles de las nuevas HD 6800, y en especial las dos Radeon que tenemos en análisis, estas cuentan en su versión de referencia diseñada por AMD, con dos salidas mini Display Port 1.2, una salida HDMI 1.4a y dos salidas DVI.

En cuanto a especificaciones, tenemos por parte de AMD lo clásico, descripción de la potencia de computo, frecuencias, stream processors, memoria incorporada, consumo energético, etcétera, junto con una imagen de cada una de las dos tarjetas a un costado de sus descripciones.

Los cambios que vienen con las nuevas tarjetas HD 6800 no son algo que pueda llamarse radical, ya que en vista de la posición que tiene AMD de liderazgo en cuanto a nuevas tecnologías en las arenas gráficas debe y tiene que seguir innovando para mantener su posición de la forma más rápida posible para no quedarse en el camino y eso en algunos casos involucra no crear siempre una nueva arquitectura desde cero sino que mejorar lo existente o crear algo sentando bases en los productos exitosos. Por otra parte, AMD no cuenta con toda la capacidad de externalizar la producción necesaria para concretar ese activo que cada día crece más, por lo que sin producir más y mejor no hay como dominar el mercado, que es el espíritu de todo gran fabricante, que sus productos inunden todos los recónditos lugares de este planeta. Los cambios introducidos en las nuevas tarjetas permiten tener, en palabras de AMD, un mejor rendimiento con un menor número de transistores en comparación a sus tarjetas serie HD 5800, en resumidas cuentas, más por menos.

Comparativamente hablando, las arquitecturas detrás de estas tarjetas son en base a un GPU Cypress potenciado para ser más eficiente y conservar un rendimiento similar con un menor número de transistores, pero a su vez estos poseen una mayor frecuencia, un tira y afloja que dejó a AMD con una tarjeta que se ubica en el mercado medio pero que ostenta el rendimiento de una gama alta de serie anterior. Más abajo podemos ver ambas arquitecturas puestas una frente a la otra, dejando ver que Cypress tiene un máximo de 1600 stream processors, mientras que Barts cuenta con un máximo de 1120 stream processors, disminuyendo el número de motores SIMD de un máximo de 20 a 14, lo que conlleva menor tamaño del GPU pero sin perder ese valioso rendimiento. Otra importante diferencia entre estas dos arquitecturas es la partición del bloque "Ultra Threaded Dispatch Processor" junto con sus Cache en dos unidades, una para cada grupo de motores SIMD, lo que permite en algunos casos que cada grupo de motores SIMD pueda operar de forma independiente, sin compartir el mismo cache de instrucciones y cache constante, aunque de todas formas estas dos unidades se encuentran conectadas con un puente que permite el intercambio de datos llamado "Global Data Share", ubicado entre ambos "Ultra-Threaded Dispatch Processor". En si como pueden apreciar los cambios no son altamente radicales, pero son los suficientes como para hacer de Barts un GPU interesante y eficiente más que eficaz.

Otro punto al que AMD ataca con interés es el nuevo manejo de la teselación, además de nombrar que ya van en su séptima generación de esta característica, además de mostrar que ya van en su segunda generación de tarjetas compatibles con DirectX 11.

Una característica que no es propia de las tarjeta de video de computadores es el Morphological Anti-Aliasing, MLAA para los más entendidos, tecnología que permite difuminar los bordes duros y con alto contraste entre la imagen y el fondo de esta, lo que permite tener una calidad de alisado muy superior a lo que estamos acostumbrados a ver sin también utilizar de forma excesiva los recursos disponibles en el sistema, siendo capaz de trabajar sobre toda una escena envés de operar sobre algunos objetos en particular. Muy buen paso dio AMD introduciendo esta característica que hoy en día es muy utilizada por las consolas de juegos.

