Las razones de Rare para estar como está

Las razones de Rare para estar como está

¿Qué onda con Rare? o ¿Pa’ cuando un nuevo Killer Instinct? son preguntas que fácilmente se vienen a la cabeza viendo el presente de esa compañía, un ahora bastante alejado de las glorias de Donkey Kong Country o Goldeneye 007.

Fue en 2002 cuando la empresa fue comprada por Microsoft por 375 millones de dólares (US) y, según las palabras del director creativo George Andreas, es precisamente la casa de Redmond la responsable del bajo perfil de Rare:

Cuando compraron Rare, nuestro trabajo se remitió a intentar y ampliar el grupo demográfico de la Xbox 360.  No necesitaban otra empresa más para hacer otro Halo.  Dos títulos de Rare estuvieron disponibles para el lanzamiento de la 360: Kameo (que ampliaba el target de jugadores) y Perfect Dark (Zero).  A medida que ha pasado el tiempo hemos lanzado (Banjo & Kazooie) Nuts & Bolts, Viva Piñata y los avatars de la nueva experiencia Xbox… todos son maneras de ampliar el grupo demográfico y darle a Xbox una apariencia más suave.

La verdad, esta apariencia más suave parece ser la forma de Nintendear a la 360.  El problema está en que dejan en el completo olvido a los fans de Killer Instinct o a quienes sueñan con un nuevo Conker.  Pero no se preocupen, ellos están a cargo de Wii Kinect Sports y, como van las cosas, de la secuela de Grabbed by the Ghoulies (no se preocupen, es mentira).  Rare hace su pega, ayuda a MS y tal… pero podrían aprovecharlos mucho mejor.  Una lástima.

Link: MS bought Rare to give Xbox ‘a softer face’ (CVG)