(060) Macintosh 128K

(060) Macintosh 128K

por

El noveno artículo de CHW para la serie "Bicentenario en Betazeta" relata la historia del Apple Mac 128k, el primer verdadero exitazo de la manzanita

¿Has visto esta cita antes?

El 24 de Enero, Apple Computer presentará Macintosh. Y verás porque 1984 no será como 1984

Era una simple pero poderosa frase que se metió en las cabezas de muchos durante el medio tiempo del Super Bowl XVIII de 1984, y hasta el día de hoy, dicha frase resuena en la cabeza de muchos al marcar el comienzo de la computación personal tal y como la conocemos, gracias a la introducción del primer computador personal destinado al hogar y que incluiría Interfaz Gráfica de Usuario (GUI).

Aquel 24 de Enero, Steve Jobs subió al escenario para sacar desde un misterioso bolso gris lo que todo el publico esperaba: Apple Macintosh, no tenía número de modelo, simplemente era Macintosh, posteriormente se le agrego el apellido de 128K con la salida de nuevos modelos como Macintosh 512K.

Nacimiento

Aunque Macintosh fue estrenado al público en 1984, podemos decir que su nacimiento data de los años 70 y no específicamente en los cuarteles de Apple.

La idea original de la Interfaz Gráfica de Usuario, al igual que el mouse que acompaño al Apple Macintosh, tuvo su génesis en Palo Alto Research Center (PARC), donde los ingenieros de Xerox desarrollaban tecnología que pensaban estaba muy adelantada para la época. Durante esos años, Xerox estaba muy interesada en invertir en Apple gracias al gran éxito de sus anteriores computadores, por lo que dejaron que los ingenieros de la manzana tuvieran acceso exclusivo a dicha tecnología.

Steve Jobs, impresionado por lo visto en PARC, ordenó a sus ingenieros trabajar en un proyecto llamado Lisa, que se basaría en el sistema operativo gráfico “Alto GUI”. Tiempo más tarde, Apple Lisa se convirtió en el primer computador en poseer una interfaz gráfica (System 0.8.5), lamentablemente fue un rotundo fracaso por el elevado precio (USD$9.995) que los altos ejecutivos de principios de los 80 no estuvieron dispuestos a pagar y optaron por la opción más económica, los IBM PC.

Mientras Apple Lisa se venía al suelo, un pequeño proyecto – sin importancia en ese tiempo – estaba tomando forma, su nombre era Macintosh. Jobs decidió enfocar todos sus esfuerzos en sacar aquel “pequeño” proyecto adelante y comenzó a tomar ideas “prestadas” del equipo de Lisa para Macintosh, y esto lo confirma el co-autor del sistema de escritorio Finder:

Mucha gente piensa que nosotros lo robamos a Xerox. Pero en realidad, lo robamos de Lisa

Comienza la revolución


En 1984, la computación personal se resumía a trabajar en estrechas pantallas y a ingresar una serie de línea de comando, por lo que era necesario dejar en claro el potencial de Macintosh desde un principio, y que mejor que reproducir un video. Macintosh fue concebido para tener un importante rendimiento multimedia y al mismo tiempo que pudiera ser accesible para la clase media, todo un reto si pensamos que el hardware para lograrlo podría haber elevado el precio de Macintosh de USD$2.495 a más de USD$10.000.

Hasta el día de hoy existe el mito de que los diseñadores sólo trabajan con equipos Mac, esto se debe en cierta forma a la introducción del primer Macintosh, que gracias al nuevo sistema operativo gráfico hacia la vida más fácil a todo profesional que trabajara con publicaciones, procesamiento de texto, fuentes y arte en general. Macintosh incluía el sistema operativo System 1.0 y Finder 1.0, este último era el principal responsable de la interacción visual entre el usuario y el sistema operativo. Finder también fue el primero en introducir el concepto de “Papelera”, donde se arrastraban archivos hasta dicha “carpeta” para que estos quedarán eliminados. El sistema operativo incluía una serie de aplicaciones gráficas muy interesantes, como: MacPaint, MacWrite, MacProject y Microsoft Word, pero no todo era hogar y diseñadores, los desarrolladores también tenían su espacio con herramientas como MacBASIC o MacPascal.

Los computadores de la época funcionaban de manera muy simple, las fuentes consistía en un único carácter formado por una matriz de puntos, nada de recrear formas para cada letra. Con la introducción de Macintosh, los sistemas se volvieron cada vez más complejos, y era necesario cargar varias funciones en memoria, como por ejemplo: fuentes de sistema, formas de iconos, ventanas, fuentes especiales, Finder y el sistema operativo. El nuevo aspecto visual de Macintosh no sería gratuito, y la revolución gráfica tendría que pagar un precio en preciados kilobytes de RAM.