Algo que AMD ha mejorado en sus nuevas HD 6800 y HD 6900 próximas a hacer estreno en el mercado es el algoritmo para filtrado anisotrópico, mejoras que van de la mano con que las transiciones sean más suaves y que los brillos que se pueden producir en algún juego, como con un sol de fondo, sean más reales y se acerquen a lo que percibimos en la vida cotidiana en esa situación.

Uniendo nuevas tecnologías, AMD ha logrado llegar a lo que de hoy en adelante llamaremos AMD Eyespeed, aceleración visual para todo tipo de contenido multimedia, ya sea en procesamiento como en reproducción, además de incorporar la nueva tecnología UVD 3.0 que permite reproducir sin problema alguno Blu-ray 3D, casi lo más top de lo top de la tecnología en medios, además de incorporar el procesamiento mediante DirectCompute para diferentes programas que requieran de la gran potencia de computo que poseen las tarjetas de videos y de su esencia de paralelizar los cálculos con una facilidad enorme.

Para finalizar en cuanto a nuevas características los dejamos con cuatro formas diferentes de utilizar la tecnología Eyefinity de AMD, donde podemos hacer uso de los dos puertos DP junto con un hub para interconectar los monitores, utilizar todos los puertos en las versiones Eyefinity 6, dos puertos DVI y un DP con un hub, etcétera. Hay para todos los gustos.

Un poco de sazón a esta guerra que AMD no tiene temor en pelear, mostrando que según ellos sus productos y su tecnología Eyefinity son mejores que los de su competencia.


Primera Mirada: HD 6870

Más negra y menos redonda resultan ser las nuevas Radeon HD 6800, que a diferencia de sus antecesoras, traen estampado en grandes letras y números el modelo, como para no confundirse cuando tienes unas cuantas sobre la mesa. De buenas a primeras vemos que el ventilador es una turbina, que esperamos sea más silencioso que lo visto en la HD 5870, que a su vez no es excesivamente ruidoso como el de las HD 4800 en general.

Por la parte posterior tenemos que destacar la sujeción en forma de equis del disipador central, encargado de refrigerar el GPU y que sigue conservando un sistema ultra probado por AMD y que da buenos resultados. En esta ocasión la tarjeta no viene cubierta por su parte posterior, por lo que los componentes quedan todos a la vista.

En una esquina, cercano a los puertos de salida de video se encuentra el puente CrossFireX disponible para conectarse con otra tarjeta de video, situación de la que serán testigos cuando su esclaviewer recupere energías luego de un extenuante trabajo.

Los dos conectores de seis pines que proveen de energía a la HD 6870, que se ubican en un lugar cómodo para trabajar sin problemas en un gabinete atestado de hardware.

Los puertos de video disponibles en esta tarjeta son los siguientes : 2x mini Display Port, 2x DVI y un HDMI. Además de las salidas de video, podemos observar la rejilla que permite el escape del aire caliente proveniente del sistema de refrigeración de la tarjeta.

Luego de retirar unos cuantos tornillos, junto con un poco de destreza de sastre chino y un buen whisky en las rocas logramos desarmar la tarjeta sin mayor problema, comenzando a llegar a las profundidades de esta nueva pieza de ingeniería. Como pueden observar, el disipador del GPU es de cobre en su base y posee heatpipes que asoman entre el parche para las memorias, además de contar con una pasta disipadora que tiene color plata pero quien sabe de que estará compuesta.

Con unos aprietes por aquí y otros por allá logramos desarmar el disipador de la HD 6870, que como ven es plástico en su exterior, con tres heatpipes para el GPU, con un ventilador tipo turbina y una placa que hace las veces de esqueleto para todo este sistema, junto con permitir que se refrigeren las fases de poder del GPU.

Más de cerca el ventilado, de 9.6W espera cumplir limpiamente su función, refrigerar la tarjeta y que el ruido sea el menor posible.

Con todo el aparataje ya fuera, tenemos en pleno desfile la Radeon HD 6870, que resalta a la vista por la orientación del GPU ( como en las Radeon HD 2900) y por la ubicación de sus fases de poder, entre el GPU y los puertos de video.

