(088) Sergey Brin y Larry Page, los arquitectos de Internet

(088) Sergey Brin y Larry Page, los arquitectos de Internet

por

Nuestro nuevo artículo de la serie "Bicentenario en Betazeta" se detiene en la dimensión humana de los fundadores de Google. Las personas son más complejas que sus obras.

Cuando Johannes Gutenberg inventó la imprenta moderna hace más de 500 años atrás, inmediatamente se le reconoció como un personaje que cambió la forma en la que el ser humano se comunicaba y se transmitía la información. En la actualidad, y apoyados por los avances tecnológicos, puede que Sergey Brin y Larry Page sean los Gutenberg de nuestra era, al también revolucionar el ámbito de la difusión de conocimientos a través de Internet.

Larry Page y Sergey Brin

Porque hay un antes y un después de Google, donde salimos de una época con buscadores inexactos, repletos de publicidad y con un pobre motor de indexación. El modelo seguido por estos dos jóvenes para construir un sistema que organizara el caos reinante en la web era limpio, rápido y eficiente, lo que luego llevó a la creación de servicios basados en Internet entregando lo que ningún otro había podido dar antes, resultando en un cambio en la vida de las personas.

Los inicios de Sergey Brin

Sergey Mikhaylovich Brin nació en Rusia durante la época de la Unión Soviética, el 21 de agosto del año 1973, teniendo ahora 37 años de edad. Sus padres, ambos de religión judía, se sintieron descontentos en su país de origen debido a que Michael Brin, padre de Sergey, quería estudiar astronomía pero las escuelas de física en su nación no querían judíos en sus aulas, por lo que optó a una carrera matemática casi a la fuerza y sin mucha alegría.

Producto de esta situación, cuando Sergey tenía seis años finalmente la familia decidió emigrar a los Estados Unidos, donde el padre encontró trabajo como profesor de la Universidad de Maryland y su madre, una científica de profesión, se desempeñaría como investigadora en la NASA.

Fueron sus padres, amantes de la ciencia y las matemáticas, quienes iniciaron al niño en las artes de la informática, puesto que el padre le enseñó desde muy pequeño números y programación a Sergey, regalándole además su primera computadora en su cumpleaños número nueve: una Commodore 64.

Luego de graduarse de la secundaria, el joven entró a estudiar Ciencias de la Computación y Matemáticas a la Universidad de Maryland, la misma donde su padre ejercía como docente. Más tarde, decidió matricularse en Ciencias Informáticas de la Universidad de Stanford, completando todos los cursos de la carrera. En ese momento es cuando su vida sufre una interrupción permanente llamada Google.

Los inicios de Lawrence “Larry” Page

Nacido el 26 de marzo de 1973 en Michigan, Estados Unidos, Page tiene la misma edad que su amigo Sergey: 37 años. Pero no sólo eso comparten, sino que Larry también es de familia judía, con padres que coincidentemente ejercían como profesores de Ciencias de la Computación en la Universidad de Michigan.

Este ambiente intelectual fue propicio para que Larry se involucrara desde pequeño en el mundo de las matemáticas y la informática, confesando una pasión por descubrir e inventar cosas nuevas, donde él mismo se refiere a esta época de su vida de la siguiente forma:

Desde muy temprana edad, me di cuenta de que también quería inventar cosas. Así que me volví muy interesado en la tecnología y los negocios. Probablemente cuando tenía 12 años ya sabía que eventualmente iba a comenzar una compañía.”

Es así como luego de salir de la secundaria en 1991 entra a Ciencias de la Ingeniería Informática en la Universidad de Michigan, para luego aplicar a una maestría en la Universidad de Stanford, donde el destino quiso que se conociera con Sergey Brin.

Una estabilidad gracias a la unión

Estando en Stanford, Larry Page se interesó en el tópico de la relación entre las matemáticas e Internet, entendiendo a la red como un conjunto de nodos unidos por enlaces o aristas, sólo que a una escala enorme y representando lo que finalmente son los hipervínculos.

Así, se dio cuenta de que los llamados “backlinks”, o vínculos que apuntan a cierto sitio web, eran de vital importancia para otorgarle un rango de calidad a la página web en cuestión, por lo que unificó toda esta teoría con fundamentos matemáticos en una investigación llamada BackRub.

Es aquí cuando aparece la figura de Sergey Brin, quien conoció a Page en marzo de 1995 mientras le enseñaba el campus de la universidad al que más tarde sería uno de sus mejores amigos y socio fundamental dentro de Google.

Sergey se interesó mucho por la idea del BackRub, viendo en ella un reflejo de los conocimientos que el ser humano podría depositar en Internet si se organizaba correctamente. Es así como juntos desarrollaron PageRank, el sistema para darle una categoría a cada sitio web basándose en sus relaciones con los demás portales, naciendo finalmente el buscador que todos conocemos y amamos: Google.

La vida actual

Sergey Brin

Por todos es sabido el éxito que se generó gracias a Google, derivando a numerosos servicios y a una plataforma de publicidad en línea que produce millones de dólares mensualmente. Sin embargo, esta  fortuna no hizo que ambos fundadores cerraran los ojos al mundo real, creándose entonces el sitio alternativo google.org, dedicado a la filantropía y a la búsqueda de soluciones energéticas para mejorar las condiciones climáticas del planeta.

En forma paralela, Larry Page está aún más comprometido con las formas de generar energía alternativa al invertir en compañías como Tesla Motors, quienes desarrollan nuevas tecnologías para crear automóviles eléctricos.

Todas estas ocupaciones de igual forma dejan espacio para la vida amorosa, ya que Sergey está casado desde el 2007 con Anne Wojcicki, bióloga de la Universidad de Yale, mientras que Larry también contrajo matrimonio el año 2007 con Lucinda Southworth, doctorada en Informática Médica de la Universidad de Stanford.

Y es que como podemos ver, la vida de ambos amigos y colegas está llena de similitudes bastante curiosas, quizás en una clara señal del destino que ya había planeado de antemano el encuentro de estas dos mentes, que juntos lograron rearticular Internet para luego intentar centralizarla en servicios propios, llevándose gran parte de la atención en la red y sin duda siendo protagonistas permanentes de todas las tendencias que involucran la vida en el mundo de la WWW.