Ventanas


Hoy en día, mover una ventana a través del escritorio es algo tan trivial cómo hacer click en un icono y abrir un menú, pero ¿cómo aprendieron las personas a utilizar la primera Interfaz Gráfica de Usuario?. Con cada Macintosh 128K que Apple vendía, se incluía un manual bastante extenso que debía explicar conceptos más básicos sobre el uso del mouse, teclado y como estos interactuaban en la pantalla. Por ejemplo, era necesario describir en detalle sobre el concepto de ventanas, el manual decía lo siguiente:

Las ventanas representan información. Puedes tener múltiples ventanas en tu escritorio, de ese modo puedes ver más de un conjunto de información al mismo tiempo. La mayoría de las ventanas se pueden mover, cambiar tamaño, desplazarse o cerrar. Ellas se pueden sobreponer. Cuando más de una ventana está abierta, una está al frente, y es donde toda la acciones suceden. Haciendo click en cualquier parte de una ventana ésta vuelve al frente, o se hace tan pequeña que no la puedes ver (minimizar)

Hardware


En aquellos tiempos, contar con una unidad destinada exclusivamente para almacenamiento era prácticamente una locura, donde un disco duro de 10MB podría costar varios cientos de dólares, por lo que había que encontrar una solución al gran consumo de memoria que provocaba tener una interfaz gráfica.

La eficiencia era la principal prioridad para el equipo Macintosh, quienes decidieron desarrollar varias funciones del sistema operativo en lenguaje de máquina y las almacenaban en un chip ROM (64 kb) para evitar cargar la totalidad del sistema operativo en los escasos 128 kb de RAM. Sin embargo, con estos 192 kb no alcanzaba para correr todas las aplicaciones incluidas en System 1.0 y Finder, por lo que el Macintosh fue dotado de una unidad floppy de 3.5” con capacidad para almacenar 400 kb (el doble de los discos IBM PC). Para correr el primer Mac OS, era necesario insertar el disco floppy y cargar parte del sistema operativo en RAM para posteriormente ejecutar otras aplicaciones desde él, aunque era posible ejectar el disco de inicio para cargar otro, dejando al sistema con lo más básico.

El corazón de Apple Macintosh era nada menos que un procesador Motorola 68000 (32-bit) con frecuencia de 8 MHz lo que equivalía a 0.7 MIPS en rendimiento, conectado por un bus de 16-bit a los 128 kb de DRAM y sin posibilidad de actualizar. Como cada byte cuenta, en el primer Macintosh 22 kb eran destinados al framebuffer del controlador de video DMA.

Otro de los grandes hitos del primer computador personal de Apple, fue su pantalla CRT de 9” monocromática 512 x 342 píxeles, que marcó el estándar de edición electrónica en 72 PPI. Mouse y Teclado también fueron incluidos en Apple Macintosh, a pesar de que en Apple Lisa no tuvo el éxito esperado.

Diseño


La compañía de la manzana siempre se ha preocupado por el aspecto físico de sus equipos más allá del hardware, y Macintosh no fue la excepción. Al momento de comenzar a desarrollar la nueva apuesta de Apple – luego del desastre que fue Lisa – Steve Jobs encargo a sus ingenieros aprender de los errores del pasado y asegurar un diseño amigable para los usuarios, que serían personas comunes y corrientes.

El diseño estuvo guiado personalmente por Steve junto a Terry Oyama y Jerry Manock, aunque posteriormente Oyama confesara:

A pesar de que Steve no dibujo ninguna de las lineas, sus ideas e inspiración hizo el diseño lo que es. Para ser honesto, nosotros no sabíamos lo que significaba un computador amigable hasta que Steve nos dijo.

Reunir todo el equipo y pantalla en el mismo case, utilizar tan sólo 3 cables (incluido el de energía) eran algunos de los requisitos que debía tener el Apple Macintosh.

Cierre

El Apple Macintosh original, fue el computador encargado de revolucionar la industria tecnológica y al mismo tiempo convencer que usuarios comunes y corrientes podían tener acceso a estos terminales gracias a su increíble sistema operativo con interfaz gráfica, y hardware económico para la época que no necesitó de grandes cantidades de memoria para funcionar. Estos dos hitos abrieron paso a nuevos productos y a una acelerada competencia entre Apple e IBM por estar presentes en cada hogar con un computador personal y no sólo en las manos de los altos ejecutivos de las empresas.