Hace 50 años se demostró que era posible sobrevivir un viaje al espacio

Hace 50 años se demostró que era posible sobrevivir un viaje al espacio

por

Belka y Strelka

Belka y Strelka son dos perros cosmonautas, que viajaron tres años después de Laika al espacio junto con 40 ratones, 2 ratas, un montón de moscas, un conejo y algunas plantas dentro del Sputnik 5.

Sorprendentemente para los rusos y el resto del mundo, todos volvieron vivos a la Tierra, demostrando que era posible sobrevivir a lo que había fuera del planeta.

El Sputnik 5 fue lanzado el 19 de agosto de 1960 y literalmente pavimentó el camino para el primer vuelo orbital humano, que tuvo como protagonista a Yuri Gagarin al año siguiente, en abril de 1961.

Hasta ese momento, lo que había más allá de la atmósfera terrestre parecía un lugar imposible de soportar para cualquier cosa viva, y la experiencia de Laika, que murió poco después del despegue, no ayudaba a las expectativas.

Pero el Sputnik 5 cambió las cosas, y de pronto el espacio no era un lugar mortal. Era posible sobrevivir. Belka y Strelka se convirtieron en héroes nacionales, aunque nadie sabe qué pasó con el conejo, los ratones y las moscas. Una de las hijas de Strelka fue regalada al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, como signo de paz en la Guerra Fría (y para decirle “mira lo que logramos y ustedes no”).

La cápsula en la que venían los animales traía una placa que advertía a quien la encontrara no abrirla – ¿quien sabe si es que no se habían convertido en mutantes con los rayos interestelares? Y aunque no fueran mutantes, lo más probable es que estuvieran increíblemente asustados.

Como sea, el Sputnik 5 marcó un hito y hoy se cumplen 50 años, que vale la pena recordar.

Link: Russia marks 50th anniversary of space dogs flight (AP)