Estados Unidos sentencia a los borrachos a instalar un alcohotest en el auto

En una medida para prevenir accidentes causados por conductores borrachos, algunos estados de Estados Unidos están implantando como parte de condena la instalación de un dispositivo llamado “Ignition interlock device” (IID).

El funcionamiento del aparato es sencillo: antes de encender el auto, el conductor debe tomarlo y hacerse el test para medir el nivel de alcohol (igual al analizador de aliento de los polis o “alcohotest“). Si el nivel de alcohol en la sangre supera el límite (que varía según el estado) el auto se bloquea y no enciende. Si en cambio el nivel de alcohol está bajo el limite, te permite encender el auto y en un tiempo aproximado de cinco minutos el IID pedirá que detengas el auto y hagas la prueba nuevamente. En viajes largos la prueba será a intervalos irregulares.

La condena no sólo implica tener el aparatito instalado en cada automóvil que manejes, ya sea propio, prestado o del trabajo, sino que el borracho conductor tendrá que pagar por el costo del dispositivo y las rentas mensuales como si de un servicio más se tratase, y deberá llevarlo por el tiempo que le sea asignado en la corte, entre 6 meses a 5 años.

Parece fácil burlar el aparto quizá con caramelos o poniendo a hacer el test a otra persona, pero el dispositivo cuenta con métodos para detectar mas allá de los “alientos mentolados” y además incorpora una cámara para evitar que otra persona realice la prueba.

Los afortunados candidatos para instalar estos dispositivos serían todos aquellos que estén involucrados en accidentes automovilísticos en estado de embriaguez, tanto a los primerizos como a los que ya tienen antecedentes.

Los costos son bastantes altos y podría llegar a costar miles de dólares dependiendo del tiempo que tenga que instalarse, pero en Nueva York (donde ya fue probado) ha sido un éxito y se han registrado notables disminuciones en este tipo de accidentes.

Una muy buena medida de seguridad preventiva que seguramente salvara vidas y evitara una buena cantidad de accidentes de ser aplicada en otros países.

Link: Drunk drivers in New York now face even greater shame and cost (Syracuse)