(147) Fabricantes de teléfonos móviles que se quedaron en el camino

(147) Fabricantes de teléfonos móviles que se quedaron en el camino

(cc) funkypancake

La lucha entre fabricantes de teléfonos móviles es descarnada. Todo el tiempo las empresas están tratando de convencernos de que deberíamos cambiar de celular y optar por el que ofrecen ellos, que tiene más megapíxeles en su cámara, o un sistema operativo más rápido, o mejor conectividad a las redes sociales, o lo que sea que esté de moda.

Y como consumidores, observamos la oferta y decidimos con nuestra compra. Así, las empresas que hacen buenos equipos, venden más, mientras que las que las que no ofrecen algo tan bueno, van perdiendo mercado. Algunas logran reponerse, mientras otras sencillamente desaparecen, aunque en la mayoría de los casos terminan siendo adquiridas por otras empresas más grandes que buscan sacarle provecho a los pequeños que nos les está yendo tan bien.

En este post reunimos a cinco de estos casos de marcas desaparecidas, que sin embargo dejaron su marca en el mercado de la telefonía móvil.

Siemens Mobile

Siemens tuvo su propia división de celulares, y vendió una gran variedad de equipos, entre los que se destacó el SL45, que fue el primero en incluir un reproductor de MP3 y memoria expandible a través de tarjetas.

Siemens adquirió la división de móviles de la empresa de electrodomésticos Bosch, sin embargo, no logró hacerle la competencia a los demás grandes de la industria y en 2005 terminó siendo vendida a la taiwanesa BenQ. La empresa asiática ganó con la adquisición el permiso para usar la marca Siemens por cinco años más, sin embargo, BenQ dejó de invertir poco tiempo después en la planta alemana, solicitando su quiebra en 2006, con lo que la marca finalmente desapareció.

Kyocera

Esta empresa japonesa en realidad no está completamente desaparecida. De hecho la mayoría de la gente debe conocer sus equipos, que se venden bajo la marca Sanyo. Kyocera nació cuando adquirió la unidad de dispositivos móviles de Qualcomm en el 2000 en Estados Unidos, y vendió móviles bajo su marca hasta 2008, cuando compraron a Sanyo y formaron Kyocera-Sanyo.

Uno de los grandes momentos en la historia de esta empresa ocurrió en 2000, cuando la empresa lanzó uno de los primeros móviles de la historia en utilizar Palm OS como sistema operativo.

Handspring

Tres grandes ejecutivos de Palm, Jeff Hawkins, Donna Dubinsky y Ed Colligan, se enojaron con su empresa después de que esta fue adquirida por 3Com, y decidieron en 1998 crear su propia compañía para desarrollar smartphones. Una de sus grandes creaciones fue la línea de equipos Treo, que resultó un éxito y convenció a Palm de comprar Handspring, con lo que los ejecutivos volvieron a su empresa madre en 2003 para formar palmOne.

Danger

Con un nombre que significa peligro, Danger se destacó por el excelente diseño de sus equipos, entre los que destacó el Sidekick de T-Mobile, también llamado Danger HipTop.

La compañía comenzó como un proyecto de ex-empleados de Apple, WebTV y Phillips, que fue fundada en el año 2000. En 2008, la empresa fue adquirida por Microsoft, con el objetivo de trabajar en el diseño del fracasado Kin. Antes del lanzamiento del equipo, sin embargo, la mayoría de los empleados originales de Danger habían dejado la empresa para dedicarse a otras cosas, lo que revela en parte una falla en la forma en que Microsoft integró a la empresa.

Palm

Una de las ‘caídas’ más recientes y quizás una de las más lamentables, en una empresa que intentó hacer las cosas bien pero que falló igual. Palm tuvo su momento de gloria con las PDA, donde la marca se convirtió en sinónimo del aparato (la gente no decía “tengo una PDA”, sino que “tengo una “Palm”). Luego intentó adaptarse al mercado de los teléfonos inteligentes, pero después de algunos experimentos, la compañía quedó relegada muy atrás en la carrera.

Palm intentó volver a ponerse de pie con muy buenos equipos con un excelente sistema operativo con un mal nombre en español (webOS): la Pre y la Pixi. Ambos móviles ganaron notoriedad rápidamente tanto por las funcionalidades de los equipos como por sus raros comerciales, sin embargo, no fue suficiente para mantener a flote a la empresa en medio de una competencia feroz entre fabricantes en el mercado actual.

Finalmente Palm terminó siendo adquirida por HP, y aún no sabemos si volveremos a ver teléfonos móviles que lleven esta marca.