Marcando Movimiento [NB Opinión]

Marcando Movimiento [NB Opinión]

Cuando todos se van con el hype de los controles de movimiento, Capcom le es fiel a sus usuarios

La guerra de los controles de movimiento está declarada: Sony y Microsoft intentarán quitar su trozo de la enorme torta que hoy posee Nintendo, torta que horneó en base a una gran apuesta, innovación y capacidad visionaria.

Los juegos casuales son lo que manda, lo que mueve los pesos y el norte de las tres grandes empresas consoleras.  De hecho, en un par de meses más comenzará a librarse una de las batallas más grandes, mediáticas y únicas en la historia de este negocio… una pelea que no va (necesariamente) por los jugadores avezados, un combate descarnado por ganar la atención de los jugadores casuales.

A pesar de esto, hay un contrapunto: muchos jugadores rechazan de frentón la moda de controles por movimiento, viéndolos como una suerte de gradual asesino de la manera de jugar que conocemos.  También algunos tildan a las empresas de vendidas, de ir donde están las lukas dejando abandonados a los jugadores tradicionales, esos que han apoyado a sus marcas durante años.

Para quienes ven lo que viene así, los que suponen que esto es lo único que se viene humildemente creo que se equivocan.  La mejor prueba de ello fue lo ocurrido hace unos días en San Diego.  La Comic-Con 2010 es un evento geek por excelencia, donde varias empresas mostraron lo suyo; el listado de expositores incluyó a Sony y su Move, Microsoft y su Kinect, Konami, Bioware, Activision, Electronic Arts y Ubisoft, entre varios más.  Los mencionados no son pocos, tienen mucho peso en la industria y mostraron lo mejor que tienen pero, a pesar de ello, el evento tuvo sólo un protagonista: Capcom.

Capcom jugó una carta enormemente agradable, fue en contra de la tendencia, dio un golpe a la cátedra e hizo una declaración de principios: seguirán en lo suyo, en lo que siempre han estado y con aún más ganas.  Lejos del Move, del Kinect o el Wiimote, Capcom fue fiel a su estilo, nada de controles por movimiento, claro en lo que busca y que -de pasada- se transformó en la empresa fan service por excelencia.  A pesar de las malas ventas de algunos de sus títulos importantes en el papel (como Bionic Commando o Lost Planet 2) le está dando a sus fans de años lo que ellos quieren.  ¿Marvel vs. Capcom 3?  Lo tienen.  ¿Más MegaMan?  Les damos el Universe.  ¿Revivir clásicos?  Street Fighter III: Third Strike volverá y online.  ¿Gratas sorpresas?  Tomen Street Fighter x Tekken.  Todo esto sin contar rumores -como una posible tercera parte de MegaMan Legends- y sus planes con la 3DS -Street Fighter IV-.

Capcom tiró el dojo por la ventana, literalmente.  Lo que está haciendo la empresa nipona es una apuesta a la fidelidad de sus usuarios y, mientras el resto intenta ganar adeptos en quienes no juegan comúnmente, Capcom sólo quiere reconquistar a los gamers tradicionales que están ahí, esperando más de lo que conocen y quieren.  Más de alguien dirá que fan service es mucho decir (ningún anuncio de un nuevo MegaMan X, nada de Darkstalkers, ni idea de un Resident Evil 6) pero la pauta que marcan la cantidad de proyectos que anunciaron y lo importante de ellos es innegable.

Si no le va bien, Capcom como la conocemos podría sufrir gravemente… aunque lo dudo mucho.  Mientras los casuales y los fans de las innovaciones seguirán de cerca las novedades de la guerra de controles, los jugadores tradicionales deben estar tranquilos: empresas como Capcom comprueban que hay de todo y para todos.  Con su enorme cantidad de anuncios (sin contar los que podrían venir) se transforman en todo un ejemplo de cómo proteger su rancho sin atacar al resto, un movimiento que los fans de años claramente agradecen.

Si alguien tiene miedo de que la industria se transformará en sólo juegos casuales, no se preocupen… siempre estará Capcom.