Google podría tentarse a vender información de usuarios

Google podría tentarse a vender información de usuarios

Después de la preocupante propuesta de neutralidad en la red presentada por Google y Verizon, se filtró al Wall Street Journal un documento de siete páginas que evalúa las opciones del gigante de Mountain View entre “no ser malo” (su lema no oficial don’t be evil) y la venta de información a empresas de publicidad. Para ser justos, el documento data de 2008, lo que es bastante tiempo, pero podría dar algunas luces sobre los debates que se están dando dentro de la compañía al respecto.

La utilización de información de las búsquedas y hábitos de navegación de los usuarios de internet se ha convertido en un gran negocio, que permite que los avisadores puedan segmentar mejor la publicidad.

Mientras más enfocado el aviso, más probable es que las personas hagan click en él, y los avisadores estarán dispuestos a pagar más. Al mismo tiempo, las compañías de publicidad tendrán cada vez más información sobre cada uno de nosotros y lo que hacemos en la red, haciendo que la privacidad (y por otra parte, el anonimato) en internet sea cada vez menos.

El documento, que fue calificado como una simple “lluvia de ideas” por las fuentes del Wall Street Journal, expone algunas opciones que Google habría evaluado sobre qué datos rastrear y cómo aprovecharlos.

Hasta ahora, la compañía ha refrenado la tendencia a usar toda la información que obtiene de sus usuarios, en parte debido al rechazo que podría provocar en los internautas. Sin embargo, la aparición de compañías rivales que ofrecen este servicio, además del gran crecimiento de Facebook, que venden la información sin miramientos, podrían forzar un cambio en la empresa de Mountain View.

Siendo la compañía de internet con la mayor cantidad de usuarios en el mundo (en junio 943,8 millones de personas usaron sus servicios), lo que haga Google determinará lo que sucederá en la industria, y este tema al parecer está causando tensiones dentro de la compañía.

Según el WSJ, Sergey Brin y Larry Page ya habían discutido “a gritos” antes de que Google lanzara sus nuevos “avisos basados en intereses” en 2009, que rastrean las preferencias de las personas usando cookies, para ofrecerles avisaje enfocado. Brin habría estado en contra de este sistema, mientras que Page habría sido más flexible al respecto. Cabe recordar que Brin tiene una historia de protección a los derechos de las personas, y fue quien impulsó la salida de Google de China por la censura, pese a los intereses comerciales de la empresa en ese país.

Aún así, Brin parece haber cedido al final y ahora Google utiliza datos de búsquedas, vistas en YouTube y hasta registros de Gmail para segmentar anuncios, además de tener en la lista de “lluvia de ideas” implementar otras herramientas como recomendaciones sociales (algo parecido al botón “Me Gusta” de Facebook) y potenciar la información que se obtiene con cookies.

No está claro qué será lo que Google decidirá al final, pero sin duda es un tema ante el cual vale la pena estar atentos.

Link: Google agonizes on privacy as advertising world vaults ahead (WSJ via Gizmodo)