Keiji Inafune piensa que Japón sigue en el hoyo

Keiji Inafune piensa que Japón sigue en el hoyo

Japón se ha convertido en tierra de nadie, lejos están los días en que la innovación salía del Lejano Oriente o la tonta idea de que para desarrollar juegos, uno tendría que emigrar hacia ese país. Hace un año Keiji Inafune concluyó que la industria de desarrollo en su país estaba acabada, un año después sigue pensando lo mismo.

Por medio de una entrevista con el NY Times, Inafune reiteró que las cosas en Japón no marchan bien y gran parte de la culpa la tienen los desarrolladores gracias a su negativa por hacer juegos globales. Los juegos de esa región son conocidos por una fórmula lineal que repiten una y otra vez hasta el cansancio. El problema con este tipo de juegos es que no son nada atractivos para los usuarios de América o Europa.

El creador de Mega Man fue tajante al decir:

Echo un vistazo al Tokyo Game Show y todos están haciendo juegos horribles. Japón lleva al menos cinco años de retraso. Capcom apenas se mantiene al día. Quiero estudiar como viven los occidentales y hacer juegos que les gusten.

Inafune cree que este es el secreto del éxito y los números lo respaldan. Capcom ha tenido éxito con juegos diseñados para distribuirse en Occidente, como Dead Rising y su secuela, la cual ha generado bastante ruido gracias a la exitosa campaña de medios que incluye paquetes de contenido descargable como CASE ZERO.

No todo es color de rosa a la hora de globalizar franquicias

Hay gente que coincide con Inafune, como el jefazo de Square Enix, Yoichi Wada quien dijo que para globalizarse hay que trabajar con personas que han crecido fuera de Japón, que respiran la cultura ya que de lo contrario es imposible.

¿Serán los juegos tan horrendos como dice Inafune? Con sus contadas excepciones, la mayoría está cayendo en este vórtice y si los desarrolladores no cambian de filosofía, no pasará mucho tiempo para ver el colapso de esa región.

Link: Japanese Playing a New Video Game: Catch-Up (via Develop)