[metroimage ids=”38-147735,38-147738,38-147741,38-147743,38-147746,38-147748″ imagesize=”large”]

Rover Spirit está en riesgo de morir en el invierno de Marte

(c) NASA

Aunque su misión era trabajar por 3 meses, el Rover Spirit se las ha arreglado para pasar más de 6 años y medio en la superficie de Marte, recolectando información sobre el planeta rojo junto a su gemelo Opportunity.

Sin embargo, el trabajo de Spirit podría llegar a un triste fin ahora, ante la amenaza del invierno, que encuentra al robot muy mal preparado para soportarlo esta vez. La mala suerte del Spirit comenzó en mayo del año pasado, cuando accidentalmente se atascó en una trampa de arena. Pese a todos los esfuerzos, la NASA no logró que el explorador se moviera. Spirit siguió trabajando, pero atorado como estaba en una trampa, las cosas se ponían más difíciles.

Para mala suerte del Spirit, desde su nueva posición no recibiría suficiente sol para sus paneles solares, y si la NASA no encontraba una solución, el rover entraría en “hibernación” a la espera de recibir suficiente luz para recargar sus baterías. Ello ocurrió finalmente en marzo de este año y la Tierra perdió entonces comunicación con el robot.

Ahora, el invierno amenaza con destruir los circuitos del estropeado Spirit. El diagnóstico de la NASA indica que ya que el robot no tiene suficiente energía, no podrá hacer funcionar correctamente sus calentadores para soportar el frío (de -55°C), lo que podría arruinar sus circuitos.

Además, mientras esté en hibernación, el Spirit podría “olvidarse de la hora”. Si el robot despierta y reinicia su reloj en el proceso, podría extender el proceso de hibernación más allá de noviembre (cuando termina el invierno marciano) y demorar las comunicaciones con nuestro planeta.

De todos modos, hay una esperanza de que el robot pueda despertar, y aunque seguirá atrapado en su trampa de arena, podría seguir aportando datos sobre el planeta a los científicos de la Tierra.

Link: Wintry doom looms for Mars Spirit Rover (Gizmodo)