Un súper acercamiento al GPU, que no es de sección cuadrada sino que rectangular, que ahora envés de decir ATI se asoma un AMD estampado. El Barts XT está fabricado en 40nm, con una superficie estimada en 255 mm² y cuenta con 1.700 millones de transistores.

Las memorias en esta tarjeta son provistas por Hynix y son las H5GQ1H24AFR-T2C, conocidas por ser de 1Gb, 1.25GHz como frecuencia máxima y por venir en estar tarjeta en un total de ocho módulos para sumar 1GB corriendo a 1050 MHz, con un ancho de banda de 256 bits.

Otro integrado que hace aparición es el Chil CHL8214-01, regulador de voltaje que debuta con estas HD 6800 y que permite ser controlado vía I2C, además de poder monitorear variados parámetros junto con poder controlar voltajes con el software indicado, casi alistándose para llevar al límite estos transistores o hasta que se rompan.

Primera Mirada: HD 6850

Seguimos con Barts Pro, la que desde hoy conocerán como AMD Radeon HD 6850, conservando el mismo diseño que su hermana de familia con una aspecto rectilíneo, con un color negro, ventilador tipo turbina y el modelo inscrito con fuego en la carcasa.

La parte posterior es una fiel reproducción de lo que han podido observar en innumerables ocasiones en nuestros reviews, pocos componentes y la sujeción en forma de equis para el disipador del GPU, lo demás es cuento conocido.

Al igual que la Radeon HD 6870, la HD 6850 también tiene un solo puente CrossFireX, que haremos debutar en unos días más cuando pongamos a la parrilla diferentes configuraciones multi GPU actuales.

El único y solitario conector de seis pines que permite proveerle a la tarjeta la energía que no es posible obtener desde el puerto PCIe x16 2.0. La ubicación de este se sitúa en la parte final de la tarjeta en su costado posterior, tal como en la Radeon HD 5850.

Una imagen que puede dar para hablar, ya que si son observadores, este disipador posee el espacio justo y preciso como para calzar en otra tarjeta que tenga dos conectores de 6 pines y que no es la HD 6870.

Las salidas de video no difieren lo absoluto de la Radeon HD 6870 y podemos decir que serán la norma de las Radeon HD 6800. Por si no leyeron cuales son se los nombramos: 2x mini Display Port, 2x DVI y un HDMI.

Con la misma pericia, herramientas y vaso de whisky que con la HD 6870, procedemos a desarmar la Radeon HD 6850, que resulta oponer nula resistencia al hábil ser de destornilladores que nos acompaña análisis tras análisis. Como pueden ver las diferencias de construcción entre uno y otro disipador son evidentes, este tiene una disposición diferente y sólo se encarga de refrigerar activamente el procesador gráfico, mientras que las memorias utilizan un sistema pasivo.

Retirando todos los tornillos logramos dar con que el disipador del GPU utiliza la conocida por todos cámara de vapor, que se jacta de ser altamente eficiente, por lo tanto no requiere de grandes disipadores para calmar las pasiones de este nuevo Barts Pro.

Retirado todo el sistema de refrigeración primario solo resta por remover el gran disipador para memorias y fases de poder del GPU, que con un simple movimiento de mano logramos remover.

Ahora que tenemos al descubierto la tarjeta en su totalidad, vemos que hay cuatro 4+1 fases controladas por el regulador de voltaje Chil CHL8214-01, mientras que el conteo de módulos de memoria nos lleva hasta 8 que suman 1GB. Dicho sea de paso el GPU también se ubica como el de la HD 6870.

El procesador gráfico responsable de dar vida a la Radeon HD 6850, el Barts Pro, también con 255 mm², 1.700 millones de transistores, 40nm como proceso de fabricación y 775 MHz de frecuencia.

