Volvo investiga utilizar la carrocería como batería

Volvo investiga utilizar la carrocería como batería

por

La idea es hacer que los autos sean más livianos al no tener que acarrear una batería extra.

La compañía Volvo en conjunto con el Imperial College de Londres se encuentran investigando nuevos materiales con el objeto de fabricar un vehículo cuya carrocería (o parte de esta), sea una batería que sirva para energizar el motor eléctrico.

La idea busca atacar uno de los mayores problemas derivados del uso de las baterías en los vehículos: el consiguiente aumento en su peso lo que obliga, a su vez, a utilizar mayor energía de las baterías para lograr moverlo.

La idea es que la estructura del coche sea fabricada con una combinación de fibras de carbono y resina de polímero, las que según las investigaciones llevadas a cabo almacenarían de manera más eficiente la energía si se les compara con las actuales baterías de litio-ion. Sumado a lo anterior este material, gracias a su flexibilidad, puede ser moldeado para hacer las formas del vehículo y, por último, ofrece el mismo nivel de resistencia y seguridad que los actuales paneles utilizados en la fabricación de los automóviles.

Según los estudios realizados por Volvo el uso de este nuevo material en la estructura de los vehículos se traducirá en una reducción en el peso de los vehículos de un 15% (en comparación con los actuales vehículos eléctricos).

Junto a Volvo y al Imperial College de Londres participan del proyecto (con una duración estimada de tres años) otras nueve empresas e institutos de toda Europa, sumado a un aporte económico de la Unión Europea de 3,5 millones de euros.

Link: Car parts that store energy, power car (CNET)