Las memorias son exactamente del mismo modelo que el visto en la AMD Radeon HD 6870, pero de todas formas les entregamos sus características por si no las leyeron antes: 1Gb por módulo, lo que multiplicado por 8 logra 1GB de memoria GDDR5 que opera con un ancho de banda de 256 bits, además de poder alcanzar hasta 1.25GHz, aunque solo tenemos 1000MHz como frecuencia nominal para la Radeon HD 6850.

Para finalizar la sesión fotográfica el Chil CHL8214-01 que permite tener un control de voltaje preciso, junto con un monitoreo adecuado y la posibilidad de configurar su funcionamiento por medio del software indicado.


Plataforma y Metodología

La plataforma que utilizamos en esta ocasión es conocida por ustedes, pero de todas formas se las detallamos.

Plataforma de Pruebas
Procesador Intel Core i7 Extreme 965 @ 3,2GHz (24 x 133MHz)
Placa Madre GIGABYTE GA-EX58-UD4P
Memorias OCZ PC3-12800 Platinum Low Voltage 3x2GB @ 1600 MHz 7-7-7-16 1T
Tarjetas de Video AMD Radeon HD 6870
AMD Radeon HD 6850
NVIDIA GeForce GTX 460 1GB
NVIDIA GeForce GTX 470
AMD Radeon HD 5870
AMD Radeon HD 5850
Fuente de Poder Coolermaster Real Power Pro 850W
Refrigeración Procesador Thermalright Venomous
Almacenamiento Intel X25-M SSD 80GB
Monitor Viewsonic VX2835wm 28″
Sistema Operativo Microsoft Windows 7 Ultimate 64-bit
Controladores de Placa Madre Intel INF 9.1.1.1025
Controladores de Video AMD Catalyst 10.10
NVIDIA GeForce Drivers 260.98
Benchmarks Futuremark 3DMark 2006 Professional v1.2.0
Futuremark 3DMark Vantage Advanced v1.0.2
Unigine Heaven 2.1
Juegos Alien vs Predator Bench
Crysis Warhead
Far Cry 2
Metro 2033
S.T.A.L.K.E.R.: Call of Pripyat
Utilidades CineBench R11.5
Furmark 1.8.2
GPU-Z 0.4.7

Metodología de Pruebas

Como siempre lo hemos hecho, correremos una serie de pruebas que incluyen tanto benchmarks sintéticos como juegos "de verdad", para así poder determinar cómo se desempeña la VGA en cuestión en terreno. Las pruebas se correrán también con otras tarjetas ad-hoc, para así poder tener puntos de referencia con los cuales comparar el rendimiento de la protagonista; las pruebas serán corridas 3 veces (y en algunos casos las suficientes hasta que quedemos conformes) y los resultados serán promediados para así obtener números lo más fidedignos posible.

El overclock que publicamos será el máximo estable para nuestras condiciones de trabajo, que sea capaz de correr sin problemas todos los juegos en su máxima configuración de detalles y filtros según nuestra plataforma de pruebas. Las temperaturas se informarán para los diferentes regímenes de revoluciones y de frecuencia, mientras que el consumo será evaluado en dos situaciones de carga que se detallan en el gráfico respectivo.


Overclock,Temperatura y Consumo

En nuestra aventura de overclock tuvimos altos y bajos, ya que como bien saben, nuestros resultados son expuestos de tal forma que sean útiles y no solo para la foto, es por ello que no tenemos grandes números pero que si son un overclock 24/7. Como se habrán informado, el nivel de overclock de estas tarjetas no es el mejor si es que no se trabaja con los voltajes y con modificaciones más avanzadas, por lo que estos resultados que verán son posibles de lograr por cualquier persona con una de estas tarjetas.

Comenzamos con la AMD Radeon HD 6850, con su captura por defecto y luego con overclock, siendo está la tarjeta que más overclock alcanzó de las que hemos probado hasta el momento. Aún falta poner a trabajar dos tarjetas XFX con que contamos.

Acá los resultados de la Radeon HD 6870, que no tuvo un muy buen debut solo aplicando overclock. Es de esperar que con la ayuda del software indicado podamos manipular los voltajes y hacer más ostentoso este overclock.

Bajo el control automático de las revoluciones del ventilador, ambas tarjetas bordean los 80ºC con un carga total, situación que es lo peor a lo que se podrían ver enfrentados, ya que en situaciones de la vida cotidiana no llegamos a ser tan intensivos con el uso de esta, ya que solo a ratos se puede llegar al 99% de uso en el GPU.

Aumentando las revoluciones gracias al control manual tenemos que las temperaturas disminuyen más para la Radeon HD 6870 pero consistentemente el ruido es superior al que tiene la HD 6850 a toda máquina y al que tiene una HD 5870, pero considerando que está última no es excesivamente ruidosa podemos decir que la operación no es tan molesta con el ventilador al 100% en un gabinete como nuestro Antec Skeleton.

Si bien podemos parecer puristas, nosotros medimos el consumo de tal forma de llegar al peor escenario al que podrían verse enfrentados sí es que adquieren una de las piezas que tengamos en análisis, es por esto que llegamos a las cifras que ven más abajo. El consumo energético de la plataforma junto con la GTX 470 se dispara por sobre el de la HD 5870, situación que puede deberse a la alta temperatura que alcanza, llegando a medirse en el PCB temperaturas como 103ºC. Por su parte, las dos nuevas tarjetas se posicionan muy bien, una levemente sobra la GTX 460 1GB y otra bajo, como se puede observar en este gráfico que sigue.



D3D AF Tester

Con un programa llamado como el título de este apartado es que pudimos poner a prueba las capacidades de filtrado anisotrópico de cada una las familias de tarjetas que utilizamos en este review, comenzando con las GTX 400, siguiendo con las HD 5800 y finalizando con las HD 6800. A simple vista entre el nuevo y antiguo algoritmo de las Radeon no hay diferencia que nos deje en claro que si hay una mejora, y tampoco contamos con la posibilidad de activar o desactivar dicha característica o probar entre lo antiguo y lo nuevo sobre la misma tarjeta, por lo que el resultado de esta pequeña prueba es más de apreciación personal,  dejando en ustedes las tres imágenes como para que comparen las diferencias entre una y otra tecnología, bajo los mismos parámetros en el programa, para así limitar las diferencias al cómo se procesa este filtro. A nuestro ojo poco entrenado entre las Radeon existe una nula diferencia y con la GTX 400 se notan unos anillos que se aprecian al maximizar la imagen, pero nada como para decir que la diferencia es brutal.


Futuremark 3DMark 2006

3dmark_2006

La primera prueba a la que sometemos siempre nuestras tarjetas es a 3DMark 2006, que en esta ocasión sitúa a las nuevas tarjetas según se observa en este gráfico. La nueva Radeon HD 6870 se ubica bajo la GTX 470 y la HD 5870, mientras que la HD 6850 se ubica bajo la GTX 460 1GB por 100 puntos.


Futuremark 3DMark Vantage

3dmark_vantage

Continuando con las pruebas sintéticas tenemos a 3DMark Vantage, que nos muestra dos escenarios diferentes, uno donde el poder de cómputo es el que prima y luego el nivel de calidad de las texturas, siendo en el primer caso (el menos exigente) la Radeon HD 5870 junto con la HD 6870 las dos primeras, mientras que cuando elevamos la calidad la GTX 470 se despega de la mitad del gráfico para subir al segundo puesto en rendimiento.


Unigine Heaven 2.1

En una prueba que utiliza un motor propio que prontamente estará disponible en algunos juegos tenemos que es la GTX 470 la más poderosa en rendimiento, seguida de cerca por la Radeon HD 6870, mientras que la Radeon HD 6850 se queda un poco abajo siendo superada por la GTX 460 1GB pero a su vez la Radeon deja abajo a la HD 5850, un enredo de modelos pero así es, si observan el gráfico esta historia se aclarará totalmente.


Alien vs Predator

Como uno de los primeros juegos DirectX 11 que hace uso importante de la teselación, Alien vs Predator nos deja ver cómo se comportan las tarjetas en diferentes regímenes de calidad y filtros, siendo la Radeon HD 5870 y la GTX 470 las más veloces, mientras que las dos nuevas Radeon se quedan desde la mitad hacía abajo, aunque considerando que son la nueva clase media de las tarjetas su rendimiento es más que decente.


Crysis Warhead

crysis

Crysis Warhead aún sigue siendo un hueso duro de roer y quizás es porque desde un principio fue un juego extremadamente bien diseñado en cuando a calidad, pero que con la salida al mercado se noto que aún no estaban los recursos como para disfrutar de tal despliegue, hoy ya tenemos juegos como Metro 2033 que le sacan provecho al hardware y son el Warhead de nuestra época. Con una gran sorpresa, las Radeon lentamente comienza a subir en la tabla de rendimiento a medida que vamos elevando la calidad y resolución, hasta que es la Radeon HD 6870 la que deja atrás a la GTX 470 que comienza las pruebas en el segundo lugar. Se ve un poco paradójico que un juego tan impulsado por NVIDIA corra mejor en tarjetas de la competencia, considerando que ambas apuntan al mismo mercado.


Far Cry 2

far_cry_2

Far Cry 2 a diferencia de Warhead nos muestra que las tarjetas NVIDIA caen más lento en cuanto a rendimiento a medida que endurecemos la calidad de las gráficas la GTX 470 comienza a subir hasta ubicarse por sobre la HD 6870 y bajo la HD 5870. Por su parte la Radeon HD 6850 se mantiene en el final de la tabla en tres de cuatro pruebas.

Metro 2033

Con un gran despliegue de calidad y una etapa muy difícil para las tarjetas, Metro 2033 en su etapa "El Puente" le da un duro y constante trabajo a las tarjetas, dejando en claro que la Radeon HD 6870 siendo de segmento medio es capaz de rendir casi tan bien como su hermana mayor la Radeon HD 5870 y que con la HD 6850 es posible jugar en alta calidad de forma decente, además de que con la ayuda de un poco de overclock la situación puede ser aún más favorable, como ocurre con casi todas las tarjetas de video. Las GeForce en este juego también tienen un desempeño limpio, aunque este puede ser mejorado si es que NVIDIA pone atención al consumo energético, que en el caso de la GTX 460 1GB siendo casi idéntico al de una Radeon HD 6870 esta rinde muy por sobre la primera.


S.T.A.L.K.E.R.: Call of Pripyat

Los solitarios y contaminados parajes de la ciudad que albergaba a los trabajadores de la central nuclear de Chernobil, Pripyat, son el escenario perfecto para torturar desmedidamente a estas tarjetas con un una altísima calidad, DirectX 11 y por supuesto, la mentada teselación que hoy en día está en boca de todos los que inundamos esta red con análisis, información y conocimientos para nuestro público. En la situación más crítica vemos que es la Radeon HD 5870 la que reina por sobre sus compañeras, mientras que la GTX 470 junto con la Radeon HD 6870 le siguen en el segundo y tercer lugar, respectivamente. Hay que dejar en evidencia que con estas tres tarjetas es posible jugar sin preocuparse de sufrir cortes en el juego, mientras que con las hermanas más pequeñas se deberá jugar un poco con el ingenio hasta encontrar la configuración que permita disfrutar de una buena tasa de cuadros por segundo para no poner en riesgo la experiencia de juego, que para algunos es más importante que el mismo juego.


Conclusión

Puede resultar difícil entender el porqué AMD decidió cambiar nuevamente la nomenclatura de sus tarjetas, ya que si bien las nuevas Radeon HD 6800 son muy buenas en rendimiento también puede resultar confuso el que lleven un modelo que se asemeja en demasía a la anterior familia pero que a su vez no es superior en rendimiento, siendo la HD 5870 considerablemente más potente. Luego de una breve meditación y gracias a parte de la información que nos entregó AMD en el evento donde fue lanzada esta nueva serie pudimos dar con la lógica del asunto y no es más que si esta nueva serie tuviera otro nombre, como por ejemplo HD 6700, la actual serie HD 5700 sería sepultada en el olvido y no es lo que pretende llevar a cabo AMD, tan simple como eso. Con esto, además de mantener un espacio para las HD 5800 y HD 5700 se fortalece de cierta forma el segmento medio con este lanzamiento, que de momento deja en mejor pie a las Radeon por su oferta aunque no todo es tan brillante como parece.

Por su parte, NVIDIA contra ataca con un excelente rendimiento de la GTX 470, además de incorporar a su parrilla la jugosa baja de precios que permite posicionar mejor sus productos, aunque esto sea totalmente opuesto a lo que el fabricante de las GeForce acostumbra de hacer. Si bien, las GTX 400 no poseen un GPU más pequeño o que consume menos energía que las nuevas Radeon HD 6800, si tienen aún a la mano productos que pueden seguir dando una dura batalla, considerando que las GTX 460 son un producto que aún no muestra todo el potencial que se les puede sacar, que sin ir más lejos va por el lado de las versiones con overclock de fábrica y un precio muy ajustado a lo que AMD ofrece actualmente en el mismo segmento con sus Radeon HD 6800.

La maniobra por parte de AMD para llevar a cabo este plan fue extraña, ya que comenzamos con la idea de los 32nm en la introducción, luego vimos que con calculadora en mano el costo de producción era mayor que para los 40nm, luego se vino la noche y más tarde apareció la esperanza con una arquitectura mejorada de Evergreen, pero con el mismo proceso de fabricación, permitiendo que AMD pudiera mantener el nivel de hardware que ya trae desde hace casi dos años y además preparándolos de forma menos precaria que NVIDIA para dar el salto a 28nm, ya que con una arquitectura más depurada ya en el mercado tienen por lo menos el 50% del camino pavimentado para dar el gran paso.

Como bien lo comentamos, los nuevos productos de AMD son buenos, responden a una necesidad de mejor rendimiento manteniendo o disminuyendo el costo pero tampoco son la panacea que hará quebrar a NVIDIA, no, por ningún motivo, ya que aún este último fabricante tiene cartas buenas en sus manos y que quizás más temprano que tarde veremos en acción, como les comentamos en análisis pasados, las GeForce esconden algo que pudimos ver con las GTX 460 y que día a día sale más a la luz, las GTX 500.

En retrospectiva, las Radeon HD 6800 se ponen de frente a las GTX 470 y 460 para hacer pie a este jugoso segmento que requiere y exige rendimiento aceptable con un costo razonable, lo que hoy ambas empresas entregan con más o menos esfuerzo, por lo que, sin ser las mejores del mercado, las nuevas tarjetas de AMD le brindan un sazón muy importante a este dulce episodio de la tecnología terrícola. Ahora, solo nos resta esperar a ver como se desarrollará el mercado de tarjetas de video con el lanzamiento de Antilles y Cayman, además de la reacción de NVIDIA ante esto, que difícilmente se hará esperar, quizás tendremos una feliz navidad.

Nuestra próxima entrega para las Radeon HD 6800 ya se encuentra en producción y ahí abordaremos otro interesante capítulo que tiene relación con el escalamiento de ambas tecnologías multi-GPU (nuevas Radeon HD 6800 contra diferentes GTX 400 y GTS 400) sobre la misma plataforma, para que vayan alistando sus retinas para leer otro análisis de este humilde servidor.

De momento el posible premio nos lo reservaremos hasta publicar el artículo de rendimiento en configuraciones multi-GPU.

Lo Bueno

  • Rendimiento excelente para el segmento medio.
  • Consumo energético acorde con el rendimiento demostrado.
  • Bajo nivel de ruido, comparando con las HD 5800.
  • Múltiples salidas de video.

Lo Malo

  • Margen de overclock ajustado, aunque podría mejorar con un control de voltajes.